Authors Posts by Martín López Calva

Martín López Calva

224 POSTS 0 COMMENTS
*Doctor en Educación por la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Ha hecho dos estancias postdoctorales como Lonergan Fellow en el Lonergan Institute de Boston College (1997-1998 y 2006-2007) y publicado dieciocho libros, cuarenta artículos y siete capítulos de libros. Actualmente es académico de tiempo completo en el doctorado en Pedagogía de la UPAEP. Fue coordinador del doctorado interinstitucional en Educación en la UIA Puebla (2007-2012) donde trabajó como académico de tiempo completo de 1988 a 2012 y sigue participando como tutor en el doctorado interinstitucional en Educación. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (nivel 1), del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE), de la Red Nacional de Investigadores en Educación y Valores que actualmente preside (2011-2014), de la Asociación Latinoamericana de Filosofía de la Educación y de la International Network of Philosophers of Education. Trabaja en las líneas de filosofía humanista y Educación, Ética profesional y “Sujetos y procesos educativos”.

Cantando al dinero llegamos a este momento de crisis profunda y generalizada en el país. Cantando al dinero porque según nos dicen la televisión y todos los medios, el dinero abre todas las puertas y como dice el poeta, es “la llave de la vida jocunda, la vara del milagro, el instrumento de la resurrección”.

Hemos hablado en este espacio del tema de la desmoralización social como una grave enfermedad, producto y productora de las estructuras económicas, políticas y sociales de nuestro país que parecen no tener remedio en sus mecanismos de generación sistemática de desigualdad, exclusión, injusticia, impunidad y violencia.

Policías asociados con criminales, autoridades que encabezan la delincuencia organizada, partidos políticos que postulan y defienden candidatos que extorsionan y asesinan, diputados que asignan presupuestos a cambio de “moches”, instituciones colonizadas por el narco, ciudadanos víctimas de extorsión, secuestros, asaltos, jóvenes desaparecidos y asesinados, impunidad absoluta, desamparo absoluto.

¿Qué les queda a los jóvenes? Me pregunto hoy junto con el poeta. ¿Qué les queda a los jóvenes después de lo que hemos vivido la semana pasada, justamente alrededor del dos de octubre que es símbolo, mito y desafortunada realidad aún vigente? ¿Qué les queda en un país contradictorio y desafiante, en un México que parece tercamente resistente a cambiar pero que al mismo tiempo envía señales de cambio? ¿Qué puede quedarle a los jóvenes en un país que sigue matando a sus jóvenes? ¿Qué puede quedarles en un país que sin embargo es testigo de la forma en que se organizan, presionan, protestan, participan y de pronto da algunas señales de apertura, de escucha, de que se les puede tomar en cuenta?

El mundo en que hoy vivimos está empeñado en una carrera frenética hacia ninguna parte. Vivimos de prisa en un sistema en el que la prisa por producir debida a la prisa por consumir a causa de lo que desechamos casi sin usar, también de prisa, es el resultado de la obsolescencia programada, es decir, de la cuidadosa planificación de la producción de cosas que no duren para generar artificialmente la prisa por esta cadena de producción y consumo.

Desde la primera vez que leí esta frase de Morin me impresionó porque toca un punto central del comportamiento de las personas y de los grupos humanos, un elemento que ha provocado enormes conflictos, guerras, tensiones, incomprensión y exclusión a lo largo de la historia.

El nacionalismo es una enfermedad que se cura viajando” dicen que afirmó el escritor Pío Baroja. “Amo demasiado a mi país para ser nacionalista” dijo el filósofo y escritor existencialista Albert Camus.

Martín López Calva @M_Lopezcalva  “Educar en el pensamiento complejo debe  ayudarnos a salir del estado de desarticulación y fragmentación del saber contemporáneo y de un pensamiento...

Martín López Calva @M_Lopezcalva "Para mantener lo consolidado, hace falta regenerarlo constantemente... Todo aquello que no se regenera se degenera". Edgar Morin. La frase de Morin es contundente y...

Una de las razones más poderosas y persistentes para desesperar en el contexto de nuestra educación nacional es sin duda la de la inequidad de una escuela que contribuye a la reproducción de la situación de injusticia social en la que vivimos en lugar de ser un factor para combatirla. La educación sigue siendo parte del problema y no elemento de la solución de un país injusto y desigual que genera una educación injusta y desigual que lo regenera, en un círculo vicioso que parece imposible de revertir.