Double pack: nuevas adaptaciones en el cine de superhéroes (2020)
Por Héctor Jesús Cristino Lucas @
30 de julio, 2020
Comparte

Bloodshot 

Tras el aparente término del Universo Cinematográfico de Marvel con aquella Avengers Endgame (2019) que encantó algunos, pero fastidió a otros, muchas preguntas entre los fanáticos comenzaron a surgir: ¿Es acaso el declive del irregular cine de superhéroes? ¿Es ahora el final? Y con el anuncio de la cuarta fase, que inaugurará la película de Black Widow si la pandemia así lo permite, las respuestas tampoco tardaron en llegar. 

El cine de superhéroes, lejos de lo que pueda creerse, está en su mejor momento. De hecho, muy lejano a desaparecer. Porque en medio de este furor por los héroes indestructibles que salvan a la Tierra de constantes amenazas, muchos están aprovechando la magnífica oportunidad, ya no solo la Marvel o DC.

Ya sea con parodias mega divertidas hacia el cine de superhéroes como El Vecino (2019) de Nacho Vigalondo -que sin duda se convirtió en una de mis favoritas- o Brightburn (2019) de David Yarovesky destinada de retorcer las clásicas historias de personajes reconocidos como Superman. 

Aunque también, y esto es de lo que trata este artículo, ha significado una oportunidad de oro para todas esas compañías poco conocidas en su intento por crear sus propias adaptaciones. Y la reciente película del cineasta emergente David S. F. Wilson, es la prueba definitiva de ello.

También puedes leer: Brightburn. Una alternativa al actual cine de superhéroes

Considerada como el primer eslabón de la Sony Pictures en adaptar los cómics de la Valiant Enterteinment Inc., Bloodshot fue de las poquísimas películas junto al The Invisible Man (2020) de la Blumhouse Productions que pudo estrenarse en pantalla grande antes de que la pandemia afectara severamente a la industria del cine. Pero poco le valió porque le fue terrible tanto en crítica como en taquilla.

Aunque los productores le tenían tanta fe a esta película, considerándola incluso como lo que Blade (1998) representó para Marvel en su momento, a esta nueva adaptación de cómic le pesaron tanto las críticas negativas que prácticamente pasó sin pena ni gloria. 

Para empezar, contamos con que Bloodshot en realidad ni siquiera se trata de un universo tan conocido fuera del mundo del cómic y la historia sobre una compañía que resucita a ciertos soldados a través de nanotecnología tampoco parece ser muy original que digamos. A todo esto, añadamos que su adaptación corre a cargo de un director primerizo como David S. F. Wilson y es interpretada por nada menos que Vin Diesel e Eiza González. ¿Qué más quieren que les diga? 

No obstante, he de jurarles que tampoco es para tanto. Puede que no estamos ante la mejor película de superhéroes de la década o la mejor cinta con Vin Diesel ni mucho menos, pero les juro que me ha parecido tremendamente entretenida. Bastante bien lograda. 

Bloodshot, cine de superhéroes

Fotograma de Bloodshot (2020) | Foto: Sony Pictures Entertainment | YouTube

Quizás la primera parte resulte un tanto predecible, lo admito. La misma historia del hombre asesinado que es reconstruido por una compañía futurista y ahora está en busca de los responsables de su muerte. ¡Venga ya, no me jodan! No obstante, la trama toma un giro diferente después de su primera hora y nadie puede negarme que mejora a partir de aquí.   

Damas y caballeros, Bloodshot es un enorme giro de tuerca que hasta parece justificarse con un leve coqueteo hacia la cultura pop. Como un reto a la audiencia experimentada que se dice saber todo acerca del cine de superhéroes y que se predispone a criticar antes de la cuenta.

El tema del “superhéroe indestructible” deja de ser el género como tal y empezamos a inmiscuirnos en una suerte de thriller psicológico combinado con cyberpunk en donde todos los personajes parecen esconder enormes secretos que van modificando poco a poco la trama. De hecho, hubo quienes la describieron como el factor Verhoeven: una suerte de Robocop (1987) combinada con Total Recall (1990). Solo que, sin lo erótico, claro. 

Las escenas de acción son tremendamente increíbles y ni se diga los diseños. Aunque las actuaciones de los protagónicos flaquean tras cada minuto, pasan a un segundo o hasta tercer plano. Lo importante aquí, es la modesta forma de contarte una “historia de origen”. 

Al igual que ocurrió con el Hellboy (2019) de Neil Marshall, Bloodshot (2020) ha sido injustamente criticada. No es para tanto. Una película de acción y ciencia ficción que cumple a la hora de entretener y no se conforma con ser una más del montón. Les juro que nunca me había entretenido tanto con una película de este tipo. Recomendada en épocas de aislamiento. 

Sinopsis:

“Ray Garrison (Vin Diesel), también conocido como Bloodshot, es resucitado por la compañía Rising Spirit Technologies a través del uso de nanotecnología. Mientras lucha por recuperar la memoria, Ray trata de volver al ser el que era antes de sufrir el accidente que le dejó amnésico.”

The Old Guard 

Ahora vayamos con una película que no tiene mucho de haberse estrenado en Netflix y ha levantado comentarios bastante divididos. Algunos amándola por sus explosivas escenas de acción, pero otros odiándola por lo poco o nada que puede aportar al peliagudo cine de superhéroes. 

Basado en el cómic homónimo de Greg Rucka y Lendro Fernández sobre las complicadas vivencias de un grupo de mercenarios inmortales que deben hacer frente a un sinfín de acontecimientos y enemigos, The Old Guard de Gina Prince-Bythewood se jacta de haberse convertido ya en la “primera película de este tipo” en ser realizada solo por mujeres afrodescendientes. 

Tanto ya que se habla de una “nueva y mejorada” forma de realizar cine de superhéroes en donde no solo se busca que más actrices de esta comunidad protagonicen este tipo de cintas, sino que también logren hacer frente a problemáticas sociales de hoy en día a través de sus tramas. ¡Olalá! 

Y The Old Guard lo presenta de una forma bastante explícita. Porque si bien contamos con que Charlize Theron es la cara principal de esta película, en realidad el peso de la trama termina cayendo en nada menos que la actriz afroamericana Nile Freeman en una suerte de metáfora donde “ser diferente” para una sociedad corrompida es traducida aquí como “ser inmortal”. Una clara, aunque forzada, historia sobre empoderamiento femenino y afrodescendiente. No obstante, si me lo preguntan, la película es mucho más que eso.

The Old Guard, cine de superhéroes

Fotograma de The Old Guard (2020) | Foto: Netflix | YouTube

The Old Guard refuerza la magnífica premisa de que Charlize Theron es ahora la nueva MUJER DE ACCIÓN de estos últimos diez años. Pero una bien hecha y no con tonterías de agenda. Ya desde su papel como Furiosa en la trepidante película de George Miller Mad Max: Fury Road (2015), pasando por la fantástica Atomic Blonde (2017) de David Leitch, algo había de cierto con semejante afirmación. 

También puedes leer: Mad Max: Fury Road, el regreso espectacular de George Miller

Considérenla ya como la versión femenina de nuestro amado John Wick por esas increíbles escenas de acción que no tienen desperdicio alguno. Y es ahí donde creo que debemos empezar a admirar esta película y no con otras tantas tonterías. Es tremendamente álgida; entretenida a morir. 

Y si les soy sincero, detesto las películas de acción hechas por Netflix. ¡Ja! Desde 6 Underground (2019) dirigida por Michael Bay hasta Extraction (2020) de Sam Hargrave, algo en ellas no me termina de convencer del todo. Y no lo digo por ser el cinéfilo mamador que gusta de ver películas noruegas en blanco y negro sino porque me parecen exageradamente irregulares. Que no cuajan a un 100 %. 

Por ejemplo, 6 Underground (2019) con Ryan Reynolds cometía el terrible error de traernos una primera escena de persecución con coches apoteósicamente alucinante. ¡Vaya que sí! La mejor que se haya grabado en los últimos años y con diferencia… pero luego de esa escena, la película caía irremediablemente en picada. Nada podía llegar al nivel de su comienzo. Y eso le perjudicó bastante.

Y en el caso de Extraction (2020) con Chris Hemsworth, que no tiene mucho de haberse estrenado, me parece que la historia es una patata podrida adornada con excelentes secuencias y planos de acción. Nada más que eso.

Pero The Old Guard, queridos padawans, pese a que sigue siendo irregular y con una trama no tan convincente, logra una suerte de hazaña pocas veces vista en una película de acción de Netflix. Será Charlize Theron o esa interesante forma de contarnos una historia de superhéroes -con el mismísimo guionista del cómic original, Greg Rucka- pero te entretiene como puede de inicio a fin. 

En realidad, muchas de sus escenas son tremendamente buenas y los giros de tuerca por más pequeños que estos sean, evitan un poco que todo se vuelva tan aburrido y predecible. PERO SOLO UN POCO. 

The Old Guard, cine de superhéroes

Fotograma de The Old Guard (2020) | Foto: Netflix | YouTube

Me parece que el terrible error que comete esta película es que no termina por ofrecernos un buen villano. Es decir, ni siquiera parece que exista uno como tal. Esta película solo pretende venderte a sus protagonistas de acción con apenas y una que otra dificultad en sus hombros. Y jugarle al “ser atormentado con la inmortalidad” aunque no termina de convencer del todo. 

No obstante, pese a no ser una obra maestra dentro del género se ha vuelto ya un hit dentro de la plataforma y hasta se habla de una posible secuela o trilogía. No estaría mal seguir conociendo las aventuras de estos locos mercenarios y ver si podrían mejorar las flaquezas de esta primera película. 

Queridos padawans, The Old Guard y Bloodshot pese a no ser las enormes maravillas en el peliagudo tema de las adaptaciones de cómics, sí que me han sorprendido bastante. Y eso que están hablando con un detractor declarado de este tipo de cintas. Si no tienen nada mejor que hacer creo que Charlize Theron y el empoderamiento femenino-afrodescendiente puede ser una opción perfecta para pasar el rato. ¡Ahí madre!

 

 

Sinopsis:

“Un grupo de mercenarios inmortales liderado por una guerrera llamada Andy (Charlize Theron) ha luchado para proteger el mundo durante siglos. Pero cuando el equipo es reclutado para ejecutar una misión de emergencia y sus extraordinarias habilidades salen a la luz, Andy y Nile (Kiki Lane), la soldado más joven en unirse al grupo, tendrán que ayudar a sus compañeros a eliminar la amenaza de aquellos que buscan replicar y beneficiarse de sus poderes a toda costa…”

 

*Foto de portada: Fotograma de Bloodshot (2020) | Foto: Sony Pictures Entertainment | YouTube

Comparte
Héctor Jesús Cristino Lucas
Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com