Empresas han preferido reducir remuneraciones en lugar de despedir a personal durante contingencia: ECOVID-IE
Las empresas encuestadas por el Inegi informaron que han preferido reducir remuneraciones y prestaciones a empleados, en lugar de despedirlos. Esto se da en un contexto en que el 93.2% de empresas percibió al menos un tipo de afectación económica debido a la pandemia.
Por Axel Espinosa @axelbeto
28 de julio, 2020
Comparte

De acuerdo con la Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en la Empresas (ECOVID-IE) 2020, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), empresas grandes y MIPyMES priorizaron el conservar a la mayoría de su personal y no despedirlo durante la contingencia; sin embargo, informaron que para lograr esto tuvieron que reducir remuneraciones y/o prestaciones.

Esta encuesta, realizada del 7 de mayo al 12 de junio a petición del Banco Mundial, con la finalidad de recabar información a partir de los dirigentes empresariales, y conocer de forma oportuna el impacto económico que ha generado la pandemia en el país, también busca planificar acciones para superar los estragos que México enfrenta a nivel económico.

Así pues, con un tamaño de muestra de 4,920 empresas grandes y MIPyMES con instalaciones fijas y que realizan actividades económicas en el sector industrial, comercial y de servicios, este estudio reveló que si bien la mayoría de las empresas decidió conservar a sus empleados, pues sólo 15.4% redujo personal, el resto de las empresas, para no llevar a cabo ningún recorte, tuvo que reducir remuneraciones y prestaciones en un 19.1%.

Esto se da en un marco donde el 93.2% de empresas percibió al menos un tipo de afectación, principalmente, económica debido a la contingencia. Dentro de las afectaciones, la que destacó fue la disminución de ingresos, perjudicando así al 91.3% de las empresas consultadas. Al resto de estas (6.8%) la llegada de la pandemia no les ocasionó ningún problema.

Te sugerimos leer: Cambios y educación financiera, clave contra la crisis: economista BUAP

Asimismo, se estimó que poco más de la mitad de empresas (59.6%) realizaron paros técnicos o cierres temporales como medida de prevención durante la contingencia, mientras que 40.4% no lo hicieron.

El 66.3% de las empresas cerraron sus establecimientos o fábricas por, al menos, 21 días o más; el resto solo lo hicieron en un lapso de tiempo comprendido de 11 a 15 días ( 20.6%), y de 6 a 10 días (13.1%).

La mayoría de las empresas no han recibidos apoyos por no conocer de ellos

Foto: Marlene Martínez

La encuesta realizada por el Inegi también detalló que, a pesar de los distintos mecanismos implementados por el sector público y privado para reactivar la economía del país, sólo el 7.8% de las empresas consultadas recibió algún tipo de apoyo, mientras que el 92.2% restante no lo hizo,

Dentro de las razones que refieren las empresas por las que no recibieron dichos apoyos resalta el nulo conocimiento de los programas (37.4%); el resto refirió que solicitar el apoyo era demasiado complicado (18.2%), otras dijeron que lo solicitaron pero no recibieron ningún apoyo (17.5%), hubieron algunas que no cumplian con los requisitos (12%) y las demás informaron no haber necesitado algún apoyo (12%).

Asimismo, informaron que la mayor parte de los apoyos que obtuvieron las empresas provino del gobierno (federal, estatal o municipal) en un 88%, en tanto que los demás apoyos fueron entregados por diferentes cámaras y organizaciones empresariales y sociales (8.2%), así como otras dependencias particulares (3.4%).

En el desglose de apoyos, las grandes empresas fueron quienes recibieron mayores apoyos fiscales y subsidios a la nómina con 52.7%, mientras que las microempresas fueron las que más apoyos recibieron a través de transferencias en efectivo con el 57.3%. Por otro lado, los apoyos destinados para el aplazamiento de pagos a créditos fueron aprovechados principalmente por las medianas y pequeñas empresas con el 27%.

Implementación de medidas sanitarias, factor primordial dentro de las empresas

Así como se han tomados medidas sanitarias cautelares y de protección en los hogares, también en las empresas se han implementado diferentes mecanismos para reducir contagios de COVID-19.

La ECOVID-IE reveló que, de todas las empresas muestreadas, el 88.6% ha implementado medidas sanitarias como un mecanismo primordial para protección de sus trabajadores. El abastecimiento de elementos de protección a su personal y las tareas de desinfección fueron las medidas que mayormente instrumentaron las empresas, en un 86.2% y 83.6%, respectivamente.

El resto de los mecanismos implementados se divide en: medidas sanitarias entre clientes y proveedores (65.4%), control de accesos a instalaciones (54%), campaña de información o prevención (37.3%), y atención a clientes por medio de llamadas virtuales (25.8%).

De igual manera, se realizaron cambios en las acciones operativas dentro las mismas empresas. Los principales fueron: implementación de entregas de pedidos a domicilio (45.0%), promociones especiales (33.8%), trabajo en casa –home office– (32.6%), y ventas por internet (29.6%).

No obstante, ante la pandemia de COVID-19, y a pesar de las múltiples medidas implementadas por parte de las empresas, el 46.9% de ellas espera una disminución de sus ingresos en los próximos seis meses. Aunque el 20.5% mantiene un panorama positivo al visualizar un aumento de ingresos; 32.6% se mostró escéptico a cambios por causa de la contingencia.

El mercado laboral fue impactado por la pandemia: ECOVID-ML

Para conocer los embates generados por la crisis sanitaria en el mercado laboral, el Inegi, de igual forma, realizó la Encuesta Telefónica sobre COVID-19 y Mercado Laboral (ECOVID-ML), la cual proporcionó información sobre ocupación y emplo durante el periodo transcurrido de la pandemia en México.

Esta encuesta fue realizada en abril e indicó que, durante el confinamiento, la población del país económicamente activa fue de 35 millones: 61.2% hombres y 38.8% mujeres; la población no económicamente activa fue de 33.2 millones.

También puedes leer: Trabajo en casa no remunerado de mujeres representa cuarta parte del PIB en México

Asimismo, la encuesta reportó una población ocupada de 32.9 millones de personas a nivel nacional; de estas 7.2 millones son trabajadores ausentes temporales con vínculo laboral o que fueron suspendidas durante la contingencia. En el 92.9% de los casos, la ausencia o suspensión laboral fue a causa de la pandemia originada por COVID-19, y 7.1% refirió otras razones.

La ECOVID-ML también reportó que, derivado de las medidas de distanciamiento social para contener la pandemia del COVID-19, 23.5% de los ocupados en abril tuvo que trabajar desde casa, 42.3% disminuyó su jornada de trabajo durante la contingencia sanitaria; en tanto que 46.1% redujo los ingresos derivados de su trabajo, 5% recibió algún apoyo gubernamental, y 89.8% no recibió ningún tipo de apoyo.

Debido a lo anterior, se pudo saber que, de un total de 25.6 millones de viviendas, en el 30.4% de ellas algún integrante perdió su trabajo por la pandemia. Asimismo, en cuanto a la relación sobre el impacto del COVID-19 en los ingresos de las viviendas, el 65.1% refirió haber registrado una disminución en sus ingresos y el 34.9%, se mantuvo sin cambios.

Si bien, los problemas económicos son evidentes a simple vista en distintos sectores, la presentación de datos que el Inegi ofrece a partir de sus encuestas realizadas, ayuda a dimensionar y puntualizar de manera clara las afectaciones a causa del COVID-19 en las empresas y el mercado laboral.

Y esto abre paso a generar las mejores estrategias para las empresas, tal como el correcto enfoque de los apoyos y las mejores estrategias, con el fin de llevar a cabo una reactivación económica eficiente a nivel nacional.

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Axel Espinosa