España avanza en el estudio de la inmunidad a largo plazo al COVID
Investigadores de IrsiCaixa han definido la primera secuencia consenso del virus, a partir de la cual han podido hacer una lista de 3.000 péptidos que podrían activar la inmunidad a largo plazo contra la COVID
Por Agencia SINC @
16 de agosto, 2020
Comparte

La emergencia sanitaria ha llevado a la comunidad científica a hacer un gran esfuerzo para poder entender la respuesta inmunitaria contra el virus en tiempo récord, pero todavía hay muchas incógnitas a resolver.

Ahora, un estudio liderado por IrsiCaixa, centro impulsado conjuntamente por la Fundación «la Caixa» y el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, y apoyado por la campaña de mecenazgo #YoMeCorono, Grifols y el Instituto de Salud Carlos III describe la primera secuencia genética consenso del SARS-CoV-2 representativa del genoma completo de 1.700 virus. A partir de esta secuencia han podido hacer una lista de entre 1.500 y 3.000 péptidos –pequeños fragmentos de proteínas– que sirven para estudiar con un grado máximo de detalle la respuesta inmunitaria de las células T contra el coronavirus.

También puedes leer: Anuncia Rusia la primera vacuna contra la COVID-19; especialistas dudan

El artículo se ha sido publicado en la revista Vaccines. «Se trata de una herramienta clave para el análisis de la respuesta inmunitaria que permitirá acelerar la investigación y el desarrollo de una vacuna, por eso lo teníamos que hacer accesible a todo el mundo», remarcan los líderes del estudio, Christian Brander y Julia G. Prado, investigadores de IrsiCaixa.

‘Memoria’ ante futuras infecciones

El sistema inmunitario es el encargado de proteger nuestro cuerpo de patógenos como los virus. Uno de los mecanismos al detectarlos n virus es la respuesta inmunitaria adquirida, que incluye los conocidos anticuerpos, encargados de neutralizar el virus y las células T, capaces de identificar y destruir las células de nuestro cuerpo infectadas por el virus. Esta acción de las células T se conoce como inmunidad celular, es persistente en el tiempo y sirve como ‘memoria’ en futuras infecciones.

«Detectar si se ha desencadenado una respuesta inmunitaria celular es complicado, ya que hay que conocer qué partes del coronavirus activan las células T», explica el investigador asociado en IrsiCaixa Alex Olvera, primer autor del artículo junto con el investigador asociado Marc Noguera-Julian.

Continuar leyendo en Agencia SINC

*Foto de portada: Gustavo Fring | Pexels 

Comparte
Agencia SINC