El carro ya no es el rey de la calle: Consejo de movilidad Puebla
De acuerdo con expertos en movilidad, realizar acciones como cruces peatonales a nivel de piso y ciclovías confinadas da un mensaje claro: la prioridad son los peatones y ciclistas
Por Dafne García @DafneBetsabe2
01 de octubre, 2020
Comparte

En el marco del Día mundial sin auto, el 22 de septiembre, la Secretaría de Movilidad (Semovi) del Ayuntamiento de Puebla anunció el retiro de cinco puentes peatonales y la construcción de pasos peatonales a ras de piso en La Margarita, la CAPU, boulevard Esteban de Antuñano y 3 poniente, prolongación Reforma y 3 poniente, y San José Vistahermosa.

De acuerdo con Xavier Treviño Theesz, codirector de Céntrico (equipo de especialistas en planeación, diseño, implementación y evaluación de proyectos de movilidad urbana sustentable), esta acción habla de darle la prioridad al peatón en el tema de movilidad, pues un puente implica que las personas tengan que recorrer una mayor distancia para cruzar y no es amigable para personas con problemas de movilidad. 

 “El primer criterio que tienes que imponer en los cruces peatonales es la movilidad peatonal, y ya después poner la movilidad de los vehículos”, comenta Teviño en entrevista para LADO B. Es por eso que los cruces a nivel de piso cómo los que plantea la Semovi para Puebla, son la mejor solución para que las personas puedan cruzar una avenida.

También puedes leer: Hacia una nueva movilidad: privilegiar el uso de bicicletas y los traslados a pie

Por otra parte, durante la conferencia de prensa de Semovi, el secretario de Movilidad, Eduardo Covián anunció que los 26 kilómetros de ciclovías emergentes que se realizaron debido a la pandemia por el SARS-CoV-2 se empezarán a confinar para hacerlas permanentes a partir del 30 de septiembre.

Esto quiere decir, que se incluirá la infraestructura y el diseño necesarios para que estas ciclovías estén debidamente marcadas y establecidas. 

En cuanto a esto, la directora del Consejo de Movilidad Puebla, Claudia Orea Creo, en entrevista para esta casa editorial, comentó que este es un cambio positivo para la movilidad en la ciudad; sin embargo, esta estrategia deberá de ir acompañada de un trabajo intersecretarial para asegurar que las ciclovías no se invadan.

Cambiar el paradigma de la movilidad

movilidad Puebla

Foto: Mayra Guarneros

Claudia Orea destaca que cuando se hacen cruces a nivel de piso se le da más importancia a las personas que caminan, en especial a las más vulnerables (niños, mujeres embarazadas, adultos mayores o personas con discapacidad).

Así pues, con los pasos peatonales “se le da prioridad y se le da seguridad [al peatón]. Al crear estos pasos a nivel, lo que se hace es [dar] un mensaje claro de: El carro ya no es el rey de la calle; quien es el rey de la calle es el peatón”, menciona Orea.

Asimismo, la activista agrega que con los cruces peatonales a nivel de piso se puede esperar que existan menos hechos de tránsito que involucren a peatones y, en el caso de que estos sucedan, que las heridas en las víctimas sean menos letales, pues obligan de distintas formas a que los automovilistas tengan que reducir la velocidad o definitivamente, detenerse. 

Según el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia de la Ciudad de México, el 85% de los peatones opta por cruzar a nivel de calle aún teniendo la alternativa de un puente peatonal (por su poca accesibilidad). Esto ha devenido en que, de acuerdo con datos de la organización Liga Peatonal, en esta ciudad, uno de cada tres atropellamientos ocurran a 300 metros de estos puentes. 

Por ello, es vital que los pasos peatonales sean implementados, pensando en optimizar la movilidad de aquellas personas que no usan los puentes peatonales, ya que son infraestructuras inseguras, excluyentes e inservibles.

Estos cruces buscan, pues, desde su diseño, reducir la velocidad de los coches y acortar la distancias para cruzar las avenidas, mediante estrategias efectivas de señalización, ampliación de las banquetas y adecuación de tiempos semafóricos.

Sin embargo, la especialista  señala que se deben tener ciertas consideraciones para, de verdad, procurar su buen funcionamiento. Por ejemplo, el diseño de los cruces no debe incluir texturas o material que obstaculice el paso de personas con sillas de ruedas, muletas o bastón.

También se debe cuidar que no haya encharcamientos en el área de cruce, y que los tiempos que se dan para cruzar la avenida sean los adecuados, es decir, que no sean plazos muy cortos, ya que esto dificultaría que las personas más vulnerables puedan cruzar de forma segura.

Ciclovías permanentes

Foto: Marlene Martínez

En cuanto a las ciclovías creadas a partir de la pandemia por COVID-19 que se confinarán para hacerlas permanentes, Xavier Treviño señala que estas también traerán beneficios para la ciudadanía, pues propiciarán aún más el uso de los viajes en bicicletas y aumentarán la percepción de seguridad para los ciclistas.

“No es que el confinamiento te proteja totalmente, pero (…) creo que dan un mensaje muy bueno a ciclistas para que estén más seguros de que tienen derechos, y a los automovilistas para decirles: ¡Ojo! Y eso sí cambia conductas”, enfatiza el especialista.

No obstante, respecto a este tema, Orea considera que no es suficiente confinar las ciclovías, pues, aunque ayudarán a disminuir un poco la invasión a estas por parte de los carros, no eliminará este hecho por completo.

Para que deje de haber una invasión, la experta en movilidad comenta que es necesario un “trabajo intersecretarial óptimo”, en donde cada secretaría haga sus funciones. Por ejemplo, “la Secretaría de Seguridad Ciudadana [debe hacer] su chamba de poner las multas que se necesitan. También se requiere de un trabajo con Gobernación y la propia Semovi para hablar con los locatarios, con las personas que habitan las calles, con los franeleros”, concientizarlos respecto a que no pueden ocupar la ciclovía para estacionar sus vehículos”.

De lo contrario, seguiremos teniendo ciclovías confinadas que no provean un espacio seguro para los ciclistas, agrega Orea. 

Sin embargo, considera que sí es una muy buena decisión el hacer permanente las ciclovías con este confinamiento que plantea la Semovi, ya que ayudará a aumentar aún más los viajes en bicicleta.

“Ya tenemos más ciclistas en las calles, eso ya es un hecho, lo que sí es que podemos [hacer] que más personas usen las ciclovías, y proveer [tanto a nuevos ciclistas como a los que ya estaban] de infraestructuras seguras; eso siempre incentiva”. Esto es importante también en el sentido de que, a mayor número de personas que usen la bicicleta, habrá una mayor demanda de infraestructura, concluye Orea.

***

Puedes consultar la página de Céntrico aquí, y ver la Conferencia en donde se anuncia el retiro de los puentes peatonales en este enlace.

 

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Dafne García