Cero pesos para programas que fomenten la gestión de residuos en Puebla
Coordinador del Sistema de Limpia señala que la cultura de gestión de residuos es “nula”; sin embargo, fomentarla es parte de las obligaciones de ley para el organismo
Por Sam Nolasco @aguunda
08 de octubre, 2020
Comparte

En el presupuesto del Sistema de Limpia de Puebla capital se proyectan acciones que pretenden mejorar la gestión de residuos sólidos en la ciudad, como los 530 talleres de educación ambiental 3R (reduce, reutiliza y recicla) destinados a la población; sin embargo, esta actividad del programa “Puebla Casa Limpia y Sostenible” tiene cero pesos de presupuesto.

El Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) tiene asignados para este año 374 millones 939 mil 504 pesos, los cuales se distribuyen en dos áreas. La primera es para el pago fundamental de los concesionarios del servicio de limpia, recolección y del relleno sanitario de Chiltepeque, con el componente “servicio de limpia eficiente”, con 237 millones 855 mil 759, es decir, el 63.4 por ciento del total del presupuesto.

Mientras que el restante (36.5 por ciento) es para el “sistema administrativo de staff”, con 137 millones 83 mil 745 de pesos, lo que paga el aparato burocrático del organismo; dejando sin presupuesto al componente “Incorporación de hábitos ciudadanos en el manejo y disposición de residuos”, que contempla tareas sustantivas para prevenir el deterioro ambiental de Puebla con programas que fomenten un buen manejo de los residuos. 

Este último rubro se trata de una obligación para el organismo según el Reglamento de limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos sólidos del estado de Puebla, con base en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

También puedes leer:  Planean extender vida útil de relleno sanitario en Puebla pese al daño medioambiental

Puntos verdes: una iniciativa “poco rentable”

En los objetivos de la política pública del OOSL también se contempla la educación ambiental como un brazo para no abarrotar el único relleno sanitario en el municipio. Según el Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021 se implementaría el uso de los Puntos Verdes: 82 que existen actualmente distribuidos en cinco sectores de la ciudad de Puebla (de los cuales 50 fueron dispuestos apenas en julio de 2020). 

Estos Puntos Verdes tienen como objetivo que la ciudadanía pueda intercambiar desechos reciclables a cambio de beneficios”, entre los cuales se incluye crédito en transporte público, vales de despensa, o incluso aplicarlo a través de alianzas con concesionarios e iniciativa privada.

Pero hasta julio de este año, según información de OOSL, sólo el dos por ciento de la población participa en la separación de los desechos, lo que se traduce al reciclaje de 31 toneladas al mes.

“Actualmente, [la ciudadanía, a través de los puntos verdes, recicla] el 0.7 por ciento de las cerca de mil 700 toneladas que recibimos de manera diaria en el relleno sanitario”, confirmó el coordinador general del Organismo Operador del Servicio de Limpia, Salvador Martínez Rosales, quien también dijo que los poblanos tienen una nula cultura de reciclaje.

“Hicimos un estudio que nos permitiera conocer los hábitos y la cultura de [quienes habitan en la capital] en relación a la gestión de residuos sólidos urbanos; [descubrimos] que, en general, nuestra cultura [al respecto] era poca o nula”, dijo Salvador Martínez en entrevista con LADO B.

Estas cifras de reciclaje están muy por debajo de ciudades como Monterrey, que recicla el diez por ciento de ese tipo de residuos, o la Ciudad de México, que puede recuperar hasta el 12 por ciento, según dijo Juan Luis Bolaños, ingeniero en desarrollo sustentable y profesor de la Universidad Iberoamericana, basándose en los datos del Diagnóstico Básico para la Gestión Integral de los Residuos de la Semarnat.

Foto: Marlene Martínez

Luis Bolaños enfatizó que la recuperación ideal de residuos reciclables es que, de cada 100 kilos de residuos, 35 sean reciclables. «Si [el OOSL] recupera el 0.7 por ciento, están muy por debajo de lo que sería rentable», comentó a LADO B

También puedes leer:  BUAP crea campaña para reutilizar residuos plásticos

Al respecto, el coordinador de OOSL mencionó que, para reducir la basura que llega al relleno sanitario de Chiltepeque, es necesario separar residuos y concientizar a la sociedad, ya que en este lugar se dispone el 99.3 por ciento de los materiales mezclados desde 1995; también aceptó que es el único espacio a 150 kilómetros a la redonda del municipio -del que tienen conocimiento- en donde se puedan almacenar estos desechos.

Para fomentar el separado de residuos el ayuntamiento sólo realizó modificaciones en el capítulo 19 del Código Reglamentario Municipal (Coremun) en enero de 2020, donde se dictan las faltas que ameritan sanción, respecto a la disposición de los desechos desde casas o comercios, los que se generan en mercados y también las empresas concesionarias que manejan los residuos.

También puedes leer: Exceso de desechos COVID prueba capacidad para procesar residuos peligrosos en el estado

Las multas, que pueden ir de los 3 mil a los 80 mil pesos, aproximadamente, se darán por: 

  • Depositar residuos en espacios públicos, barrancas, terrenos baldíos o a cielo abierto.
  • Hacer recolecciones sin autorización del municipio por parte de las concesionarias.
  • No cumplir con los horarios, días y modalidades establecidos por el Organismo, para la recolecta de basura por parte de las concesionarias.
  • No separar los residuos, en el caso de los ciudadanos. Sin embargo, respecto a estas obligaciones, la vigilancia de inspectores sólo contemplan las faltas graves o que generen una gran cantidad aparente de contaminación, como tirar desechos tóxicos, o cadáveres de animales.

Pese a esto, el servicio de recolección mezcla los residuos, lo que implica una falta por parte de las concesionarias que contrata el municipio. Los ingresos de estas multas, según la estimación del Presupuesto de Egresos de Puebla 2020, podrían generar este año 699 mil 234 pesos en multas de limpia y 905 mil 446 pesos de contaminación ambiental.

Salvador Martínez también dijo que en la actual administración de 2018-2021 se creó un departamento de educación ambiental compuesto por quienes ya trabajaban en el organismo, además de un área de proyectos para la innovación en la gestión de residuos sólidos urbanos. Pero estas nuevas áreas no representan mayor presupuesto, ya que sólo “se hizo un movimiento estratégico de la estructura organizacional del organismo”. 

No obstante, no hay una campaña efectiva de difusión sobre los talleres y otras actividades que realizan, además de que no están calendarizadas, sino que deben ser solicitadas por los ciudadanos

El último eslabón del reciclaje, los recolectores voluntarios

La recolección diferenciada del material valorizable que llega a los Puntos Verdes, no es exacta [en su medición] porque mucha gente mezcla los residuos, y tampoco representa la mayor parte de la separación, dice Claudia Cruz Olivo, quien es directora de la asociación Al Piso No, que trabaja con la figura no promovida por el OOSL: los recolectores voluntarios.

Si bien la pepena está prohibida en Puebla, existe un empadronamiento de personas dedicadas a recuperar materiales reciclables en el municipio. Sólo en Al Piso No, hay 2 mil 500 recolectores que evitan que residuos sólidos reciclables lleguen al relleno sanitario.

“El relleno de Chiltepeque ya está abarrotado, pero con este granito de arena que ellos hacen, no llegan tantos materiales al relleno. Es una operación hormiga, prácticamente”, dijo Claudia Cruz en entrevista para LADO B.

Mientras los puntos verdes del OOSL recuperan en promedio 83.3 toneladas de los residuos valorizables en la capital del estado, tan sólo en la zona nororiente del municipio de Puebla 400 recolectores reciclan a la semana 15 toneladas de PET, aseguró Claudia Cruz.

También puedes leer: 10 cosas que debes saber sobre la prohibición de bolsas de plástico y popotes en Puebla

Las recolectoras y recolectores son aliados en la separación de residuos sólidos, y un pilar de lo que los gobiernos llaman “economía circular” (ya que ellos se dedican a separar los materiales valorizables y los llevan hasta el punto de venta). Y aunque estos residuos representan su ingreso, son los más castigados en esta cadena de reciclaje con sueldos de apenas 60 pesos al día, destacó Claudia Olivia Cruz, directora de esta agrupación.

Además, dijo que entre los materiales que más acopian los recolectores están el PET, el aluminio y el cartón. Otros materiales, como el vidrio, no representan mucha ganancia, ya que el kilo se paga a 50 centavos, y no contempla los esfuerzos y el riesgo de su recolección. 

“No se ha reconocido la labor que [quienes recolectan residuos] hacen, desafortunadamente [estas personas] son las últimas de la cadena de reciclaje y son las más castigadas en el precio, por poner un ejemplo”, destacó.

Una sola de estas personas voluntarias puede separar a la semana cinco kilos de Tetrapack, 14 kilos de plástico, cinco kilos de aluminio, 21 kilos de PET, un kilo de vidrio, 35 kilos de cartón y 12 kilos de fierros, según estadísticas de la asociación Al Piso No.

“En la parte legal tenemos todavía lagunas, en Puebla la pepena está prohibida; sin embargo, con la figura del recolector voluntario, en [la capital] son cerca de 4 mil [personas empadronadas] que se dedican a esta labor”, precisó la directora de la asociación.

Claudia Cruz también mencionó que una de las maneras en las que se podría mejorar el manejo de los residuos en el municipio es que la ciudadanía poblana tenga claras las opciones para decidir qué hacer con sus desechos; no sólo pagar sus impuestos.

Enumeró al menos tres opciones, como: llevar los residuos separados a los Puntos Verdes; “adoptar” a un recolector voluntario, o llevarlos ellos mismos a los 30 puntos de venta (en la zona nororiente de la ciudad) o centros de acopio a vender sus residuos. Es importante “darles todas las opciones [a la sociedad] para que hagan [el separado de basura], porque de nada sirve tener los Puntos Verdes si se revuelven los residuos”, finalizó.

***

Aquí puedes consultar el presupuesto del Sistema de Limpia de Puebla capital para el ejercicio fiscal 2020. Particularmente, los cero pesos para programas de cultura de gestión de residuos se encuentra en la página 198. 

Comparte
Sam Nolasco