Las 7 mejores películas de Joel Schumacher
Por Héctor Jesús Cristino Lucas @
02 de julio, 2020
Comparte

Triste pero cierto. Otro maestro del séptimo arte ha partido. Otro más. Y esta vez no hablamos de un cineasta reconocido solo por un género en específico. Hablamos de un grande, hablamos de Joel Schumacher. Director y guionista estadounidense que conquistó tanto el horror, como la acción. Que dio cátedra del thriller como también de la fantasía. ¡Maldita sea, hablamos de Joel Schumacher!

Uno de esos directores que probablemente no te suene tanto como lo haría un Tarantino, un Scorsese o un Francis Ford Coppola, pero que te aseguro, sus películas… sí que las has visto alguna vez.

Pese a haber sido estigmatizado por dirigir aquella infame versión del murciélago justiciero Batman & Robin (1997) -recordad los pezones en el traje de George Clooney; recordad al espantoso traje de Arnold como Mr. Freeze- eventualmente se olvida que este cineasta ha hecho más obras maestras que cagadas monumentales. Y debido a que la semana pasada, lamentablemente, ha partido de este plano tras una larga lucha contra el cáncer, ha llegado el momento de recordar las buenas.  

Porque además de multifacético, único e interesante, resulta que también le tengo un gran aprecio a este director. Muchas de sus películas -no solo dentro del género de horror- han marcado mi vida como no tienen idea. Algunas, incluso, hasta ya las hemos tocado en críticas anteriores. Así que preparaos que aquí viene otro top inédito del Cinemaniaco. 

¡¿Qué más quieres de nosotros 2020?! ¡Cruzaste la línea!

7.- Flatliners (1990)

De acuerdo, probablemente esta no sea una de sus mejores películas, pero vaya que sí una de sus más representativas. Pese a que aún en su estreno recibió críticas mixtas por tratarse de un descafeinado thriller de misterio y horror, hoy en día ha alcanzado ese extravagante aunque incomprendido estatus de culto. 

Debió ser la época en la que fue concebida, donde el cine teen comenzó a obtener gran relevancia. O quizás fueron sus actores: un grandioso Kevin Bacon -que ese mismo año nos traería Tremors– o una Julia Roberts que pese a no ser tan conocida, gracias a ella alcanzó el estrellato… pero Flatliners (1990) es ahora un estandarte de la década. 

También puedes leer: Flatliners: Clásico vs Remake

Basada en cientos de testimonios referentes a Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM), Joel Schumacher estructuró una película sobre un grupo de estudiantes de medicina que lograron desarrollar una suerte de método para mantenerse clínicamente muertos por algunos minutos y así lograr ver lo que hay después de partir. Aunque exagerada y moralista, también entretenida e inquietante en ocasiones. Olvidaos del patético remake del 2017 y mejor acercaos un poco al clásico de culto, que se ha vuelto ya una suerte de referente. 

6.- St. Elmo’s Fire (1985)

Aunque si de referentes al cine teen hablamos no podemos dejar pasar la película por la cual Joel Schumacher comenzó a ser bastante reconocido. Y es que St. Elmo’s Fire (1985) retomó todos los elementos de este tipo de cine en un viaje de diversión y drama juvenil, justo como lo haría un American Grafitti (1973) de George Lucas, pero en los años 80.

Protagonizada por un variopinto grupo de jóvenes actores de la generación Brat Pack -como Rob Lowe, Judd Nelson, Ally Sheedy e incluso Demi Moore- la película de Schumacher nos lleva a descubrir, una vez más, los incontables sueños, temores y decisiones que posee un carismático grupo de jóvenes frente al inevitable paso hacia el mundo adulto.  

En la misma tradición que The Breakfast Club (1985), St. Elmo’s Fire es un clásico de culto que marcó a la década a su manera y que ahora la cadena de televisión NBC planea volver a traer a la pantalla pero en formato de serie. Nostálgica e indispensable. 

5.- Phone Booth (2002)

Queridos padawans, no quisiera decirlo, pero aquí es donde comienza el top. Con sus auténticas obras maestras. ¿Y qué mejor que con una de las primeras películas del siglo XXI con las que Joel Schumacher conquistó la industria? ¡Phone Booth (2002)! 

Interpretada por Colin Farrell y un ya mítico Kiefer Sutherland, estamos frente a un thriller de acción sobre un publicista que luego de contestar una extraña llamada proveniente de una caseta telefónica, queda preso en el escabroso juego de un francotirador que amenaza con asesinarlo si este cuelga y no obedece sus reglas. 

Escrita por el mismo autor intelectual detrás de joyas como The Stuff (1988) o It’s Alive (1974), Larry Cohen -quien lamentablemente también partió de este mundo el año pasado- Phone Boot es una de las películas más frenéticas de Schumacher que nos demuestra, de una forma excitante, qué tan multifacético puede llegar a ser este gran director. 

4.- The Phantom of the Opera (2004)

¿Quién iba a imaginarse que después de Phone Booth (2002) iba atreverse a hacer un musical? ¡Y qué musical, queridos padawans! Siendo una de las últimas adaptaciones cinematográficas de la novela homónima de Gastón Leroux, The Phantom of the Opera (2004) es una muestra clara de genialidad que no solo conquista el horror, sino también el ya trágico romanticismo. 

Aunque con ciertas diferencias a la obra original, e incluso con la emblemática versión silente de Lon Chaney estrenada en 1925 -como modificar un tanto la niñez de Erik, nuestro querido fantasma o crear algunos personajes que no aparecían en la novela, como Madame Giry- Schumacher logra crear una nueva y mejorada versión de un monstruo clásico como este. 

Además de contar con la fenomenal voz de una cantante de ópera profesional como Margaret Preece -quien dobló a la actriz Minnie Driver en la película- y unos asombrosos escenarios y vestuarios dignos de la historia de Leroux, The Phantom of the Opera (2004) es un espectáculo de fina categoría que todos deberían ver alguna vez en la vida. ¡Impresionante!

3.- Falling Down (1993)

Un top de Joel Schumacher sin tener a Falling Down (1993) es algo así como un top de Tarantino sin mencionar Pulp Fiction (1994). Y es que esta grandiosa película se ha vuelto ya una de esas piezas memorables dentro del thriller psicológico o el cine neo-noir de los años 90 por una simple y llana cosa: resulta tremendamente relevante hoy en día. 

Interpretada por un grandioso Michael Douglas en sus tiempos mozos, Falling Down (1993) es una suerte de radiografía del estrés psicológico de la sociedad norteamericana del siglo XX -fácilmente nuestra radiografía también- que nos plantea, a través de una ingeniosa y divertida crítica social, cómo un hombre corrompido por el malévolo sistema capitalista se ve obligado a declararle la guerra, literalmente, luego de pasar un mal día.

Este planteamiento de “el hombre vs el mundo” es de hecho un modelo narrativo bastante interesante que lo veremos reflejado después en otras películas similares como Rampage (2009) de Uwe Boll e incluso Fight Club (1999) de David Fincher. Pero Falling Down (1993) es casi como un estandarte de este. Imprescindible, divertida y angustiante.  

2.- 8mm (1999)

Si hay una forma certera de describir 8mm (1999) sería como un sórdido viaje al infierno, pero a través de un tema que, si bien hoy en día sabemos que existe y es posible comprobarlo, a finales de los 90s y principios de los 2000, se trataba como una suerte de leyenda urbana: los infames videos snuff. O lo que sería en otras palabras, filmes que contienen grabaciones de asesinatos reales. 

Al igual que la cinta Tesis (1996) de Alejandro Amenábar, 8mm (1999) sigue a un detective privado -interpretado por Nicolas Cage en sus mejores años- tras la búsqueda de los responsables de un homicidio grabado en una auténtica película snuff pero sin saber que poco a poco se irá inmiscuyendo dentro de un mundo prohibido del que será difícil escapar.  

Además de ser un thriller policial perfectamente bien construido, en la tradición de cintas detectivescas noventeras como Seven (1995) de David Fincher o The Silence of the Lambs (1991) de Jonathan Demme, 8mm (1999) es una espléndida cinta de horror psicológico que pretende demostrarnos, como una suerte de tesis sobre la violencia misma, la verdadera maldad del hombre y sus consecuencias. Aterradora, emocionante y sumamente cruda. Esta película es una de las más grandes dentro de la filmografía de Joel Schumacher. 

1.- The Lost Boys (1987)  

¡Por favor, queridos padawans! Es inevitable y lo saben. Tener a The Lost Boys (1987) en el primer puesto debe ser algo obligatorio si de un top de Joel Schumacher se trata. 

No estamos ante una película ochentera cualquiera. Es casi un emblema de la década. Similar a su película St. Elmo’s Fire (1985) pero enfocado al género de horror, más propiamente al mítico cine de vampiros, este director nos regaló un clásico entrañable que hoy en día es pieza fundamental del séptimo arte en general. Tanto, que es común verla homenajeada en otras películas o videoclips musicales por la enorme influencia que ha tenido en la cultura pop.

En una época donde era común ver las clásicas adaptaciones de Stephen King o las nostálgicas películas de Steven Spielberg sobre jovencitos intentando resolver misterios o inmiscuyéndose en fantásticas aventuras -material de sobra para la nueva era Stranger Things– como Stand by Me (1986) de Rob Reiner o la propia The Goonies (1985) de Richard Donner, Joel Schumacher puso su granito de arena con la fantástica The Lost Boys (1987). 

Tal vez te interese leer: 5 claves para entender a Stranger Things: Bienvenidos a la nostalgia

Una película sobre dos hermanos adolescentes que luego de mudarse al “tranquilo” pueblo natal de su madre, en Santa Carla, California, deberán enfrentarse a una perversa pandilla de vampiros rockeros que han sembrado el horror y el miedo tras una serie de sangrientos asesinatos y desapariciones.  

En la misma tradición de películas como Fright Night (1985) de Tom Holland o Buffy: the Vampire Slayer (1992) de Fran Rubel Kuzui, The Lost Boys (1987) viene a recuperar el mito clásico del vampirismo -con estacas, crucifijos y ajos- pero a través de una perspectiva adolescente que tanto puede llegar a ser divertida, como francamente aterradora. 

Además de tener grandiosos personajes que hoy en día se recuerdan con bastante cariño. Como el par de chiquillos cazadores de muertos vivientes, frikis y amantes de los cómics, Edgar y Allan Frog -una referencia bastante clara al mítico escritor maldito, Poe- interpretados por Corey Feldman y Jamison Newlander. 

O bien, el maniático líder de la pandilla, David, quien no es otro más que el grandioso actor fetiche de Joel Schumacher, Kiefer Sutherland. Un villano bastante recurrente de la década, por cierto, no olviden a Ace Merrill de Stand by Me (1986).

¿Qué les puedo decir queridos padawans? ¡Me encanta esta película! ¿Cómo no amar al mismísimo director que nos regaló algo tan maravilloso como The Lost Boys (1987)? Debes ser un iluso o un pseudo cinéfilo si ni siquiera te gusta o no las has visto. Así que honor a quien honor merece… Joel Schumacher es escuelita y debe ser recordado.

¡Para él, donde quiera que esté! ¡Ahí madre!

Foto de portada: Still de Phone Booth (2002) | Foto: Movieclips| YouTube

Comparte
Héctor Jesús Cristino Lucas
Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com