02/07/2020 La geografía de los abrazos
Por Lado B @ladobemx
02 de julio, 2020
Comparte

Ahora que estamos juntas…

 

Hace tiempo hablamos de cómo el confinamiento había aumentado las obligaciones domésticas para las mujeres, de cómo la doble jornada se había convertido en triple, porque hasta de maestras tenían que hacerla aquellas con hijos/as, además con el reto de conciliar todas las jornadas en el mismo espacio y tiempo.

La semana pasada el presidente volvió a decir que por tradición las mujeres somos cuidadoras, sus sentencias estigmatizadoras obviamente no suman en una sociedad que sigue relegando el 75% del trabajo doméstico a las mujeres jóvenes, adultas y niñas; y que niega su naturaleza, es decir no se le reconoce como trabajo esencial para el bienestar social, que además equivale al 21% del PIB.

De modo que para muchas mujeres la casa es otro lugar de trabajo -no remunerado- donde llevan cuatro meses con turno continuo. ¿Se acuerdan de los chistes sobre la multiplicación de los trastes sucios tan populares al inicio del confinamiento? Pues en México han sido lavados en su mayoría por millones de mujeres exhaustas física y mentalmente.

 

 

Y aquí es a donde quería llegar: yo sé que esta solicitud de quedarse en casa y evitar el contacto físico a como dé lugar es por el bien común, sin embargo eso no debería significar un encierro mental, porque han sido muchos meses, todas estamos cansadas, seguramente en este punto hemos aprendido a vivir con la angustia, o se nos han sumado otras preocupaciones, pero no olviden que estos estados de ánimo los corporizamos, y eventualmente se manifiestan.   

Así que, queridas todas, sigamos quedándonos en casa porque en Puebla los contagios aumentan y aumentan, pero no privemos a nuestra mente de una buena conversación, de la risa, y si es a carcajadas mejor, de los placeres simples, de aquello que nos motiva, que nos pone de buen humor, que nos hace sentir vivas y aferrarnos a la certeza de que esto también pasará y volveremos a abrazarnos. Se los prometo.  

 

 

Y mientras esos abrazos llegan, les quiero contar que en los últimos días conocí algo nuevo: la geografía feminista, una disciplina que estudia los lugares, sí, como nos dicta el sentido común, pero enfocada a las relaciones de poder y desigualdad entre géneros, al cuerpo como territorio y espacio físico, que a su vez ocupa un lugar determinado por un sistema hegemónico y patriarcal.

Bueno, no se crean que soy una experta, apenas he leído un par de artículos y empecé un libro que me recomendó la Dra. Giulia Marchese (Género, identidad y lugar, de Linda McDowell), pero es un tema que me hace volar la cabeza. Y justo mañana habrá un webinar sobre la cartografía de la violencia, a cargo de la Giulia. Les prometo contarles más la próxima semana. 

 

 

 

Para documentar nuestro pesimismo respecto de la ineptitud de los señores de Casa Aguayo y la Fiscalía, de acuerdo con datos del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) en el 2019, del total de Carpetas De Investigación iniciadas por el delito de violencia familiar sólo se concluyó el 6.24%; mientras que respecto de feminicidio fueron sólo… ¡seis!

Qué esperanzas, dadas estas cifras, tiene la familia de la maestra María de los Ángeles Reyes Silverio, asesinada el 30 de mayo en la mixteca poblana, que sigue esperando la aprehensión del asesino confeso.

Desde que sucedió este crimen han ocurrido tres feminicidios más en la zona. Y contando. 

 

 

Pero para contar también historias de vida, les recomiendo esta carta que la fotoperiodista Bibiana Díaz escribe a su hija Ari. Es una muestra de eso que les decía antes: buscar refugio en lo que nos infunde armonía, esperanza y paz. 

 

 

Antes de irme, dos cosas: no se pierdan nuestro primer círculo de lectura que inauguramos de la mano de mi muy querida Dani Rivera Marín, gestora cultural, mujer de letras y flores, imperdible.

Y miren el hermoso trabajo de Josefina Schargorodsky, una artista de Buenos Aires, Argentina, que se dedica a ilustrar para proyectos editoriales y diseño textil. 
Chulada.

 

 

 

Abrazos a la distancia.

M.

 

 

 

No se pierdan la actualización diaria de las noticias de LADO B directo en su celular, suscríbanse aquí a nuestra lista de distribución por Whatsapp.
# QuédateEnCasa
#ComunidadLadoB 

 

 

 

 

Cuéntanos qué temas te gustaría que abordaramos: redaccion@ladobe.com.mx 

 

 

 

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx