Incrementa desempleo en mujeres por pandemia de COVID-19
Por Cimac Noticias @
22 de junio, 2020
Comparte
Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Como lo alertó la Organización Internacional del Trabajo (OIT) durante los primeros tres meses de la pandemia por COVID-19, en México 312 mil mujeres –en cifras redondeadas– perdieron sus empleos formales, de acuerdo con un análisis de los datos abiertos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); esto significaría un retroceso de un año y cinco meses en el avance de la incorporación de las mujeres al empleo formal.

Desde 2016, primer año del que se tiene registro, México había conseguido durante los primeros cinco meses del año (de enero a mayo) un aumento sostenido en la cifra de nuevos empleos formales registrados ante el seguro social para mujeres. Así se consiguió hasta febrero de 2020, cuando el IMSS reportó 49 mil (en cifras redondeadas) nuevos empleos para mujeres. Es decir, un total 7 millones 871 mil 891 mujeres gozaban de un empleo con seguridad social en nuestro país.

No obstante, de acuerdo con el análisis de las cifras, de febrero a marzo, primer mes de la epidemia, 29 mil 296 mujeres perdieron sus empleos formales . De marzo a abril, la caída fue aún mayor con un total de 173 mil 844 mujeres sin sus empleos. De abril a mayo también hubo una disminución con 109 mil 324 menos mujeres registradas.

También puedes leer: COVID-19 afecta más a las mujeres en América Latina

El empleo es un factor determinante para garantizar la autonomía de las mujeres, por lo que la ausencia de él limita sus posibilidades para acceder a la educación o gozar de una vida libre de violencia. Asimismo, el desempleo en mujeres jefas de familia impacta directamente en la economía de sus familias y las comunidades, de acuerdo con publicaciones del Instituto Nacional de las Mujeres.

Desde el inicio de la pandemia, la Organización Internacional del Trabajo alertó a los países que el empleo de las mujeres, especialmente de quienes laboran en el sector informal, se vería afectado por las consecuencias económicas del confinamiento, y llamó a los gobiernos a instaurar políticas con perspectiva de género que hicieran frente a esta situación que significaría mayor pobreza para las familias.

No obstante, hasta ahora la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) no ha generado ninguna política laboral o de bienestar que tenga como objetivo central garantizar los derechos sociales y económicos de las mujeres.

Continuar leyendo en CIMAC Noticias

*Foto de portada: Foto: César Martínez López | CIMAC Noticias

Comparte
Cimac Noticias