Tags Posts tagged with "José Luis Prado"

José Luis Prado

A caballo entre la novela y el ensayo, el sudafricano J. M. Coetzee en Elizabeth Costello, nos ofrece la historia de una especie de alter ego que, con el recurso de las conferencias, nos va planteando algunas de las preocupaciones propias del autor de Desgracia.

Me gustaría pensar que Thomas Bernhard es un autor que poco a poco va perdiendo su cualidad de desconocido; es, por lo demás, un escritor que me recuerda que la densidad en la prosa no está en la extensión sino en la sintaxis que comulga perfectamente con el fondo.

José Luis Prado @pepepradog Cosmonauta (Fondo editorial Tierra Adentro, 2011) de Daniel Espartaco Sánchez es un libro que apela a cierta nostalgia, produce en cada relato...

El libro Siete casas vacías (Páginas de espuma, 2015.) de la narradora argentina Samanta Schweblin, que fue merecedor del Premio Internacional Narrativa Breve Ribera del Duero, no da concesiones al sentimentalismo, con una prosa cuidada, plantea un espacio en el que, por momentos, sentimos movernos por pequeñas pesadillas.

En un ensayo Italo Calvino se refiere a la frase latina Festina lente, apresurarse despacio; donde la mariposa y el cangrejo representan a dos animales con formas simétricas pero que, en palabras del autor de las Ciudades Invisibles, establecen una inesperada armonía.

Relatos enfermos es una antología de cuentos en la que encontramos al cuerpo como principal protagonista, en los relatos notamos su desorden y desvanecimiento; la enfermedad muestra la desarticulación del cuerpo como espacio narrativo, algunas veces, la sintaxis está colocada como síntoma.

En una conversación con Enrique Vila-Matas, Juan Villoro recuerda una anécdota en la que la frase “Viajar perder países” supuestamente atribuida a Pessoa y utilizada en un libro del autor catalán, rompe el espacio de la ficción para insertarse en el mundo real.

El centauro de los géneros, dijo Alfonso Reyes, refiriéndose al ensayo. De la literatura es, quizá, el que siempre se mueve en la frontera del pensamiento, ya que para este no las hay, no tiene una casa, siempre está viajando y pasa la noche en casa ajena; en este caso en particular, se ha detenido en el libro El rey de las Bananas

uienes conocen la obra del francés Georges Perec saben, indiscutiblemente, que se enfrentan a algo más que una historia. El también miembro de OuLiPo, acrónimo de Ouvroir de littérature potentielle, que traducimos como Taller de literatura potencial, es una de las voces más importantes de la segunda mitad del siglo XX.

Si existe algún empleo en el que haya una convivencia plena entre la cotidianeidad y la literatura es, me parece, la del bibliotecario. El espacio de aquel universo, que en palabras de Borges llamamos biblioteca, se compone de citas interminables, ahí es donde, imagino, vive este sujeto que conoce los secretos de algunos libros.