LADO B: 9 años
Por Mely Arellano @melyarel
11 de julio, 2020
Comparte

En el verano de 2017 la situación de LADO B era más incierta que de costumbre. En julio, Animal Político abrió una convocatoria de contratación. Ernesto Aroche aplicó y lo contrataron como reportero. Se fue a vivir a CDMX y con lo que le pagaban completamos la nómina de LADO B

Yo, lo confieso, lloré mucho. Lo extrañaba. Ámbar, Viri y Ara se volvieron mi ancla y entre las cuatro mantuvimos el proyecto a flote. En casa, Lola, nuestra entonces perrhija única, me acompañaba en las noches.

Luego llegó septiembre. Unos segundos después del sismo Ernesto me mandó mensaje: Estoy bien. Luego no supe nada de él hasta la noche, cuando desde el Twitter de Animal me mandaron un DM para avisarme que se había quedado sin pila, pero estaba bien.

Aun ahora que recuerdo esos momentos se me hace un nudo en la garganta. Entonces decidimos: esto no nos vuelve a pasar. Esto: la incertidumbre.  

Durante un año y un mes el corazón de LADO B estuvo separado, pero fue tiempo suficiente para diseñar un plan, o al menos establecer una meta: evitar otra separación.

En agosto de 2018 Ernesto regresó. Para entonces la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie, a la cual pertenecemos, había logrado un financiamiento de Open Society Foundation para alcanzar la sostenibilidad. 

En noviembre de ese año gané el Premio Nacional de Periodismo y, por cuestiones laborales, él no pudo estar conmigo, pero estaban mi hermano Javi y el equipo de Animal Político; fueron sus voces las que escuché cuando me nombraron, fue su abrazo el que me apapachó.

Una vez más, Ernesto y yo recordamos la importancia de no separarnos (claro, no contábamos con una pandemia que nos habría de encerrar en esta isla desierta de donde ya queremos huir). 

De ahí para acá han pasado muchas otras cosas buenas. Hemos alcanzado cierta estabilidad, hemos crecido, tenemos grandes sueños y planes para los futuros, el cercano y el lejano, que nos emocionan. Pero sin duda lo mejor es que estamos juntes, él y yo, pero también las chicas, como cariñosamente llamamos a Ámbar, Viri y Ara, y ahora también a Bety y Lu. Porque sin su luz y su cariño, quién sabe qué sería de LADO B.

Así que gracias. Gracias a quienes hacen y colaboran con LADO B. Gracias a la Red de Periodistas de a Pie. Gracias a Daniel Moreno y Animal Político. Gracias a nuestra querida #comunidadLADOB. Gracias a quienes nos leen y recomiendan. Gracias a quienes de algún modo nos han apoyado. Gracias.

No hay otra palabra que defina mejor este aniversario: Gracias.

*Ilustración de portada: Gogo Ortiz 

Comparte
Mely Arellano