Puebla reporta 38% más de muertes no registradas como COVID entre abril y julio
De acuerdo con datos de Animal Político y Proyecto Li, hubo mil 698 defunciones entre abril y julio de 2020 de las que no se tienen las causas exactas pero están relacionadas a la pandemia
Por Aranzazú Ayala Martínez @aranhera
08 de septiembre, 2020
Comparte

De abril a julio de 2020 fallecieron 4 mil 520 personas más en Puebla que durante el mismo periodo de 2019, de las cuales el 62 por ciento son muertes directas provocados por el virus SARS-CoV-2. El otro 38 por ciento si bien no son directas pero también pueden ser atribuidas al contexto de emergencia sanitaria.

La suma total de las defunciones registradas por el Renapo en Puebla de abril a julio es de 21,528 casos, mientras que en el mismo periodo de 2019 la cifra fue de 17 mil 7, esto significa que hubo un exceso de mortalidad de 4 mil 520 decesos.

En números concretos, 2 mil 822 fueron decesos COVID, y otros mil 698 casos perdieron la vida por el impacto de la pandemia, ya sea por un subregistro, falta de atención o por no haber acudido a los hospitales. 

Esta diferencia en las cifras es lo que se conoce como exceso de mortalidad y la información fue obtenida y analizada por Animal Político y la organización Proyecto Li, quienes usaron los datos del Registro Nacional de Población (Renapo) y sus registros de defunciones en los estados.

Exceso de mortalidad mes a mes

En Puebla, se registró el primer caso de COVID-19 el 10 de marzo y la primera defunción, el 30 de marzo.

De acuerdo con la investigación de Animal Político y Proyecto Li, en la mayoría de los estados a partir de mayo los casos aumentaron notablemente. 

En el caso particular de Puebla, la diferencia fue de mil 81 personas fallecidas durante este mes respecto al mismo periodo del 2019, de las cuales 523 fueron casos confirmados COVID de acuerdo con los datos del gobierno federal.

En junio hubo 2 mil 654 muertes más en 2020 que el mismo mes durante 2019, de las cuales 999 fueron confirmados COVID, pero hay mil 684 que no se explican con esos parámetros.

Para julio la estadística del RENAPO sumó 999 decesos más, aunque acá los decesos COVID superaron el exceso de mortalidad, pues se registraron mil 179 casos.

Las muertes no vistas de la pandemia

Aunque no se sabe con exactitud la causa de defunción de esas mil 698 personas que representan parte del excedente de mortalidad en Puebla, es posible que las muertes estén relacionadas con la pandemia de COVID-19. 

Esto no significa que directamente hayan muerto por complicaciones del virus, sino que pueden responder a factores como la reconversión hospitalaria y la falta de tratamiento de padecimientos crónicos (renales, oncológicos y cardíacos, por mencionar algunos).

El epidemiólogo Víctor Ortiz explicó a LADO B que, en estos casos, cuando hay epidemias, muchas defunciones son consecuencia de las enfermedades de base de las personas (comorbilidades), el miedo a acudir a los centros de salud, y a la propia reconversión hospitalaria, que hizo que muchos centros de salud fueran híbridos y muchos se dedicaran por completo a atender COVID-19, disminuyendo el número de consultas y lugares de atención de pacientes con otras afecciones.

Por ejemplo, personas con padecimientos oncológicos cuyo sistema inmune es de por sí débil, puede que no hayan acudido a los hospitales y por lo tanto, suspendido su tratamiento, por miedo a contagiarse del nuevo coronavirus.

También puedes leer: En Puebla 104 personas trabajadoras del sector salud han fallecido por COVID-19

Sin embargo, tampoco puede descartarse un subregistro de personas contagiadas por COVID-19, lo que puede responder a que las personas fallecidas no se hayan hecho la prueba, o se haya realizado en algún laboratorio privado no reconocido por el sector salud.

Al respecto, el epidemiólogo explicó que el problema de los subregistros podría tener su origen en el llenado de las actas de defunción, y la falta de un registro adecuado y homologado para hacer los certificados.

La metodología de esta investigación

Foto: Marlene Martínez

Animal Político y Proyecto Li hicieron un análisis de datos para calcular el exceso de mortalidad en México durante los meses de la pandemia

Su principal hallazgo fue que de abril a julio de 2020 hubo en todo México 130 mil fallecimientos más comparado con 2019, de los cuáles sólo una tercera parte está confirmado murieron por COVID-19. 

Entonces, hay 79 mil muertes de las cuales no se conoce la causa de defunción, pero se explica por tres posibles causas ya mencionadas anteriormente: un subregistro de COVID-19, por falta de atención de otros padecimientos y personas que fallecieron en sus hogares por miedo a acudir a centros de salud.

Ernesto Cervantes, de la iniciativa ciudadana Proyecto Li, explicó a LADO B que el análisis se hizo con datos del Registro Nacional de Población (Renapo) –que tiene una base de datos nacional del registro civil– tomando como comparativo sólo 2019.

Se analizó la tendencia a nivel nacional de los últimos cinco años, para conocer cuál sería lo esperado año con año. Concretamente este análisis es de 2019 contra 2020, para poder tener un panorama a nivel estado, que es donde la base de datos de Renapo tiene información más completa. 

Las cifras de defunciones de enero a marzo de 2019 y 2020 son muy parecidas; a partir de abril se empieza a ver un aumento de las defunciones. La pandemia inició oficialmente el 27 de febrero en México y la primera defunción sucedió el 18 de marzo.

Te sugerimos leer: Puebla se mantiene en meseta con menos de 500 contagios en fines de semana

De enero a marzo de 2020 hubo casi el mismo número de defunciones que en el mismo periodo de 2019: 246 mil 697 en 2019 contra 255 mil 961 en 2020, una diferencia de apenas 9 mil 264 fallecimientos, lo que refleja que el comportamiento durante el primer trimestre del año de la pandemia era el esperado. 

A partir de mayo es cuando se dispara la diferencia de defunciones, pasando de 60 mil 246 en 2019 a 90 mil 711 en 2020. Para junio hubo 53 mil 953 el año pasado y 97 mil 938 en 2020, mientras que en julio de 2019 se registraron 57 mil 756 contra 105 mil 573 en 2020.

 

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Aranzazú Ayala Martínez
Periodista en constante formación. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014. Segundo lugar Premio Rostros de la Discriminación categoría multimedia 2017. Premio Gabo 2019 por “México, el país de las 2 mil fosas”, con Quinto Elemento Lab. Becaria ICFJ programa de entrenamiento digital 2019. Colaboradora de “A dónde van los desaparecidos”