Transporte público saturado puede causar contagio masivo de COVID-19
Al incumplimiento del decreto que obliga a unidades a sanitizar cada hora y circular al 50% se suma una alta demanda por el "Hoy no circula"
Por Axel Espinosa @axelbeto
17 de mayo, 2020
Comparte

El programa «Hoy no circula», si bien desalienta la salida innecesaria de la gente, también aumenta la posibilidad de contagios entre los que sí deben salir a trabajar, ya que estos obligatoriamente tendrán que hacer uso del transporte público. El hecho de estar muy cerca de otras personas, favorece la dispersión del virus, y más aún cuando las personas no usan cubrebocas y estornudan, tosen o hablan.

El decreto emitido por el gobernador Miguel Barbosa que obliga al transporte público a sanitizar las unidades cada hora, no sobrepasar el 50% de su capacidad y ofrecer gel antibacterial al pasaje, no se cumple en su totalidad, como lo ha reconocido la Secretaría de Movilidad a través de sus boletines donde da cuenta de unidades sancionadas por dicho incumplimiento, y como lo documentó LADO B previamente.  

Ahora el programa «Hoy no circula» ha comenzado a aumentar la demanda del servicio de transporte público. Cuestionado en la videoconferencia del 12 de mayo respecto de las medidas que tomaría al respecto, Barbosa se limitó a referir la existencia del decreto y exhortó a las personas a no subirse si la unidad viene llena y esperar la siguiente.

“El [decreto] que corresponde al transporte público […] es para que no vaya ocupado más del 50%. ¿A qué exhorto a los propios pasajeros? Pues a que no se suban. Si ya va una corrida, y ven que va a más del 50%, esperen a la que sigue, por favor; también estamos hablando de personas adultas y responsables”.

Esta situación plantea la posibilidad de que las unidades de transporte público se conviertan en focos importantes de contagio masivo.

La doctora Lilia Cedillo Ramírez, directora del Centro de Detección Biomolecular de la BUAP, en entrevista para LADO B, dijo que tanto en el transporte público como en cualquier otro espacio donde las personas se encuentran aglomeradas, hay una mayor probabilidad de contraer COVID-19, debido a la cercanía con probables portadores del virus que provoca esta enfermedad.

”Con la implantación del programa ‘Hoy no circula’, si bien se desalientan la salida innecesaria de la gente, también aumenta la posibilidad de contagios entre los que sí deben salir a trabajar, ya que estos obligatoriamente tendrán que hacer uso del transporte público. El hecho de estar muy cerca de otras personas, favorece la dispersión del virus, y más aún cuando las personas no usan cubrebocas y estornudan, tosen o hablan”.

Foto: Marlene Martínez

La doctora Cedillo dijo que, en las condiciones actuales de saturación, las superficies de los camiones como los tubos, asientos y  agarraderas son propensas a contaminarse, y si una persona sana tiene contacto con alguna de estas superficies contaminadas y después se toca la nariz, ojos o boca, puede contraer el virus de forma inmediata.

Del mismo modo, la doctora Rosa María del Ángel, investigadora del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav IPN), dio a conocer para LADO B que, esta situación en el transporte público también puede ser factor para generar un contagio masivo entre las personas “por la cercanía y la interacción entre los pasajeros dentro de las unidades de transporte”.

La doctora María del Ángel compara la situación actual del transporte público con un caso reciente de un foco de contagio en una escuela de canto en Estados Unidos, donde una persona portadora de COVID-19 fue capaz de contagiar, al menos, a 52 personas de 61 en total, en tan solo una práctica de canto con duración de 2 horas y media.

La doctora señala que las condiciones que se dieron en la escuela de canto comparten cierta semejanza con las condiciones actuales del transporte público: la cercanía que hay entre personas, el estar expuestas al no tomar las medidas de salubridad necesarias (uso de cubrebocas, por ejemplo).

De ese caso en Estados Unidos se realizó un estudio por el Departamento de Salud del Estado de Washington, donde descubrieron que este foco de contagio se dio en un espacio donde la proximidad fue de 1.8 metros entre cada persona (una distancia incluso de 300 metros más a la estipulada en México para la sana distancia). Este se agravó, asimismo, porque en el acto de cantar o hablar se expulsan gotículas de saliva.

Las medidas de prevención: insuficientes e ineficientes

Dos jóvenes reparten gel antibacterial y limpian los tubos del transporte público a cambio de alguna moneda./ Foto: Marlene Martínez

Hasta el momento, el gobierno del estado de Puebla solo a emitido un decreto el pasado 23 de marzo, donde se estipula que los choferes y concesionarios deberían de garantizar una distancia de al menos 1.5 metros entre pasajeros en las unidades de transporte público, además de mantener las unidades sanitizadas. 

Sin embargo, estas medidas no se han cumplido y, a la fecha, las unidades de transporte público aún circulan a su máxima capacidad de pasajeros, tal como lo relató LADO B en una nota publicada recientemente.

También puedes leer: Unidades llenas y personas sin cubrebocas: relaja transporte público medidas sanitarias

En opinión de la doctora del Ángel, se deben adecuar urgentemente medidas más drásticas en el transporte público, como el monitoreo de signos vitales y temperatura de los pasajeros. 

Para la doctora Lilia Cedillo, seguir las medidas de distanciamiento en el transporte público (manteniendo una distancia de 1.5 metros entre cada persona), así como la constante sanitización para evitar el riesgo de contagios por COVID-19, es una buena opción, siempre y cuando se cumplan estrictamente. 

Mientras que para los usuarios, la doctora Cedillo recomienda reforzar las medidas de higiene, en específico el lavado de manos y la aplicación de gel antibacterial después de hacer uso de alguna unidad de transporte público y evitar en todo momento tocarse la cara mientras se encuentran a bordo de las unidades.

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

 

*Foto de portada: Vladimir Zayas

Comparte
Axel Espinosa