07/07/2020 De sarcófagos digitalizados e imágenes 3D del Homo erectus
Por Lado B @ladobemx
07 de julio, 2020
Comparte
 

Buen día, querida comunidad: 

 

Explorar los vestigios del pasado con herramientas de última generación nos brindan abundantes lecciones que podemos aprender, algunas de ellas sorprendentes y muy valiosas para su aplicación en el presente.

 

 

Resulta fascinante la digitalización de imágenes de sarcófagos egipcios en 3D, un proyecto de la Universidad de California en Berkeley que resulta ser una de esas curiosidades que les brindará a sus momias la eternidad en otro plano (electrónico al menos). Como ejemplo tenemos este del sacerdote Ankh-wenennefer, que data de hace alrededor de 3,000 años, ataúd cubierto con una serie de inscripciones mágicas en relieve que describen las instrucciones para ingresar correctamente en el reino de los muertos.

 

 

También, en la misma ruta de las imágenes digitales en 3D, en España han logrado describir con mejor precisión cómo era el aspecto físico del Homo erectus, uno de los primeros ancestros humanos que se extendieron desde África hasta Europa y el sureste asiático. Gracias al análisis paleoantropológico de restos del tórax de un espécimen con esta técnica de visualización, ahora sabemos que estos homínidos eran compactos, achaparrados y robustos, en contraste con la visión idealista que el público europeo ha tenido de estos.

 

 

 

Por otro lado, el lago Gatún, la principal vía fluvial del Canal de Panamá, en su momento fue uno de los lagos artificiales más grandes del mundo. Hoy el análisis de los sedimentos en el fondo del mismo servirán para analizar el impacto ambiental y biológico en secuencia cronológica, lo que podría servir de modelo para medir cómo es que presas y embalses creados por el hombre intervienen en la dinámica de la naturaleza.

 

 

Después de 600 horas de buceo en una red de cuevas de la península de Yucatán, y siguiendo la pista de un valioso pigmento, un grupo de investigadores de instituciones de México, EUA y Canadá dan constancia de la actividad minera más antigua de América.

 

 

 

Recuerden que la ciencia es un medio, no un fin en sí mismo, para generar conocimiento.

¡Saludos!

 

 

Gerardo Sifuentes
@sifuentes
No te pierdas la actualización diaria de las noticias de LADO B directo en tu celular, suscríbete aquí a nuestra lista de distribución por whatsapp.

#QuédateEnCasa

#ComunidadLADOB

 

¿Conoces alguna investigación que te gustaría ver aquí? escríbenos a redaccion@ladobe.com.mx

 

 

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx