Semarnat: tres diferentes titulares en menos de dos años
María Luisa Albores, la nueva titular de la Semarnat, llega a una dependencia sin presupuesto y en la que debe atender la “emergencia ambiental” que vive el país, de acuerdo al diagnóstico que realizó su antecesor
Por Mongabay Latam @
03 de septiembre, 2020
Comparte
Thelma Gómez Durán

En menos de dos años, el sector ambiental en México no solo ha enfrentado los mayores recortes a su presupuesto, también ha visto cómo llegan y se van los titulares de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Es la secretaría de Estado que más cambios ha tenido durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador: desde diciembre de 2018, tres diferentes personas han estado al frente de la dependencia.

El 31 de agosto, el biólogo y doctor en ciencias Víctor Toledo Manzur presentó su renuncia como titular de la Semarnat, cargo al que llegó en mayo de 2019, cuando sustituyó a Josefa González Blanco, quien solo duró poco menos de seis meses como secretaria de Medio Ambiente.

Este 2 de septiembre, en un mensaje difundido a través de un video, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la nueva titular de la Semarnat será la ingeniera agrónoma María Luisa Albores, quien estaba al frente de la Secretaría de Bienestar y de Sembrando Vida, uno de los programas sociales más importantes del gobierno de López Obrador.

Una salida anunciada

El presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó que Víctor Toledo Manzur dejaba el servicio público por motivos de salud. En el mismo video, en donde se hizo oficial su salida de la Semarnat, Víctor Toledo Manzur recalcó que la decisión de dejar la secretaría está “exenta de toda implicación política”. Sin embargo, su renuncia a la dependencia se presenta después de que, el 5 de agosto pasado, se filtró a la prensa un audio en el que se le escucha decir que la 4T —término que se refiere a la cuarta trasformación, como López Obrador define a su gobierno— “está llena de contradicciones”.

En el audio, Toledo Manzur muestra sus diferencias con varios miembros del gabinete, entre ellos secretarios de Estado, a quienes señala de favorecer los agronegocios y la minería, además de estar en contra de la agroecología y la transición energética.

También puedes leer: El COVID-19 y lo que puede enseñarnos sobre la crisis del medio ambiente

“Estamos haciendo un esfuerzo desde Semarnat —se oye decir a Toledo Manzur en el audio—, pero no estamos en un gobierno totalmente del lado nuestro, adentro hay contradicciones muy fuertes y yo, la verdad, es que (lo) veo muy difícil. No debemos idealizar la 4T… es un gobierno de contradicciones brutal y toda nuestra visión… no está para nada en el resto del gabinete y me temo que tampoco está en la cabeza del Presidente”.

En el video con el que se hizo oficial su salida de Semarnat, Toledo Manzur menciona que regresará a sus actividades como investigador del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Y aprovechó el momento para anunciar que en los próximos días se publicará un decreto sobre la prohibición del maíz transgénico y, en forma gradual, del glifosato. El hoy ex secretario buscó prohibir el uso de este herbicida en México; incluso, en noviembre de 2019 se detuvieron las importaciones del producto; eso lo enfrentó con otros miembros del gabinete y con el sector agroindustrial.

El jueves 3 de septiembre, el diario La Jornada publicó que una semana antes del cambio de titular en la Semarnat, Toledo Manzur comunicó a su equipo que desconocidos entraron a su casa, ubicada en la ciudad de Morelia, Michoacán, robaron documentos y vaciaron costales de glifosato en la azotea.

Gustavo Sánchez Valle, presidente de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Red Mocaf), resalta que la renuncia de Toledo Manzur fortalece la posición de la agroindustria que busca seguir con la inercia de seguir usando un paquete tecnológico que no necesariamente es bondadoso con el medio ambiente.

Llegar a una secretaría con recursos mínimos

Semarnat

En México se negó la importación de glifosato a finales de noviembre de 2019; a mediados de agosto, el presidente señaló que la prohibición del producto será gradual / Foto: Semarnat

La nueva secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, María Luisa Albores, es originaria de Ocosingo, Chiapas. Tiene una maestría en pedagogía del sujeto y práctica educativa por el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural (CESDR). Durante más de 10 años formó parte de la Unión de Cooperativas Tosepan, organización que lleva varios años luchando en contra de la instalación de hidroeléctricas y minas en la Sierra Norte de Puebla.

María Luisa Albores llega a encabezar a un sector ambiental que, desde el sexenio pasado, sufre de una continua disminución de su presupuesto; recortes que se han agravado durante la llamada cuarta transformación.

En 2019, el primer año de gobierno de López Obrador, al sector ambiental se le destinaron poco más de 31 mil millones de pesos (alrededor de 1400 millones de dólares); cantidad que representó seis mil millones (275 millones de dólares) menos respecto a 2018.

En 2020, pese a que el entonces secretario señaló —en octubre de 2019— que era necesario declarar una “emergencia ambiental” en el país, se redujo aún más el presupuesto para el sector: se aprobaron 29 mil millones (mil 330 millones de dólares), lo cual equivale casi a la misma cantidad que el gobierno federal destinó a Sembrando Vida, programa social que consiste en otorgar un apoyo económico mensual a quienes realicen plantaciones de árboles frutales y maderables.

Además, por la crisis económica que llegó de la mano de la pandemia por el COVID-19, todas las dependencias del gobierno federal sufrieron ajustes a su presupuesto. En el caso del sector ambiental eso llevó a que disminuyera la plantilla de personal y que se recortaran programas. Para ambientalistas y miembros de organizaciones civiles que trabajan en el tema, al sector se le ha debilitado y enfrenta un desmantelamiento. Una muestra de ello es que la subsecretaría de gestión ambiental no tiene titular desde hace poco más de un año y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ya no cuenta con delegados en cada uno de los estados; ahora solo tiene encargados de despacho.

Para Gustavo Alanis, director del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), cualquier persona que esté al frente de la Semarnat “se va a enfrentar con muchos obstáculos, si realmente quiere empujar los temas ambientales. El tema es que todo lo que tiene que ver con medio ambiente y recursos naturales no está dentro de las prioridades del presidente”.

Alanis sustenta su afirmación con varios ejemplos: la nueva Refinería de Dos Bocas se construye en una zona donde antes había manglares, sin que existiera una autorización de cambio de uso de suelo ni de impacto ambiental; se ha dado marcha atrás al impulso de las energías renovables; no se ha avanzado en las acciones para combatir el cambio climático; se impulsa la construcción del Tren Maya, sin que exista aún una Manifestación de Impacto Ambiental integral de todo el proyecto. Además, se realiza una campaña en contra de las organizaciones de la sociedad civil dedicadas a la defensa del medio ambiente.

El director de CEMDA señala que una de las primeras acciones que deberá realizar la nueva secretaria del Medio Ambiente será buscar que el sector ambiental tenga un mayor presupuesto, porque “con esa pobreza presupuestal es imposible hacer algo”.

Continuar leyendo en Mongabay Latam

*Foto de portada: La mañana del 2 de septiembre, el presidente Andrés López Obrador informó del cambio en Semarnat / Foto: Presidencia del gobierno de México 

 

Comparte
Mongabay Latam