Cigarros y ceniza de volcán pueden causar diabetes
Según una investigación, el cadmio puede provocar diabetes y se encuentra en cigarros, la ceniza del Popocatépetl y en aguas o suelos contaminados
Por Axel Espinosa @axelbeto
30 de agosto, 2020
Comparte

Lo creas o no, el consumo excesivo de cigarros, además de conllevar el riesgo de causar neumonías, EPOC –enfermedad pulmonar obstructiva crónica– o cáncer,  también puede hacer que desarrolles diabetes.

Así es. Esto se debe a un metal que está presente en el tabaco del cigarro: el cadmio. La investigación de doctorado en Ciencias Químicas de Víctor Enrique Sarmiento Ortega, estudiante de la BUAP, prueba justo eso. Además de apuntar que esta enfermedad también puede ser provocada por inhalar ceniza volcánica o por ingerir agua contaminada por el mismo metal.

“El cadmio es un metal pesado por definición, y por ende altamente tóxico […] se utiliza principalmente en la metalurgia, e inclusive en grandes proporciones en el tabaco del cigarro. También lo podemos encontrar en factores naturales como en la ceniza volcánica e incluso en agua de ríos y lagos, debido a la misma ceniza del volcán o por contaminación de las empresas”.

Si bien ya existen varios estudios que demuestran que el cadmio es dañino para el organismo, pues se ha comprobado que desencadena problemas hepáticos y renales, la investigación de Sarmiento se enfoca en la relación que tiene este metal con el desarrollo de diabetes.

Para desarrollar diabetes por cadmio, Victor señala que es necesario estar expuesto a este metal: inhalarlo o inclusive ingerirlo, por lo que la generación de este padecimiento dependerá del tiempo y cantidad –o dosis– de exposición.

Del mismo modo, Víctor apunta que, normalmente, en el organismo existen cantidades mínimas de cadmio que no afectan a la salud; sin embargo, este metal se puede acumular en el organismo, y desecharlo de forma natural tarda aproximadamente 30 años.

“Nosotros estamos analizando también con cuánta concentración de cadmio se puede generar diabetes […] Los resultados que tenemos hasta el momento [demuestran] que tanto las concentraciones grandes, como las mínimas, tienen el mismo efecto”.

El cadmio está en los cigarros, en la ceniza del volcán y en agua o suelos contaminados

Asimismo, Sarmiento comenta que las personas más propensas a desarrollar diabetes por cadmio, son aquellas que fuman en exceso ya que estas personas están ingiriendo el metal de forma directa. Por lo que este grupo poblacional -que en México, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en menos de dos décadas incrementó de 9 a 13 millones de personas-, está en riesgo latente.

“Al fumarlo [el cadmio en los cigarros] se inhala y entra al organismo […] Una persona fumadora [que consume de cuatro a siete cigarros por día] tiene, en promedio, cinco veces más concentración de cadmio en el organismo que alguna persona que suele fumar muy poco”.

No obstante, además de los fumadores, este estudio demuestra que las cerca de 25 millones de personas catalogadas vulnerables por vivir cerca del volcán Popocatépetl, de acuerdo con el CENAPRED, podrían desarrollar diabetes por cadmio debido a que existen cantidades de este metal en la ceniza que arroja el volcán. 

Está ceniza, de igual manera, contamina el agua almacenada en las viviendas, ríos o lagos, alrededor de los volcanes. Agua que también se ensucia por los desechos que son arrojados por las empresas metalúrgicas y las pilas que comúnmente utilizamos, que contienen cadmio.

Foto: Olga Valeria Hernández

“La cosecha de campo puede estar contaminada por cadmio, ya que para regar estos productos se suele utilizar agua contaminada de algún río o almacenada, por lo que también la cosecha de campo podría tener concentraciones de cadmio que, en algún momento, estaríamos consumiendo”.

La posibilidad de un tratamiento especializado

Para el estudiante de la BUAP, esta investigación, además de demostrar un mecanismo con el cual se puede desarrollar diabetes distinto a los ya conocidos, busca que a las personas que padecen esta enfermedad se les brinde un tratamiento personalizado, de acuerdo con la forma en que se desarrolla el padecimiento.

En el caso de diabetes por cadmio, los estudios realizados en ratas de laboratorio por Sarmiento y sus asesores de tesis, Eduardo Brambila Colombres y Samuel Treviño Mora, han demostrado que la respuesta para contrarrestar la enfermedad sería brindando antiinflamatorios y antioxidantes, tratamiento que también podría ser utilizado en humanos con resultados favorables; caso contrario a la administración de la metformina, medicina que se receta comúnmente para la diabetes.

Durante estos estudios se les administró a un grupo de ratas antiinflamatorios y antioxidantes, mientras que a otro se les dio metformina. Quien demostró una reacción positiva fue el primer grupo, en tanto que el segundo no mostró reacción alguna. Por lo que, el uso de este último fármaco no serviría realmente para el tratamiento de diabetes por cadmio. 

Así, para Sarmiento, el aporte más significativo de su estudio es entonces dar a conocer otro factor para desarrollar diabetes, pues gracias a esto las personas que sufren esta enfermedad pueden seguir un tratamiento enfocado especialmente a su condición.

*Foto de portada: Olga Valeria Hernández

Comparte
Axel Espinosa