Millones de pequeñas empresas están en riesgo en América Latina
Por IPS Noticias @
07 de julio, 2020
Comparte

Unos 2,7 millones de pequeñas y micro empresas de América Latina y el Caribe podrían cerrar por la crisis económica derivada de la COVID-19, y se perderían 8,5 millones de empleos, señaló este viernes 3 un nuevo informe de la Cepal.

La mayoría de las afectadas, unos 2,6 millones, serán microempresas, en medio de una crisis que “ha llevado a la suspensión total o parcial de las actividades productivas, redundando en desempleo”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe).

Si la contracción económica en la región alcanza una caída de -9,4 por ciento, como estimó el Fondo Monetario Internacional, el desempleo podría alcanzar a 41 millones de personas en vez de los 26 millones de desempleados que había en 2019, señaló por su parte la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El cálculo de que se perderían 8,5 millones de empleos al cerrar 2,7 millones de pequeñas empresas no incluye la reducción del empleo posible en las grandes empresas, indicó la Cepal, desde su sede en Santiago de Chile.

También puedes leer: #COVID-19, la peor crisis laboral desde la Segunda Guerra Mundial: OIT

Los sectores más afectados son el comercio mayorista y minorista, las actividades comunitarias sociales y personales, los hoteles y restaurantes, las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, y las manufacturas.

Por ejemplo, el comercio perderá 1,4 millones de empresas y cuatro millones de empleos formales, mientras que el turismo perderá por lo menos 290 000 empresas y un millón de puestos de trabajo.

En conjunto, los sectores más afectados por el impacto de la pandemia abarcan un tercio del empleo y una cuarta parte del producto interno bruto en la región.

Bárcena advirtió que además de afectarse millones de empresas micro, pequeñas y medianas, también se impacta la gran empresa, y que la economía regional corre el riesgo de una “reprimarización”.

Esto significa “un cambio estructural regresivo”, ya que “la crisis golpea con mayor intensidad a los sectores industriales potencialmente con mayor dinamismo tecnológico “, dijo la funcionaria.

Continuar leyendo en IPS Noticias

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
IPS Noticias