Memoria Sísmica

Memoria Sísmica

Tratando de ser lo más objetiva, te diré que sufrimos mucho. Apenas están iniciando las labores de reconstrucción porque no aceptaríamos créditos de nadie

La solidaridad se activa en estas emergencias. Y ese aire de solidaridad trascendió cuando pedimos un minuto de silencio y la gente levantó el puño

De pronto, todo empezó a moverse; me inundó el terror. Yo, en shock, inmóvil, a un paso del vacío. Entonces sonó la alerta sísmica

Permíteme presentar mi cuerpo, separado con violencia. Te hablo a ti, que me ves agrietada, irreconocible, en esta casa de los Condes Heras y Soto

A veces sueño con temblores. Cuando me despierto y todo se mueve creo que sigo en un sueño, pero una vez sí era un temblor de verdad. Me quedó un trauma

Una nube de polvo blanca venía caminando. La gente gritaba, esperando que algún policía pudiera decir qué hacer; todos opinábamos, pero nadie sabía nada

En Oaxaca tiembla todos los días, ya estamos acostumbrados, pero era como si… no sé… no encuentro palabras o comparación alguna para describir lo que vi ahí

Ahora me llega el recuerdo del sismo del 99 en mi comunidad: para algunos el peor, para otros uno más. Para mí fue el asombre de la tierra moviéndose

Estaba en la sofá, en casa de mis papás, en Francia, tratando de decirme, no paniquees, pensando, no tembló tanto

La vibración recorre todo mi cuerpo: empieza a kilómetros de distancia, pasa a través de capas de tierra, asfalto y varilla hasta hacer contacto con mi piel