Planean extender vida útil de relleno sanitario en Puebla pese al daño medioambiental
El relleno sanitario de Chiltepeque ha funcionado desde 1995 bajo la administración de la empresa RESA, y las ampliaciones se deben al mal manejo de los residuos, apuntan expertos
Por Sam Nolasco @aguunda
27 de septiembre, 2020
Comparte
Samantha Nolasco

@aguunda 

Las ampliaciones al relleno sanitario de Chiltepeque, en la ciudad de Puebla, han dejado un costo ecológico por contaminación del suelo con infiltraciones a cuerpos de agua, y del aire por las emisiones de metano, dijo en entrevista para LADO B Juan Luis Bolaños, especialista en Manejo de Residuos de la Universidad Iberoamericana; sin embargo, el municipio de Puebla planea extender su vida útil hasta 30 años más. 

Aunque el proyecto estaba previsto inicialmente para 15 años, la infraestructura y vida útil del relleno se ha extendido bajo el manejo de la misma empresa desde 1995. El actual convenio de concesión se renovó por última vez el 28 de enero de 2008.

Bolaños explicó que una de las causantes de que el relleno de Puebla se llenara con rapidez y requiriera ampliaciones es el mal manejo de residuos, los cuales llegan mezclados (entre orgánicos y otros que podrían haber sido reciclados) al área de disposición final. 

El 30 de diciembre del 2022 el convenio de concesión del servicio de disposición final de residuos sólidos que vincula a RESA, S.A. de C.V. con el Ayuntamiento de Puebla expirará; pero el funcionamiento de este relleno sanitario se contempla por al menos otros 30 años. 

El antecedente del procedimiento de prórroga al primer contrato es que la concesión que se celebró como licitación pública con número OOSLMP/003/94 y que finalizaba en 2010, se solicitó extenderla desde cinco años previos a que finalizara y que se otorgó dos años antes de que pereciera, alargando la vida útil del relleno otros 15 años, hasta el 2022.

En esta ocasión, y a poco más de un año de distancia para la finalización de la concesión extendida, los planes de expansión parecen ser un hecho, aunque aún no se tramita la prórroga.

No hay claridad en cómo será la ampliación de la celda D

Según estima el estudio ciudadano del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim), este relleno recibe poco más de mil 408 toneladas de desechos diarios, lo que representa una tercera parte del total de basura que se genera en los hogares y empresas de todo el estado.

Francisco Romero Levet, subdirector de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos del Organismo Operador del Servicio de Limpia del Municipio de Puebla (OOSL), dijo en entrevista para LADO B que “si bien es cierto que en 2022 termina la concesión, tenemos estimada una vida útil [del relleno sanitario] de alrededor de cuatro a seis años más”, sin considerar las ampliaciones. 

El plan a mediano plazo, según el funcionario, contempla la habilitación de una cuarta ampliación del relleno (llamada celda D) que prolongue su existencia hasta 30 años más, el doble del tiempo que ha operado hasta ahora.

El coordinador general del OOSL, Salvador Martínez Rosales, explicó que el relleno sanitario tiene cuatro áreas, denominadas A, B, C y D. La celda A y B son áreas concluidas, el área C se encuentra actualmente en operación y el área D es donde se planea extender el relleno. 

“El volumen restante de la celda C se estima más o menos en 3 millones de metros cúbicos, y el volumen esperado de la celda D es de 17 millones de metros cúbicos”.

Te sugerimos: Pronto se resolverá la Manifestación de Impacto Ambiental de minera en Ixtacamaxtitlán

Estas ampliaciones, según dijeron los funcionarios, están dentro de la poligonal del predio que es propiedad de la empresa, pero a la pregunta expresa sobre si la ampliación de la celda D implica el cambio de líneas de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que colindan con el relleno, como se ha dicho en algunos medios de comunicación, la respuesta de la autoridad fue que, “en efecto, la celda D está en la zona de las torres”, sin especificar si existe un plan para mover las antenas, ya que éstas se encuentran en zona federal.

En el informe del primer trimestre de 2020 de Aristos, S.A. de C.V., la empresa propietaria de RESA, señala que hay un proyecto de ampliación de la celda C que dotaría al relleno de otros 15 años más de vida útil del relleno; hasta el momento las obras de ampliación de esta celda tienen ya un avance del 65 por ciento. A decir de la autoridad municipal, la celda C está llena apenas al 30 por ciento de su capacidad.

Esta última ampliación de la celda C, se realizó luego de las recomendaciones que hizo Conagua en 2013 a la empresa, pues señalaron que el mal manejo de lixiviados –líquido de descomposición de los residuos– estaba contaminando los mantos acuíferos de la zona que comprendía el abovedado de aguas pluviales colindante con el Parque Estatal Flor del Bosque –que se ubica al lado del relleno–; la obra fue entregada de manera tardía, lo que provocó tensión entre RESA y la gestión municipal de entonces.

Foto: Juan Luis Bolaños

El negocio de la basura

Actualmente, RESA cuenta con otros tres rellenos sanitarios en la entidad de Puebla. Adicionalmente, presta servicios de trituración de residuos sólidos urbanos a Cemex, y de limpieza del Mexicable para el gobierno del Estado de México.

Al cierre del 2019, el ingreso de RESA fue de 102 millones 255 mil pesos, de los que el 90 por ciento (92 millones 418 mil) provinieron de los rellenos sanitarios, siendo el relleno sanitario de Chiltepeque en Puebla el principal concepto.

La compañía percibe ingresos fijos mensuales del municipio por un tonelaje mensual estimado y, en caso de que este supere lo convenido, se giran notas de crédito para cobrarse en el siguiente año fiscal. Adicionalmente, comercializa los materiales separados como el vidrio, el pet, entre otros.

También el biogás es parte de sus activos. Las reservas de gas de la compañía ascendían a 417 millones 776 mil pesos en el segundo trimestre del 2020, representando el 42 por ciento del patrimonio de la compañía. 

Rellenos sanitarios son fuentes de efecto invernadero

Expertos en el manejo de residuos sólidos urbanos apuntan a una nueva tendencia mundial: no generar más residuos sólidos, ya que el confinamiento de la basura total que se genera es una de las fuentes fijas de contaminantes a la atmósfera, además de que se puede constatar el impacto que tienen los rellenos sanitarios en el espacio que les rodea. 

“La imagen del satélite es dramática, la cantidad de árboles en la zona Flor del Bosque –que es área natural protegida– se va a ir perdiendo [los árboles perecerán a causa de la contaminación] para que el relleno sanitario se amplíe”, comentó Juan Luis Bolaños, director de la consultoría Mantente Verde.

Otro de los problemas generados por los rellenos sanitarios, es el biogás –gas metano que generan los residuos orgánicos en su descomposición–, pues si no tiene una salida adecuada pueden acumularse y generar explosiones

Y aunque el relleno sanitario de Puebla sí contempla el tratamiento del biogás, al menos en teoría, ha habido incendios, según reportó Igavim en su informe, lo que implica un incumplimiento de la Norma Oficial 083 de Semarnat, que establece un control y vigilancia del biogás que se genera en los rellenos para evitar las explosiones.

“Es importante señalar que [los gases del relleno que se componen de metano] son de lo más dañinos en términos de cambio climático, se considera que es una de las fuentes fijas de gases de efecto invernadero más grandes, por eso se recomienda evitarlos; no generar basura; reciclar todo”, destacó el ecologista Arnold Ricalde, director de la asociación Organi-K, quien se encuentra trabajando para que el Senado de la República en una iniciativa de ley de economía circular que contemple el aprovechamiento y reciclado de los materiales que se desechan, y así evitar los rellenos sanitarios en México a largo plazo.

Indispensable separar basura en Puebla

Sobre el abarrotamiento de los rellenos sanitarios en el estado, el experto Luis Bolaños destacó que las políticas públicas deben modificarse para el cumplimiento de la separación de basura. 

“Actualmente, la política pública en nuestro estado no es congruente con los temas de la Ley para evitar que los rellenos sanitarios se saturen [La Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos]; porque lo que hay que hacer es promover que se fomente [la separación de residuos] en la población y que obligue [a separar]”, destacó Bolaños.

A pesar de que hay una banda de separación (espacio destinado a la separación de basura a través de máquinas) dentro del relleno sanitario, no se tienen datos oficiales de cuánta materia inorgánica, reciclables como el pet, fierro, vidrio y materia prima para combustible, para la producción de cemento y otros materiales, se están recuperando en esta zona, indicó Juan Luis Bolaños. 

Para verificar esta y más información sobre el manejo del relleno sanitario, LADO B buscó una entrevista con José Luis García Tehuitzil, director de operaciones del relleno de Chiltepeque quien se negó a responder y dijo que todo asunto debía ser tratado con el servicio de Limpia de Puebla, aunque es la empresa la encargada del manejo y las precisiones del relleno.

También puedes leer: Exceso de desechos COVID prueba capacidad para procesar residuos peligrosos en el estado

Esta área de separación tiene una capacidad de 100 toneladas de residuos por día, lo que representa sólo el 8 por ciento de lo que llega al relleno sanitario diariamente. Esto significa un reto en el manejo eficiente de los residuos, ya que de los 11 millones 729 mil 688 toneladas que, según estimaciones de Igavim, ya se han confinado en el lugar desde su apertura hasta el 30 de diciembre del 2019, el 54 por ciento son desechos inorgánicos que tuvieron la posibilidad de reciclarse. 

“No hay otra opción [otro espacio] para que Puebla pueda seguir confinando los residuos. Pero, mientras sigamos con los volúmenes de consumo que tenemos y sin hacer separación, [el problema] va a seguir creciendo, y entre más residuos mandemos [el relleno] se va llenando mucho más rápido”, precisó Bolaños.

*Foto de portada: @LimpiaPuebla

Comparte
Sam Nolasco