Homeschooling: educación desde casa sin participación de las escuelas
El homeschooling es una modalidad educativa desescolarizada. En México el INEA es el encargado de validar estos estudios ante la SEP
Por Cristian Escobar Añorve @crazo70
16 de agosto, 2020
Comparte

A finales de 2012, *Cecilia y su esposo, José, tomaron una de las decisiones más difíciles de su vida: sacar a sus hijas *Fernanda y Magaly -de primero de primaria y tercero de preescolar, respectivamente- de una escuela privada, y hacerse cargo ellos mismos de su educación.

No fue una decisión tomada de improviso, sino que se venía gestando desde por lo menos un año antes. Esto, debido a que en su transitar por varias escuelas privadas -desde las de mayor prestigio en la ciudad de Puebla, hasta las que proponían modelos educativos alternos- en ninguna encontraron compromisos en los profesores ni consideraban que el ambiente en el que se desenvolvían sus hijas, fuera el más sano.

“Descubrí un día que a Fernanda le ponían la televisión y que eran películas para adolescentes. Imagínate, estábamos pagando para que los maestros les pusieran la tele”, mencionó Cecilia.

A esto se sumó que su segunda hija, Magaly, un año menor que Fernanda, tenía problemas de lectoescritura, según detectaron sus padres, pero que en la escuela este factor era pasado por alto, lo cual le traía rezago en el aprendizaje, respecto a sus otros compañeros.  

Debido a un embarazo de riesgo (de su tercer hijo), Cecilia tuvo que visitar en varias ocasiones el hospital, por lo que dejó de llevar a la escuela un par de semanas a sus hijas. Al volver se encontraron con pilas de libros y ejercicios para “ponerse al corriente con sus compañeros”. 

“Nos dimos cuenta que nosotros éramos los profesores y a la escuela sólo iban a entregar tareas y a que les dejaran más. Y al momento de evaluar, nos  dijeron que Fernanda iba a reprobar porque nunca se puso al corriente, pero que le pondrían nueve por ser una buena niña”.

Esa fue la gota que derramó el vaso, menciona Cecilia. A ellos no les importaba una calificación, sino que sus hijas aprendieran. Pero iba a ser muy difícil si no tenían el apoyo de sus profesores.

Por eso, decidieron hacerse cargo ellos mismos de la educación de sus dos hijas mayores, de todas maneras, menciona Cecilia, sentían que ya lo estaban haciendo.

Te puede interesar: El pin parental, la nueva avanzada de la agenda nacional de la derecha en Puebla

José se informó en grupos de Facebook y páginas de internet sobre un concepto que le sonaba nuevo, pero que pronto lo adoptaría como un modo de vida: homeschooling, que en español se traduce como escuela en casa.

El término homeschooling hace referencia no sólo a un modo de educación en casa, sino a una gran variedad de programas y sistemas disponibles en los que los padres son quienes escogen el mejor currículum para seguirlo desde sus hogares. 

Después de nueve años en esa modalidad/método educativo, Magaly estudia el técnico en música en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, pues se volvió una asidua pianista. Fernanda, por su parte, ha desarrollado habilidades de ilustración y diseño profesional, y planea pronto publicar su propio cómic. De acuerdo con su madre, Cecilia, tanto Magaly como Fernanda se sienten capaces de aprender cualquier tema, pues, aunque no fue fácil al comienzo, han logrado desarrollar una habilidad autodidacta al momento de estudiar -y aunque su tercer hijo sí estudia la primaria en una modalidad escolarizada, Cecilia y José no descartan volver al homeschooling-. 

homeschooling

Foto: Evgeni Tcherkasski | Pixabay

Llegar a este punto no fue fácil. Para lograr que sus hijas aprendieran sin caer en los vicios de los métodos anteriores de enseñanza, Cecilia y José necesitaron comprometerse en su totalidad con la educación de sus hijas. Al comienzo, Cecilia pasaba alrededor de seis horas diarias tratando de enseñar algunos contenidos a sus hijas sin que el resultado fuera el más óptimo.

“En un principio había cierta frustración de parte de las niñas, creían que esto sería temporal y que tarde o temprano volverían a la escuela. También me decían que querían una profesora”.

José tenía la facilidad en su trabajo de estar mucho tiempo en casa con sus hijas, a quienes le enseñaba todo lo relacionado a las matemáticas, mientras que Cecilia se solía encargar de enseñar lenguaje e historia.  

“Con el tiempo tanto las niñas como nosotros entramos en una dinámica para hacer más agradable y productiva las clases. Estudiábamos por cuatro horas y jugábamos una, pero eran juegos estimulantes. También nos apoyamos en contenidos en línea, documentales, clases que podían encontrarse en YouTube o en asesorías con profesores particulares. Nadie nos enseñó cómo hacer esto, pero siempre tratábamos de asesorarnos, de estudiar los temas, de hacerlo mejor”.

En el aspecto social, menciona Cecilia, tanto Magaly como Fernanda, al contrario de lo que pudiera pensarse, son niñas muy sociables y extrovertidas, quienes conviven con amigos de otras actividades como natación, música, con sus primos y vecinos. 

Finalmente, Cecilia menciona que si bien introducir a sus hijas a esta modalidad educativa tuvo algunas ventajas en el aspecto económico al principio, como reducir costos debido a no pagar colegiaturas, con el tiempo ella dejó de trabajar para poder tener tiempo de educar a sus hijas.

“Tampoco es que sea muy económico. En palabras simples, no gastas tanto, pero tampoco generas tanto”. 

Aquí te mencionamos los aspectos más importantes para entender la educación en casa: 

Modalidades del homeschooling

Para Aholibama Cabildo, docente particular con más de 11 años de experiencia brindando educación desde casa, y asesoría psicológica en el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (Inea), las principales razones para escoger el homeschooling es por un interés religioso, para evitar el bullying, o porque representa un menor costo económico respecto al pago de una colegiatura en una escuela privada. 

Esto último,en realidad, puede variar, ya que puede escogerse una plataforma para guiarse (las cuales tiene costos muy variados en México que van de 970 pesos hasta más de 10 mil pesos al mes) o se puede utilizar la guía que brinda la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cual no tiene ningún costo.

Así, menciona Aholibama Cabildo, en el homeschooling se marcan dos vertientes. Una en donde los padres toman el papel de los maestros y deciden educar ellos a sus hijos, como el caso de Cecilia y José; y otra cuando los padres deciden contratar a un maestro o tutor -como Cabildo- para que los asesore en esta importante labor y sean ellos quienes tomen el papel de docente.

A la vez, remarca Cabildo, en ambas modalidades los padres pueden escoger métodos pedagógicos alternos, o los contenidos que marca la SEP, aunado a que también pueden escoger el horario que más les convengan y las horas que van a tomar.  

“En mi caso como profesora particular, yo me guío mucho por su inteligencia y aprendizaje, conforme a eso trabajamos con un método pedagógico específico: puede ser el Montessori, el AMCO, el tradicional, etcétera. No todos los chicos son iguales, por eso es importante la personalización”.

Lo único constante en el homeschooling, menciona Cabildo, independiente de su modalidad, es la certificación. 

Certificación

Foto: Monoar Rahman Rony | Pixabay

Para validar ante instancias oficiales los conocimientos de sus hijos, la familia interesada deberá presentar los exámenes que realiza el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).

Cabe también mencionar que la acreditación a través del INEA sólo se puede hacer para primaria y secundaria. 

En el caso del bachillerato hay algunas opciones para acreditarlo. Una de ellas es cursar el nivel Medio Superior en el sistema abierto de la SEP o de la Subsecretaría de Educación Media Superior en línea, o bien presentar el examen que realiza el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior, aplicado por el Ceneval.

Te puede interesar: Educación en tiempos de pandemia: un atropellado regreso a clases

Otra opción es presentar el examen del Colegio de Bachilleres que se programa cuatro veces por año y evalúa siete áreas del conocimiento: matemáticas, ciencias naturales, aplicación para el trabajo, lenguaje y comunicación, así como ciencias histórico-sociales, metodología, filosofía y las divididas en las áreas de administración de recursos humanos, informática o contabilidad.

Existe otra opción que, según menciona Aholibama Cabildo, es muy buscada por los padres: la certificación en el extranjero. Esta opción se refiere a la validez oficial que la SEP otorga a los estudios homeschooling certificados en el extranjero. 

Es este caso, los padres utilizan un método avalado por algún país extranjero, y al terminarlo y obtener el certificado, pueden realizar un segundo trámite para que el gobierno mexicano se los reconozca como válido. Ese trámite se realiza en la Ciudad de México, previo registro en la siguiente página.  

Al elegir un currículo extranjero para revalidar es necesario cerciorarse que el homeschooling sea legal en ese país. Acá te dejamos algunas opciones donde consultar más información acerca de las modalidades de certificación homeschooling en el extranjero:

Homelife Academy en Tennessee, EUA. 

Royal Hollow en Texas y Florida, EUA. 

Beacon Christian Academy, en California USA, sirviendo a México y EUA. 

Liceo Naval, sirviendo a Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, España, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Para verificar esto existen unas tablas disponibles en la SEP en las que se establecen las equivalencias entre los grados estudiados en el extranjero y aquellos que se revalidarán en México.

Te recomendamos leer: #COVID-19: La educación privada, no necesariamente de élite, en riesgo

El éxito de esta modalidad, señalan tanto Cecilia como Aholibama, reside en el compromiso de los padres y la forma en que lidian con los cambios y frustraciones de sus hijos e hijas, así como la discriminación social que algunas veces otras familias imponen a quienes deciden educar a sus hijos en casa.  

La educación en casa no está regularizada en nuestro país, pero tampoco está prohibida, por lo que siempre que se opte por esta modalidad, se deberá tener en cuenta alguna opción para certificar. 

Aholibama Cabildo brinda informes gratuitamente para padres interesados en homeschooling y también para alfabetización para adultos. Puedes consultar aquí para más informes.

 

*Los nombres de la familia entrevistada son seudónimos utilizados para proteger su identidad. 

 

*Foto de portada: Pexels | Pixabay

Comparte
Cristian Escobar Añorve