Científicas mexicanas: la red que difunde y apoya el trabajo de mujeres en la ciencia
Esta red de mujeres busca visibilizar el trabajo de científicas en redes sociales, y cuenta con varios proyectos para apoyarlas en sus carreras
Por Dafne García @DafneBetsabe2
13 de agosto, 2020
Comparte

Ante el contexto de desigualdad existente para las mujeres en la ciencia en México, y a raíz de comentarios agresivos recibidos por hablar sobre las dificultades que estas enfrentan, Paty Rodil, biotecnóloga y Maestra en Biología molecular, inició un proyecto para crear una red de mujeres científicas en el país, a finales de febrero de este año.

En la charla Científicas mexicanas: ¿Quiénes son y dónde están?, organizada por Steminist (espacio dedicado a promover el feminismo en la ciencia), Paty Rodil explicó que el proyecto de la red Científicas Mexicanas, “empezó para crear un espacio en el que se pudiera hablar sobre el trabajo de las mujeres haciendo ciencia en México [o en el extranjero]”.

De igual manera, comentó que nació como “un espacio también para hablar sobre los retos a los que a veces nos enfrentamos como mujeres en este sistema científico en el que nos desarrollamos”.

Uno de estos retos es la brecha de representación de mujeres en la ciencia. Con base en datos de la UNESCO y CONACYT, hasta 2019, en el país sólo había un 33% de mujeres científicas, 502 catedráticas CONACYT (a comparación de los 736 hombres registrados), y 10 mil 683 investigadoras (el número de hombres es de 17 mil 947). Por otra parte, del total de becarios CONACYT el 46.5% son mujeres.

La red de mujeres mexicanas científicas y lo que hace

Foto: Facebook (Comunidad Científicas Mexicanas)

La red actualmente se compone de un grupo privado en Facebook, que es donde interactúan las mujeres científicas, y de una cuenta en la misma red social. También tienen perfiles en Twitter e Instagram, desde donde se comparten contenidos: videos en vivo, entrevistas y cápsulas informativas.

Rodil explicó que todo inició con el grupo privado de Facebook al que invitó a sus compañeras de la carrera y amigas, quienes, a su vez, invitaron a más mujeres de diversas áreas de la ciencia a unirse. Así es como la red ha crecido al grado de tener 12 mil 500 mujeres inscritas de diversas áreas de la ciencia; son bienvenidas tanto estudiantes como profesionistas.

“Realmente se ha formado esta comunidad de apoyo entre muchas personas que nos empezamos a conocer ahí adentro. No solamente es hablar sobre las experiencias y los retos, sino buscar también soluciones [a los obstáculos que enfrentan las mujeres en la ciencia]. Entonces dentro de la misma comunidad han empezado a surgir iniciativas”.

La red cuenta con un podcast semanal, programas de mentoría para mujeres de distintas áreas de la ciencia, e incluso tiene una base de datos de hechos de discriminación y violencia de género contra las mujeres que hacen ciencia en la academia y otros espacios.

Hasta el momento, el grupo de Facebook está integrado en su mayoría por mujeres que se desarrollan en las áreas exactas, ciencias de la vida y ciencias médicas, pero cada vez más se unen chicas de otras ramas de conocimiento. 

“Cuando hablamos de científicas la mayoría pensamos [en mujeres dentro de las áreas] de ciencias exactas o ciencias duras, pero realmente en la comunidad tenemos mujeres de todas las áreas”. Es por eso que para diversificar y enriquecer el intercambio en la red, buscan que se unan más mujeres de áreas como, por ejemplo, las ciencias sociales, agregó Rodil. 

Sin duda, la organización de una comunidad tan grande es difícil, pero a lo largo del camino Rodil pasó de estar sola, como administradora, a conformar un equipo de cinco mujeres en esta tarea. Además, se han establecido coordinaciones en las áreas de trabajo de diseño, podcast, blog, bolsa de trabajo, divulgación en Facebook, programa de mentorías, divulgación en Twitter e Instagram, y violencia de género en ciencia.

En particular, el grupo de interacción en Facebook ha generado una dinámica muy buena entre las mujeres: “Se ha creado un espacio [dentro del grupo privado] que esperamos que sea de seguridad y confianza para todas, donde se comparta mucha información y […] se armen discusiones científicas y se compartan artículos dentro de la comunidad”, comentó la biotecnóloga.

Entre las cosas que se pueden encontrar en el grupo destacan los apartados de: Ciencia, tecnología e innovación (divulgación, difusión, preguntas, recursos), y Oportunidades (convocatorias, becas, estancias).

Iniciativas que han surgido gracias a la red de mujeres

Ilustración: Gogo Ortiz

Por otro lado, Paty Rodil dijo que a partir de propuestas que se han hecho dentro de la comunidad, han surgido iniciativas de acción (que van desde la divulgación de ciencia,  mentorías entre cientificas de la misma red y proyectos de investigación), tanto para el público general como para las mujeres de esta red, y contó acerca de algunas.

Iniciativa de divulgación: a través de las cuentas de Científicas Mexicanas en redes sociales, con apoyo importante del equipo de diseño, se publican materiales como infografías, imágenes y cápsulas informativas. Cada semana se elige una temática (robótica, astronomía, etc.), y a lo largo de los días se van publicando contenidos relacionados con los temas.

También, parte de esta iniciativa consiste en invitar a científicas a interactuar en redes sociales con la audiencia de la red. Por ejemplo, los viernes, a través de Facebook, hay transmisiones en vivo de un tema (elegido por la científica invitada) relacionado con el tópico de la semana.

En Instagram, por otra parte, la científica invitada platica sobre su historia en la ciencia y cómo llegó a estudiar la carrera que desempeña. Mientras que, en Twitter, la invitada publica de lunes a jueves datos e información relacionada con el tema de la semana; también responde las preguntas que la audiencia le envía.

Podcast “Científicas Mexicanas”: cada jueves se sube un capítulo nuevo a Spotify y Google, con el fin de explorar el rol de las mujeres como agentes de cambio en el desarrollo científico de México. Uno de sus episodios es Científicas Mexicanas contra el SARS-CoV-2, en donde cuatro científicas mexicanas discuten sobre el trabajo que han realizado, desde diferentes áreas, para abonar al conocimiento contra este virus.

Blog: esta iniciativa aún está en desarrollo, pero planea ser un espacio para divulgación de ciencia. Se podrá leer el material dentro de la página web de Científicas mexicanas.

Asimismo, Paty Rodil comentó que hay ciertas iniciativas exclusivas para la comunidad del grupo de Facebook. Estos son algunos de los recursos con los que cuentan las científicas.

Bolsa de trabajo:  Se trata de un espacio dentro de la plataforma de LinkedIn, cuyo objetivo es “dar oportunidad a más científicas a conectarse para encontrar trabajos en distintos lugares (academia, industria, gobierno), [se busca] formar colaboraciones con espacios que ofrezcan trabajo para estas áreas”, explicó Roldin.

Mentorías: esta iniciativa involucra diversas líneas de acción. Por ejemplo, una de sus más recientes convocatorias es para una beca de un curso ofrecido por algunas científicas de la red, enfocado a estudiantes de licenciatura cuyo interés es publicar un artículo. 

El objetivo del curso es que, a través de tutorías, se les dé seguimiento a las estudiantes hasta que logren publicar un artículo que se relacione, a su vez, con el tema de su proyecto de tesis. También se busca apoyar a las mujeres para entrar a un posgrado, solicitar una beca o mejorar sus temas de investigación.

Respecto a esto último, Paty Roldin mencionó que una de las partes más emocionantes de esta iniciativa es ayudar a chicas que quieren entrar a un posgrado, practicando para las sesiones de su proceso de ingreso, así como preparar a las chicas que están a punto de titularse para tomar su examen; expertas de todo el país llegan a ayudarlas.

Violencia de género: en este proyecto se recolecta información (en una base de datos) sobre actos de violencia y discriminación por género dentro de la academia, principalmente, pero también en otros espacios donde se hace ciencia. 

“Desde el equipo de violencia de género se están documentando todos los casos (de los cuales las integrantes del grupo de Facebook han sido víctimas), y también se están organizando para generar métodos de acompañamiento y apoyo para quienes quieran denunciar o conocer los distintos sistemas de denuncia. Todas están haciendo un gran trabajo”, enfatizó la fundadora de la red.

Retos para las mujeres al hacer ciencia en México

De igual manera, Paty Roldin comentó que gracias al trabajo de investigación del proyecto “Violencia de género”, el grupo de científicas ha identificado cuatro retos principales para las mujeres que hacen ciencia en México. Esto fue lo que contó acerca de ellos.

Machismo: Han detectado mucha normalización del machismo dentro del sistema académico. Esto se ve en que actos como el acoso, o el hacer bromas hirientes, son vistos sin importancia por las personas dentro del sistema, cuando en realidad estamos hablando de agresiones hacia las mujeres.

Acoso laboral: Este se refiere al conjunto de acciones caracterizadas por ser agresiones físicas o verbales, de manera reiterada, hacia una persona por parte de un individuo o grupo dentro del entorno de trabajo. De acuerdo con los datos que han recopilado las mujeres de la red, el acoso laboral ha hecho que muchas mujeres abandonen la academia, principalmente.

Desvalorización del trabajo: No se valora el trabajo de las mujeres e incluso hay robo de propiedad intelectual. Esto sucede “cuando una mujer participa en un grupo, genera cierto conocimiento y después el crédito se lo lleva alguien más (también puede ser una mujer, normalmente en una posición de poder) […] No hay derechos sobre la investigación, y es algo que se ha normalizado”, explica Roldin.

Maternidad: Por ser madres, las mujeres científicas son discriminadas. En muchos lugares de trabajo o posgrados, a veces se les pide que firmen cartas en donde se comprometan a no embarazarse, ni a ser madres, para poder ser aceptadas. Esto pone a las mujeres en posiciones muy difíciles para poder realizar sus actividades a nivel personal y sus carreras.

Sin embargo, Paty Roldin mencionó que pese a estos retos, una de las cosas que la inspira a continuar con el proyecto de Científicas Mexicanas es que han logrado que haya mucho apoyo y aprendizaje dentro de la comunidad del grupo de Facebook, y considera que “sólo por haber logrado que una mujer logre su sueño [dentro de la ciencia, gracias a esta red de apoyo] ha valido la pena crear esta comunidad”.

*Ilustración de portada: Gogo Ortiz

Comparte
Dafne García