Empoderamiento económico de las mujeres rurales es necesario contra crisis por COVID
El empoderamiento económico de las mujeres rurales, afrodescendientes e indígenas será necesario para combatir la pobreza y el hambre que se incrementó en América Latina y el Caribe con la pandemia de COVID-19
Por IPS Noticias @
15 de octubre, 2020
Comparte

El combate a la pobreza y el hambre que se incrementan en América Latina y el Caribe con la pandemia COVID-19 requiere del empoderamiento económico de las mujeres rurales, afrodescendientes e indígenas, destacó este jueves 15 un llamado de la FAO y otras 27 instituciones vinculadas a la agricultura y la alimentación.

Ese empoderamiento debe concretarse en regulaciones, políticas y programas que permitan a las mujeres rurales acceder de manera equitativa a recursos productivos, a la protección social, a la capacitación y a la toma de decisiones, indicó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El actual contexto requiere de una reacción que responda con urgencia al COVID y a la vez avance hacia el ejercicio igualitario de los derechos de hombres y mujeres, postuló la declaración de la FAO y 27 entidades públicas, privadas y multilaterales de la región con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales.

La declaración recordó que, durante la pandemia, las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes que trabajan en el mundo rural continuaron sus labores para responder a la demanda de alimentos en las ciudades, en las comunidades rurales y en sus propias familias.

También te puede interesar: Trabajo en casa no remunerado de mujeres representa cuarta parte del PIB en México

Sin embargo, “realizan sus actividades productivas enfrentando desigualdades como el trabajo  informal, la sobrecarga de labores domésticas no remuneradas, y la dificultad para acceder a recursos productivos como la tierra, el agua, insumos agrícolas, financiamiento, seguros y capacitación”.

También enfrentan barreras para comercializar sus productos en los mercados, además del incremento de la violencia de género que se ha visto durante la pandemia, recordó el documento divulgado en esta capital.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señaló que la pobreza extrema en las zonas rurales podría alcanzar este año la cifra inédita de 42 por ciento, al quedar en esa situación 96 millones de personas en vez de los 68 millones que había en 2019.

De los 10 millones de habitantes rurales cuyos ingresos no alcanzarían siquiera para cubrir necesidades alimentarias básicas, seis millones serán mujeres, según la Cepal.

Ya hace dos años, 8,4 por ciento de las mujeres de América Latina y el Caribe experimentaban inseguridad alimentaria severa, en comparación con 6,9 por ciento de los hombres.

Continuar leyendo en IPS Noticias

*Foto de portada: Las mujeres rurales han continuado la producción de alimentos bajo el peso de nuevas cargas derivadas de la pandemia COVID-19/  Foto: FAO

Comparte
IPS Noticias