Que sea ley, la marea verde que tomó las calles de Argentina por el derecho a decidir
En 2018, tras años de lucha, se discutió en el congreso de Argentina un proyecto para despenalizar el aborto, en este documental se retrata cómo se vivió el proceso.
Por Dafne García @DafneBetsabe2
31 de mayo, 2020
Comparte

Buenos Aires, Argentina, es agosto de 2018 y las calles aledañas al Congreso de la Nación están rodeadas de miles de mujeres que toman las calles en una movilización histórica: portan pañuelos verdes, cantan consignas al ritmo de la batucada, son, en palabras llanas una marea verde; niñas, jóvenes y adultas mayores juntas exigen que los diputados y senadores aprueben el proyecto que les dé –al fin– el derecho a decidir sobre sus cuerpos.

Tras pasar la aprobación de la cámara de diputados, el proyecto de despenalización del aborto es rechazado por los senadores; sin embargo, la semilla había germinado, a esta marea verde ya nadie la iba a parar.

El documental Que sea ley, dirigido por el argentino Juan Solanas y la proyección de cierre del festival Ambulante en Casa, retrata lo que se vivió en esos días de votación del proyecto para legalizar el aborto.

También, de una manera conmovedora, el documentalista logra que veamos no sólo lo que se vivió alrededor de las votaciones en el senado y la cámara de diputados, sino que refleja la lucha de años que llevan las mujeres para lograr que el aborto sea legal, seguro y gratuito desde diferentes trincheras como la medicina, la política, el activismo, el acompañamiento a las mujeres, e incluso desde la religión, desde el frente de grupos de teología feminista.

También puedes leer: La despenalización del aborto no es suficiente, pero sí necesaria

A lo largo de este largometraje se recopilan los testimonios de activistas, legisladoras, doctoras y mujeres que narran lo importante y fundamental que es para las mujeres decidir sobre la interrupción del embarazo para evitar morir en un aborto inseguro. Ya que, más allá de las creencias religiosas y morales de algunos integrantes de la sociedad, se trata de un derecho humano que debe ser asegurado por el Estado.

Que sea ley refleja también la parte dura de lo que es perder a una madre, hija o hermana por un aborto inseguro, pues el “costo más alto de la clandestinidad lo pagan las más pobres y las más jóvenes”, de acuerdo con una de las activistas entrevistadas en el documental.

La lucha por la despenalización del aborto en México y Argentina

"Que sea ley", la marea verde que tomó las calles de Argentina por el derecho a decidir

Still del documental «Que se ley», dirigido por Juan Solanas. / Foto: YouTube (Tráiler de «Que sea ley», de Juan Solanas en Ambulante en Casa 2020)

Como parte del cierre del festival de documentales, Ambulante en Casa organizó el conversatorio “¿Qué falta para que sea ley en América Latina? Un diálogo sobre la despenalización del aborto”, con la participación de la actriz Dolores Fonsi, la escritora Gabriela Jauregui, la diputada Hilda Pérez (Morena), la diputada Lucía Rioja, Rebeca Ramos y Sofía Alesso-Ramos de Marea Verde MX, así como también la  diputada Silvia Lospennato y Olivia Zerón reportera y conductora como moderadora. 

Después de Argentina, la marea verde se extendió por toda Latinoamérica, incluido México. 

Actualmente, en México la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) antes de las 12 semanas sólo está permitida en la Ciudad de México (desde 2007) y en Oaxaca (debido a una reciente modificación del código penal en septiembre del año pasado).

Aunque se han presentado iniciativas para despenalizar el aborto en otros estados, como es el caso de Hidalgo en diciembre del año pasado y Guanajuato esta semana, han sido rechazadas por los legisladores.

Para Hilda Pérez Ruiz, diputada de Oaxaca de Morena, uno de los retos más difícil para lograr la despenalización del aborto en dicha entidad fue separar el tema de la religión de lo legislativo.

Durante el proceso que llevó a la aprobación de la iniciativa en Oaxaca se tuvieron que hacer foros de discusión con los legisladores explica la diputada durante el encuentro virtual.

La legisladora enfatizó que la organización Gire les brindó un acompañamiento desde el inicio del proyecto de iniciativa, el cual tuvo un resultado muy positivo debido a la experiencia que ellas tenían en diversos ámbitos y porque era un tema que ya habían estado trabajando en la CDMX.

Por otra parte, las ONG’s de mujeres tuvieron un papel relevante por ejemplo en la organización de foros y mesas de diálogo con los legisladores, para darles herramientas con las cuales poder decidir y lograr la separación del derecho al aborto para las mujeres de la religión.

El acompañamiento por parte de las mujeres de la marea verde en México fue sumamente importante, sobre todo en un contexto en donde “se vivió violencia contra las diputadas que encabezaban la iniciativa, como intimidaciones por correo, teléfono, o personales”, cuenta Hilda Pérez.

Esta fuerza del acompañamiento de las organizaciones de mujeres en la lucha contra la despenalización del aborto por Latinoamérica, es palpable también a lo largo del documental en el caso de Argentina, al mostrar escenas de la organización de las protestas en las calles, la participación de los grupos feministas en las mesas de diálogo con los legisladores,  y el apoyo a los familiares que han perdido a una mujer por el aborto inseguro.

Te puede interesar: Apuntes sobre el aborto en Puebla y la 4T ¿Ahora sí será diferente?

Por su parte, Silvia Lospennato, diputada nacional de Argentina, quien participa en el documental, mencionó que ellas también, como legisladoras pro-aborto, han sufrido de violencia simbólica e incluso de otro tipo: “En la última manifestación recibimos denuncias penales”.

Asimismo, Lospennato reflexionó acerca de lo vivido en Argentina en 2018. “Nosotras sabíamos que lo que hacíamos iba a tener implicancias no sólo en el país, pero en la región”. Hizo énfasis en que, si bien el proyecto no pasó a ley, sirvió para juntar generaciones de mujeres para luchar y sacar a la luz un tema del que no se hablaba.

El papel de la de educación y la desestigmatización del aborto

"Que sea ley", la marea verde que tomó las calles de Argentina por el derecho a decidir

Still del documental «Que se ley», dirigido por Juan Solanas. / Foto: YouTube (Tráiler de «Que sea ley», de Juan Solanas en Ambulante en Casa 2020)

A lo largo del encuentro virtual se tocaron puntos muy importantes respecto a la reflexión acerca del derecho al aborto. Para Dolores Fonzi, actriz y activista argentina, el aborto y la violencia contra las mujeres tiene que ver con la educación: “Necesitamos la educación sexual integral, es un montón lo que hay que hacer aún”.

A pesar de eso, para la actriz resulta emocionante ver toda la red de mujeres que se empieza a establecer en torno al tema del derecho a decidir en países de Latinoamérica como Chile, México y Argentina, una marea verde.

Por otro lado, la escritora Gabriela Jauregui cuestionó los discursos que se tienen en torno al aborto: “Hay un montón de narrativas desde el arrepentimiento y el dolor. Hay que visibilizar y reforzar estas narrativas de celebración y de vida digna que el aborto permite”.

A esto agregó que es importante nombrar a las cosas como son, esto es, no decir pro-vida a las personas en contra del aborto, sino anti-derechos. Además, dijo que “el discurso de los anti-derechos es de muerte y de violencia […] es un discurso de odio y de opresión de negar los derechos a las mujeres”.

Ejemplo de este tipo de discursos que culpabilizan y estigmatizan a las mujeres, se pueden ver en varios fragmentos del documental, por ejemplo. 

Una de las escenas más reveladoras de esto es la recuperación de una entrevista a uno de los participantes de una marcha en contra del aborto, donde la reportera lo cuestiona acerca del embarazo en niñas de 10 y 12 años, y el entrevistado responde que quizás eso pasó “porque la niña quiso tener sexo con el adulto que la embarazó”.

Otra de las formas de hablar acerca del aborto es vincularlo al tema de la salud y enfatizar que el tipo de aborto que se quiere terminar es el aborto inseguro, ya que no es igual al aborto clandestino (el que se puede realizar desde las redes de acompañamiento y círculos de mujeres). “Las mujeres estamos haciendo la chamba del estado”, enfatizó Sofía Alessio-Robles de Marea Verde MX.

Falta de democracia en México

Para Lucía Riojas, diputada federal de México (sin partido), un vacío que detectó en el documental Que sea ley es el relacionado con la ausencia del Estado, que se tiene que subsanar con el tema del feminismo y el acompañamiento a las mujeres para que puedan abortar de forma segura. 

Por otra parte, “el tema de la despenalización del aborto y posteriormente la legalización, está profundamente ligado al tema de la crisis democrática que estamos viviendo, desde ahí se ejerce todo el poder de la estigmatización a la lucha de las mujeres”, explica la legisladora.

También puedes leer: Las manifestaciones feministas deben pensar cómo pasar incidencia política: Lamas

Uno de los ejemplos que Riojas mencionó como parte de esta crisis, es el hecho de que, si bien hay 241 mujeres en la cámara de diputados de la federación, “no todas tienen voz, ni visibilidad o apoyo de sus fuerzas políticas compañeras”, por lo que en realidad el poder de esas mujeres no se está ejerciendo.

A esto se suma el hecho de que las discusiones de agenda de derechos de las mujeres y diversidades sexuales siguen sometidas a las creencias y discursos de algunos legisladores con nexos evangelistas, y si a esto se agrega el hecho de que el presidente Andrés Manuel López Obrador llegó al poder en alianza con el Partido Encuentro Social (PES) de corte evangelista, el panorama político “es un cóctel brutal que no quiere avanzar en derechos, sino que quiere retroceder”, comentó Riojas.

Si bien durante el conversatorio se habló del trabajo que queda por hacer y los retos  para garantizar el derecho de las mujeres a la libre decisión sobre sus cuerpos en Latinoamérica, a lo largo del encuentro se hizo presente la indudable fuerza de las mujeres que desde diferentes ámbitos están trabajando constantemente para derrumbar lo que sea necesario. 

Esto concuerda justo con las últimas escenas del documental en donde se ve a cada una de las mujeres que fueron entrevistadas, con el puño en alto y gritando: “¡Que sea ley!”.

*Foto de portada: YouTube (Tráiler de «Que sea ley», de Juan Solanas en Ambulante en Casa 2020)

Comparte
Dafne García