Barbosa gastó $131.5 mdp en publicidad oficial en 2019, sólo transparenta el 20%
En un año el gobierno de Barbosa sólo ha publicado un contrato por 600 mil pesos y facturas por 27.3 millones de pesos del gasto en su política de Comunicación Social, del resto no hay información pública
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
17 de agosto, 2020
Comparte

Nota del reportero: Esta nota fue publicada originalmente con esta cabeza: «Barbosa gastó 131.5 millones en comunicación social en 2019 sin transparentarlos», pero la información era incorrecta. El gobierno del estado sí publicó en la Plataforma de Transparencia facturas por 27.3 millones de pesos de su gasto en medios, es decir el 20% del gasto ejercido. Les ofrecemos una disculpa a los lectores. Queda pendiente que el gobierno explique qué pasó con el 80% restante del gasto no transparentado.


La transparencia en el gasto en Comunicación Social en el gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta no es una prioridad, ni siquiera porque legalmente está obligado a ello. 

webinar

En un año de trabajo del actual gobernador sólo ha cumplido con su obligación de transparentar el 20% del gasto total reportado en la Cuenta Pública 2019 destinados a la política de Comunicación Social: 131.5 millones. De 2020 aún no hay datos pues la pandemia le puso pausa a los plazos legales.

Las facturas publicadas en la Plataforma Nacional de Transparencia dan cuenta del destino de 27.3 millones de pesos, pagados a 32 empresas periodísticas a partir de agosto de 2019, mes en el que inició el periodo de la actual administración. Del resto del dinero no hay registro.

El gasto facturado en 2019 se concentra principalmente en siete empresas periodísticas: Cinco Radio (5.9 millones), Status (2.4), Televisa (2.0), Imagen Puebla, Intolerancia, La Jornada de Oriente y Grupo Oro (cada una con 1.9 millones de pesos respectivamente).

Acá el listado completo

Los 131.5 millones de Barbosa

En el informe de la Cuenta Pública de 2019 se registra un gasto total por parte la coordinación de Comunicación y Agenda Digital que encabeza Verónica Velez de 97.3 millones de pesos en ese año.

Es cierto, la Cuenta Pública considera el gasto ejercido en todo el 2019, y no desglosa específicamente l periodo de Barbosa. Es decir, el documento incluye lo que se gastó en el interinato de Guillermo Pacheco Pulido y en el primer semestre del gobierno actual.

En la Plataforma Nacional de Transparencia es posible hallar los contratos del interinato de Pacheco Pulido. Son documentos (de los que LADO B tiene copia) que avalan el gasto de 23.4 millones de pesos firmados –todos– en febrero de 2019, cuando entró en funciones el gobierno interino y con vigencia hasta el 31 de julio, día en que concluyó el interinato.

Con estos datos podemos inferir que el gobierno de Barbosa gastó en sus primeros cinco meses en el poder 73.9 millones de pesos a través de la coordinación de Comunicación y Agenda Digital que encabeza Verónica Vélez. De ese monto solo hay un contrato público por 600 mil pesos y 32 facturas por 27.3 millones de pesos.

También puedes leer: Confrontación y rudeza innecesaria, la política de comunicación de Barbosa.

Esa coordinación no fue la única entidad que gastó recursos públicos en la partida presupuestal 3600, la que concentra el gasto de Comunicación Social. 

El Poder Ejecutivo (que incluye a todas las secretarías y a la oficina del gobernador) también tuvo un gasto en ese rubro de 57.6 millones en 2019, de acuerdo con los datos de la Cuenta Pública, de ese gasto no hay contratos o facturas en la Plataforma Nacional de Transparencia hasta el día de hoy.

Sobre el 2020, la Ley de Egresos de este año reporta un presupuesto de 78 millones de pesos a ejercer por parte de la coordinación de Comunicación y Agenda Digital. Ni uno solo de esos pesos ha sido transparentado hasta el momento.

Se pidió una entrevista con la coordinadora de Comunicación y Agenda Digital para aclarar esa información sin que al cierre de edición se haya recibido respuesta.

 

Opacidad, la constante

Foto: @MBarbosaMX | Twitter

El 10 de junio la secretaria de Administración, Rosa Urtuzuástegui Carrillo, y el subsecretario de Transparencia y Gobierno Digital, Jesús Ramírez Díaz, anunciaron la puesta en operaciones de la página Transparencia COVID-19. Un sitio que, dijeron, tendría actualizaciones permanentes y donde se podría consultar todo el gasto relacionado con la atención de la pandemia.

Pero el sitio ni tiene actualizaciones constantes, como se puede observar en el reporte del gasto erogado por la Secretaría de Salud, pues el periodo reportado sólo incluye los meses entre marzo y mayo (el 2do trimestre del año); ni incluye todo el gasto. 

En el listado de dependencias que reportan gasto en el periodo COVID no se incluye a la Coordinación General de Comunicación y Agenda Digital, a pesar de que en los medios poblanos se lanzaron campañas a través de banners para informar sobre las acciones gubernamentales para atender la pandemia, como la de “Súmate al #PactoComunitario”.

La página que el gobierno del estado habilitó para publicar información sobre la atención de la pandemia no fue una concesión gubernamental. Fue la presión que ejerció el Comité de Participación Ciudadano del Sistema Estatal Anticorrupción, en conjunto con varias decenas de organizaciones civiles, lo que provocó la respuesta de la administración barbosista.

También puedes leer: Continúa la simulación de transparencia en Puebla con Barbosa

Así, han transcurrido casi ocho meses de este año y la información escasea. Por ejemplo, la Secretaría de Salud ha subido sólo un contrato a la Plataforma Nacional de Transparencia de su gasto en todo el 2020. El documento se firmó el 27 de diciembre de 2019, pero el servicio contratado se aplicó entre el 1 de enero y el 29 de febrero de 2020.

Al respecto, dice Jorge Machuca, periodista que analizó la esfera mediática poblana durante las elecciones en uno de los libros de la trilogía Dinero Ilegal, elecciones al mejor postor en Puebla, publicada por Puebla Contra la Corrupción y la Impunidad (PCCI), en materia de transparencia de la información “lo que veo es puro gatopardismo, llanamente”.

Y hace mención de la página de transparencia COVID, así como de las deficiencias de la información que también señalaron la delegación Puebla de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información y el Nodo de Transparencia en un análisis realizado en junio pasado, pues no permite conocer a detalle el nombre de las empresas proveedoras o el costo específico de los productos y servicios contratados.

Al respecto, Roberto Alonso, coordinador del Observatorio de Participación Social y Calidad Democrática de la Ibero Puebla, sostiene que una de las grandes asignaturas pendientes en el estado es justo la discusión del gasto publicitario gubernamental.

Y esa discusión pasa, primero, por la obligación del gobierno de transparentar su gasto en la materia. Una obligación que a un año de gobierno no ha cumplido.

Con información de Valeria Rodríguez Nava

Comparte
Ernesto Aroche Aguilar