Spotlight: opacidad y poca coordinación en la estrategia contra feminicidios
Por Cimac Noticias @
06 de agosto, 2020
Comparte
Angélica Jocelyn Soto Espinosa

A un año de haberse presentado como una gran estrategia nacional para la erradicación del feminicidio en nuestro país, la iniciativa “Spotlight México” avanza sin estrategia, con opacidad en las acciones con el gobierno federal, sin evaluación de resultados y con un aumento en el número de mujeres asesinadas en el país.

El 29 de mayo de 2019, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó en su conferencia mañanera diaria la estrategia Spotlight, bajo la cual la Unión Europea y las Naciones Unidas darían a México 7 millones de dólares (159 millones de pesos) para la prevención y erradicación del feminicidio en el país en zonas detectadas como focos rojos, que son: Naucalpan y Ecatepec, en el Estado de México, Chihuahua y Ciudad Juárez, y Chilpancingo, en Guerrero.

La Secretaría de Gobernación (Segob) definió entonces esta iniciativa como “una de las más importantes que se hayan realizado hasta la fecha con ese propósito”. Su meta, a tres años, es conseguir 4.70 millones de niñas, mujeres, hombres y niños beneficiados directamente y 14.10 millones beneficiados indirectamente.

También puedes leer: No levantarán plantón hasta que Segob cumpla acuerdos con madres de víctimas de feminicidio

No obstante, en su primer año de acción, el número de mujeres asesinadas en México aumentó 9.74 por ciento. Tan sólo en junio de 2019 se reportaron 75 denuncias por feminicidio, mientras que en 2020 hubo 94. Cuando inició “Spotlight”, en México se asesinaba cada día a 10 mujeres; un año después, el número de mujeres asesinadas diariamente es de 11.

La violencia contra las mujeres también aumentó en dos de las entidades en las que se focaliza esta iniciativa. En Chihuahua, por ejemplo, durante junio de 2019 se registraron 22 víctimas mujeres de homicidios dolosos y feminicidio; para 2020, durante el mismo mes -último del que se tiene registro– hubo 24 víctimas.

En el Edomex, durante junio 2019 se registraron 25 víctimas de estos delitos, mientras que en el mismo mes de 2020 hubo 29. Sólo en el caso de Guerrero se registró una disminución, toda vez que, durante junio de 2019 se contabilizaron 21 víctimas de feminicidio y homicidios, mientras que un año después hubo 10.

Falta de transparencia por parte del gobierno federal

El gobierno retiró el presupuesto para AVG

Pintura en la marcha feminista del 8M. / Foto: Sonia Gerth | CIMAC Noticias

A más de un año de iniciados los trabajos, no es posible conocer con exactitud cómo se ha involucrado el gobierno federal y los estatales con esta iniciativa, ya que en las diversas solicitudes de información hechas por Cimacnoticias, la Secretaría de Gobernación y la Comisión para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) respondieron lo siguiente:

“La Conavim no cuenta con información al respecto, debido a que la iniciativa Spotlight no es un programa gubernamental que opera Conavim, sino una iniciativa de cooperación internacional financiada con fondos provenientes de la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas, dinero que es administrado y ejercido por dichos organismos internacionales, bajo sus propias normas, por lo que no son auditables para el Estado mexicano”.

Pese a ello, el gobierno federal anuncia oficialmente las acciones de Spotlight como si fueran parte de la política pública del Estado para prevenir la violencia contra las mujeres en México. Por ejemplo, en una solicitud de información hecha por Cimacnoticias para conocer el detalle de las acciones del gobierno federal para la prevención de la violencia contra las mujeres, la Conavim señaló a la iniciativa Spotlight como una de las principales acciones que llevó a cabo durante 2019 para este propósito.

Tal vez te interese: Así es la explotación sexual de las mujeres en internet (II)

Además de no informar sobre cómo se involucra el gobierno mexicano en esta iniciativa, en meses recientes el presidente de México ha hecho declaraciones que se contradicen con los objetivos Spotlight. Por ejemplo, mientras la iniciativa aseguró en sus redes sociales que las llamadas de emergencia al 911 por violencia contra las mujeres y niñas en México aumentó durante las medidas de mitigación por la COVID-19, López Obrador dijo más de una vez en sus conferencias de prensa que la violencia contra las mujeres en los hogares no había aumentado durante la pandemia. Spotlight busca, como uno de sus principales objetivos, unificar el pensamiento de las y los funcionarios públicos para que trabajen a favor de los derechos de las mujeres.

Y aún con Spotlight en curso, el gobierno mexicano decidió recortar durante la pandemia los recursos federales (no de la iniciativa) destinados para las Casas de las Mujeres Indígenas, que brindan atención de emergencia para mujeres víctimas de violencia. También quitó para la coadyuvancia de las Alertas de Violencia de Género en una de las entidades en las que opera el programa, el Estado de México.

Simulación, acciones aisladas, sin coordinación

Spotlight convocó en 2018 a la conformación de un Grupo Nacional de Referencia de la Sociedad Civil (CS-NRG), cuyo objetivo era ser un mecanismo de asesoría y apoyo para incorporar a la Iniciativa Spotlight la participación y experiencias de las OSC como defensoras y socias. Quienes lo integran son, en su mayoría, mujeres con amplia trayectoria en el movimiento de mujeres y en la defensa de los Derechos Humanos.

No obstante, en este año las integrantes del Grupo se han reunido sólo una vez y aún no definen cuáles son sus funciones. De acuerdo con lo que dijeron de manera individual a Cimacnoticias algunas integrantes de este Grupo (cuyo nombre pidieron omitir), Spotlight sólo las apoyó para la primera reunión pero no las ha vuelto a convocar.

Las integrantes –que hablaron a título personal y no a nombre del Grupo– reconocieron, como autocrítica, que ellas tampoco han tenido la proactividad para continuar de forma más constante con el proceso; no obstante, su papel es honorario (no reciben pago por su labor)  y la iniciativa no les facilita el pago de viáticos para que las que viven en otras entidades consigan llegar a la Ciudad de México.

Tampoco pudieron hacer una evaluación de la misma porque tampoco cuenta con información suficiente sobre ella. Nadie les informa sobre las convocatorias para los proyectos y desconocen, por ejemplo, cómo y por qué se contrata o eligen a las personas y organizaciones que participan en la iniciativa para el desarrollo de algunas actividades. Las defensoras afirmaron que en muchos de los casos quienes desarrollan los proyectos locales no trabajan directamente en los municipios en los que se implementa la iniciativa, no conocen el contexto local o no tienen trabajo en la sociedad civil, sino que fueron elegidas porque tienen algún vínculo con las personas que operan el programa.

Continuar leyendo en CIMAC Noticias

*Foto de portada: César Martínez López | CIMAC Noticias

Comparte
Cimac Noticias