Intelectura

Intelectura

Acaso tal mella pueda tomarse como una tenue explicación para que un individuo, al verse imbuido por una gran cantidad de poder (por ejemplo, el poder supremo en un determinado gobierno) quisiera replicar tales tramas y situaciones como si el devenir de un país entero fuese una historieta.

La queja es constante y razonable: la presencia del monopolio, el contubernio del duopolio, la inexistencia de la tercera cadena. La televisión abierta o generalista en México, lo he mencionado en varias ocasiones, está anquilosada, limitada y en franca connivencia con los poderes gubernamentales y partidistas.

Strike uno- wOBA, WHIP, BABIP, SIERA, WAR, UZR. Crípticas siglas para los no iniciados pero útiles parámetros para quienes conocen su significado, sus aplicaciones y su trascendencia.

 

Aquélla que se necesita para lidiar con la escena pública, con el escrutinio de quienes discrepan, con las opiniones divergentes o incluso las contrarias. Es el talante idóneo, pues, para quien decide subir a la palestra como figura pública o como servidor público; es uno de los rasgos necesarísimos para los aspirantes a la representación popular, toda vez que ésta implica por definición el aglutinamiento de una multiplicidad de voces y por ende de opiniones.

El alba no halla obstáculos para iluminar a plenitud la menuda ladera de la legendaria colina. Al haber sido escenario de una de las refriegas que abonaron a la identidad de la nación, el cerro se yergue altivo por su carácter histórico que trasciende al geográfico. Es allá, en lo alto, donde se encuentra la morada feudal, misterioso aposento que guarda los pormenores de su temporal ocupante, cuyas peripecias, desfiguros e iniquidades parecieran emanados de relatos propios del más enredado melodrama.

 

El big bang de los datos está ya aquí. Una mayor facilidad en la búsqueda, producción, digitalización y publicación de la información es una constante que hemos observado en los últimos 70 años, con el advenimiento de las computadoras, primero, y con el de Internet, más recientemente.

Ó 150. O una centena y media. O para mayor precisión, el número Dunbar. Guarismo que, desde hace 250 mil años permanece estático y que se refiere al límite aproximado de personas, en términos cognitivos, con los que podemos constituir relaciones estables. En efecto, el antropólogo y psicólogo evolucionista británico Robin Dunbar fijó dicho linde tanto para los individuos habitantes de una aldea primitiva como para los posmodernos e hiperconectados residentes del planeta de las redes sociales.

¡Vivan los héroes que nos dieron patria!, ¡Viva México! (ter). Gritos que retumbaron en un sinnúmero de zócalos y plazas de ciudades y pueblos a lo largo y ancho de nuestro país, acompañados de pirotecnia, antojitos, atuendos y parafernalia tricolores, bebidas alcohólicas y, por supuesto, otros muchos gritos. Todo ello para conmemorar el ducentésimo segundo aniversario de la gesta iniciada por Hidalgo y sus co-conspiradores y culminada por Iturbide y Guerrero.