Iván fue encarcelado injustamente y se le niega derecho a la salud
Iván fue detenido dentro de su casa en Ecatepec. Entre violaciones a sus derechos humanos, se contagió de hepatitis en el penal de Chiconautla.
Por Aranzazú Ayala Martínez @aranhera
09 de julio, 2020
Comparte

Iván González Álvarez tenía un taller mecánico en Ecatepec, en el patio de la casa que compartía con su familia. El 21 de diciembre de 2019 alrededor de la una de la tarde, mientras comía con sus tíos y abuela, un operativo con decenas de policías municipales –la mayoría encapuchados y todos armados– entraron a la vivienda buscando a un presunto ladrón, golpearon a su tío y se llevaron a Iván. 

Los vecinos intentaron grabar videos y tomar fotos, pero fueron amenazados por los policías quienes cortaron cartucho y se llevaron a los dos hombres. Iván fue detenido junto a otro muchacho. Los acusaban de haber asaltado un camión de Barcel.

El domingo 22 de diciembre le avisaron a la familia que Iván estaba acusado de robo con violencia a transporte, apoyado por el testimonio del repartidor de Barcel y de dos policías que declararon que los jóvenes habían sido encontrados en flagrancia, aunque el día de los hechos, Iván estaba en su casa, atendiendo su taller.

También puedes leer: Gastaron 24 mdp en obras hidráulicas que dejaron sin agua a una colonia en Neza

Al día siguiente Iván fue trasladado al penal de Chiconautla, en el Estado de México, y a los pocos días, el 28 de diciembre, durante la audiencia inicial, fue vinculado a proceso.

“Mi hermano tenía audiencia intermedia el 27 de marzo pero el 19 de marzo se suspendió cualquier tipo de audiencias que no sean iniciales [por la contingencia sanitaria]. El proceso de mi hermano está parado, está preso injustamente, lleva más de medio año”, dijo Ana, hermana de Iván, en entrevista con LADO B.

El 20 de enero de 2020 la familia del joven interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), con número de oficio 400C136100/119/2020, en la que se exponen las violaciones que sufrió Iván: fue detenido sin orden de aprehensión, detenido arbitrariamente, y retenido y torturado de manera ilegal al menos durante dos horas desde que se lo llevó la policía hasta que fue presentado.

La queja fue recibida y atendida por el Visitador Adjunto de la CODHEM, Moisés Fuentes Mondragón, quien ya realizó la visita correspondiente al penal para revisar el caso de Iván. 

Los problemas de salud

Recientemente, Iván fue diagnosticado con hepatitis. Su hermana Ana explicó que el 18 de julio, Iván les dijo que se sentía mal, con dolor de cabeza, de cuerpo, vómito y diarrea. En el penal no le hicieron una valoración médica ni tampoco le tomaron la temperatura, sólo lo enviaron al Módulo 8, que es donde están resguardando a los presos que tienen COVID-19 o hepatitis.

Ana habló con Iván y a partir de los síntomas que le describió consultaron a una médica por fuera, quien les dio una receta diagnosticando problemas con el hígado, aunque Iván necesita análisis de sangre y un ultrasonido hepático biliar para saber qué tipo de hepatitis es.

“Mi hermano necesita cuidados muy especiales, donde esté 100% limpio, con agua potable. Creemos que se contagió de hepatitis por heces fecales en el agua, por el nivel de hacinamiento”, dijo Ana.

La familia de Iván ha realizado varias rifas y acciones para juntar dinero no sólo para los gastos legales, sino ahora también para atender su condición de salud y pagar los medicamentos especiales para el hígado. En la página Libertad para Iván, la familia emprendió desde hace medio año una campaña de difusión en apoyo al caso de detención arbitraria de Iván, aunado a que ahora también le están negando su derecho a la salud.

Foto: Cortesía

Te puede interesar: Segob quita recursos para AVG a 7 entidades

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: Office of Public Affairs | Flickr

Comparte
Aranzazú Ayala Martínez
Periodista en constante formación. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014. Segundo lugar Premio Rostros de la Discriminación categoría multimedia 2017. Premio Gabo 2019 por “México, el país de las 2 mil fosas”, con Quinto Elemento Lab. Becaria ICFJ programa de entrenamiento digital 2019. Colaboradora de “A dónde van los desaparecidos”