Hacia una nueva movilidad: privilegiar el uso de bicicletas y los traslados a pie
A raíz de la nueva normalidad, la federación y la sociedad civil han propuesto un plan de movilidad emergente; expertos consideran que debería ser un plan permanente
Por Dafne García @DafneBetsabe2
05 de julio, 2020
Comparte

En un esfuerzo de colaboración sin precedentes entre instituciones y sociedad civil, se presentó el programa federal “Movilidad 4S”, que, en el contexto de la crisis sanitaria, propone una movilidad que privilegie los traslados a pie y en bicicleta, así como mejorar el transporte público. Este documento sienta las bases para que los gobiernos estatales y locales puedan generar mejores políticas públicas de movilidad.

En el caso del municipio de Puebla, las Secretaría de Movilidad (SEMOVI) busca que el programa de ciclovías emergentes anunciado el 3 de junio sea permanente, aumentar la infraestructura ciclista y volver a tener un sistema de bicis compartidas, dado que Urban Bici dejó de operar en la ciudad hace unas semanas.

Giovanni Zayas, coordinador del colectivo de ciclismo “Cholula en Bici” considera que este plan de la federación debe implementarse de forma permanente más allá de la crisis de la pandemia y como respuesta a problemas que existían desde antes como el cambio climático y las muertes por hechos de tránsito.

Movilidad 4S, una propuesta con respaldo social

Movilidad en Puebla

Foto: @UrbanBici_Mx | Twitter

El 16 de junio la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) presentó un programa de movilidad realizado en conjunto con la sociedad civil llamado “Movilidad 4S para México: Saludable, Segura, Sustentable y Solidaria”, que busca incentivar la movilidad activa (peatonal y ciclista) así como impulsar “una política pública integral de movilidad y bienestar que ponga en el centro a las personas, al mismo tiempo que aborda las agendas de salud, seguridad, equidad social y medio ambiente”.

También puedes leer: Puebla, séptima ciudad mejor evaluada en el ranking de ciclociudades 2019

Zayas, quien participó en la creación del plan Movilidad 4S, explica en entrevista para LADO B que este plan marca un precedente porque se realizó en conjunto con 108 organizaciones de sociedad civil, empresas consultoras privadas, cuatro Secretarías federales y la Organización Panamericana de la Salud.

El programa hace énfasis en responder, desde las políticas de movilidad, a problemas existentes desde antes de la contingencia como la obesidad, el sobrepeso, las muertes por hechos de tránsito, y las provocadas por la mala calidad del aire debido a la alta motorización en ciudades y zonas metropolitanas.

La movilidad 4S propone una serie de estrategias en 4 ejes específicos:

  • Salud: Ciclovías emergentes, banquetas ampliadas, y transporte público que cuide el nivel de ocupación y la sana distancia.
  • Seguridad: Calles sin tránsito de paso, gestión de velocidad, entornos estratégicos seguros.
  • Solidaridad: Aumentar la frecuencia y oferta del transporte público, el uso de estacionamiento y calle para consumo local, y logística de carga de último kilómetro.
  • Sustentabilidad: Teletrabajo, escalonamiento de horarios, control del uso del automóvil y motocicleta.

Te recomendamos: Modelo de movilidad en Puebla capital aumenta riesgo de contagio por COVID-19

Claudia Orea, ciclista urbana y miembro del Consejo de Movilidad Puebla, considera que este plan hará que las autoridades entiendan la importancia en poner atención a temas como la reducción de la densidad en el transporte público. 

De acuerdo con Zayas, otro de los puntos que se tocan en el programa y del que casi no se habla es lo referente al tránsito de paso.

El tránsito de paso se refiere a que en una zona circulen muchos carros que no viven o trabajan por ahí, lo que aumenta el riesgo a que los peatones sean atropellados, además de aumentar el ruido y la contaminación en la zona.

“Eso es un tema muy importante para nuestras calles y entornos residenciales. Hemos dejado que los autos entren aparte de que, a velocidades altísimas, en altas cantidades, por calles que deberían de ser calles sin tránsito de paso y el documento tiene toda una estrategia dedicada a esto”.

La publicación de este plan fue celebrado por diversas organizaciones, entre ellas Greenpeace, quienes consideraron que es “una herramienta para obtener una nueva movilidad, más sana, solidaria, sustentable y segura que nos permita ofrecer una respuesta eficiente y de largo plazo a la presencia del COVID-19 y sus consecuencias a mediano y largo plazo”.

El sistema de bicis compartidas en Puebla y el aumento de infraestructura ciclista

Movilidad en Puebla

Foto: @UrbanBici_Mx| Twitter

Hace unas semanas se anunció que la empresa encargada de prestar el servicio del sistema de bicis compartidas (SBC) Urban Bici suspendía definitivamente sus operaciones en Puebla. 

Para transitar a una nueva movilidad es indispensable contar con un SBC, ya que tienen múltiples beneficios como: ser parte del sistema de transporte público, ser convenientes y prácticos, incentiva el uso de la bicicleta y facilita la transición hacia modos de movilidad activa. Incluso en el plan de movilidad 4S se menciona, como una de las acciones recomendadas, la puesta en marcha de nuevos sistemas de bicicletas compartidas.

Ante esto, el secretario de movilidad del ayuntamiento de Puebla, Eduardo Covian Carrizales explicó a LADO B que están explorando diversas opciones:

“Desde tener un sistema de bicicletas totalmente administrado y con propiedad del ayuntamiento, hasta una opción mixta (como el sistema de la CDMX), a abrir los espacios para estas plataformas de micromovilidad, Me refiero a las bicicletas que son a través de una aplicación como tipo Uber, tu bicicleta la contratas, la usas y la regresas”.

El funcionario agrega que el motivo de la demora en la elección del sistema de bicis compartidos es porque están buscando algo que resulte en una solución a largo plazo: 

“Queremos hacer algo que sea exitoso y que sea permanente, que perdure para que no nos vaya a pasar como esta concesión que tuvimos que fue una concesión mal hecha, mal ejecutada que no era ni buena ni para el ayuntamiento ni para la empresa”.

Te puede interesar: La bicicleta como medio de transporte esencial, durante y después de la pandemia

Por otra parte, desde la SEMOVI buscan que el programa anunciado el 3 de junio para la implementación de 26 km de ciclovías emergentes sea permanente. Además, planean aumentar la infraestructura ciclista en otras áreas de la ciudad. 

“En el caso del sur tenemos el corredor de movilidad activa que va a unir colonias del sur con la estación margaritas del Metrobús, que [a su vez] va a estar interconectada con un biciestacionamiento masivo de bicicletas. En el norte, vamos a hacer algunas intervenciones por el BINE y vamos a hacer un estudio [de polígonos] para la parte de Bosques de San Sebastián, Amalucan y toda esa zona”,  con los datos de ese estudio se podrán planear intervenciones para fomentar el uso de la bici, explica Covian.

Respecto a las ciclovías, Giovanni Zayas piensa que es una muy buena iniciativa, pero “todavía tenemos que ver que se instalen los confinamientos como debe de ser porque la pintura no es suficiente […] considerando los altos flujos y las altas velocidades que tienen los corredores que se están proponiendo”.

Claudia Orea también coincide en que es una buena acción por parte de ayuntamiento, aunque considera que otras dependencias de la administración deberían participar en el proyecto de las ciclovías para aumentar la velocidad de implementación, ya que a casi a un mes de el anuncio de esta acción, aún no se completan los 26 km que se prometieron.

Además, la activista hace énfasis en que si la infraestructura emergente sólo se hace por parte de la SEMOVI “se está perdiendo la oportunidad de descargar recursos económicos a la ciudadanía, de sacar convocatoria y contratar empresas”, ya que así estaría lista más rápido y se daría empleo a personas que lo necesitan. 

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Dafne García