Piden trabajadores del gobierno del estado les permitan trabajar por guardias
El gobernador mantiene funciones en dependencias; denuncian que en FGE les obligan a retomar jornada laboral normal incluso a personas con vulnerabilidades
Por Mely Arellano @melyarel
08 de mayo, 2020
Comparte

Al gobernador Barbosa le preocupa que no disminuya la movilidad pero mantiene funciones en dependencias, algunas sin actividades esenciales; denuncian que en FGE les obligan a retomar jornada laboral normal incluso a personas con vulnerabilidades

“Se nos volvió a trepar el contagio”, dijo el gobernador Miguel Barbosa durante la videoconferencia del lunes 6 de mayo, horas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtiera en “la mañanera” que el estado debía prepararse para una oleada de nuevos casos COVID-19.

Ese día Barbosa reportó 49 contagios más en Puebla, uno de los picos de contagio de la pandemia en Puebla. Y también ese día, miles de personas que trabajan en el Gobierno del estado se presentaron en sus oficinas, como han hecho durante toda la Jornada Nacional de Sana Distancia.   

Personal del DIF estatal, por ejemplo, cuya actividad disminuyó por la cuarentena, desde hace semanas ha sido obligado a trasladarse al Centro Expositor para armar las mil 500 despensas que el gobernador prometió al inicio de la contingencia. En este testimonio, como en todos los recabados por LADO B, la queja no es seguir trabajando, sino que no les permitan tomar las medidas sanitarias recomendadas, y que en ocasiones no les provean ni de cubrebocas.  

En la Secretaría de la Función Pública al personal de contrato también lo obligaban a realizar el armado de despensas, aunque sí les permitían trabajar con un esquema de guardias hasta el pasado 30 de abril, cuando despidieron aproximadamente a 150 personas.

Es justo eso, el riesgo del desempleo, lo que inhibe las denuncias de quienes, aun sin nada que hacer en sus oficinas, se tienen que presentar, como ocurre con personal administrativo de la Secretaría de Salud.

También puedes leer: Obligan a trabajadores administrativos de Salud a seguir presentándose en oficinas 

El 7 de abril, LADO B informó que al menos 2 mil personas del área administrativa con actividades no esenciales del sector Salud continuaban yendo a trabajar, aun cuando no podían desarrollar sus funciones normales debido a la suspensión de consultas regulares en hospitales y centros de salud.

Tres días después, un oficio firmado por el secretario de Salud, Humberto Uribe Téllez, autorizó la ausencia de personal psiquiátrico, de odontología y zoonosis, por considerar que son áreas no indispensables durante la emergencia sanitaria; sin embargo, el personal administrativo que asiste en estas áreas tiene que seguir presentándose: no hay consultas, no hay pacientes, no hay médicos, pero sí hay un trabajador o trabajadora cumpliendo con sus horas de trabajo, pero sin trabajar, pues no tienen prácticamente nada que hacer. 

Incluso, en una decisión que podría ser violatoria de sus derechos laborales, negaron a todo el personal administrativo tomar sus días de descanso durante la Semana Santa. 

En denuncias recogidas por este medio, trabajadores y trabajadoras cuestionan a las autoridades de Salud que no hagan una revisión de las áreas para permitir que quienes no sean indispensables puedan quedarse en casa o, al menos, hacer guardias. 

Respecto a lo anterior se cuestionó a la Secretaría de Salud y al DIF estatal sin que negaran los hechos, emitieran alguna aclaración o posicionamiento al respecto. 

También en la Fiscalía

Según testimonios recabados por LADO B, en la misma situación está desde este lunes personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), que fue obligado a presentarse a trabajar; incluso quienes padecen alguna enfermedad, cursan un embarazo, o tienen más de 60 años habrían sido obligados a firmar un documento donde manifiestan sentirse “en condiciones de salud favorables para seguir trabajando”. 

De acuerdo con una persona que labora como Ministerio Público, y pidió mantener su nombre en anonimato por temor a represalias, habían estado trabajando por guardias hasta la semana pasada, pero sin razón aparente les llamaron a presentarse en su horario regular desde el 6 de mayo.

La FGE, por su parte, dijo mediante un breve comunicado enviado a este medio que “desde el inicio de la pandemia y en concordancia con los decretos emitidos, exentó de presentarse a trabajadores(as) con más de 60 años de edad, discapacidad, enfermedades crónicas o embarazo.

“Se descarta que a las y los servidores públicos de la Institución se les solicitara la firma de documento alguno como el que describen, o que se les hubiera requerido regresar a laborar.

“La Fiscalía brinda el servicio de procuración de justicia protegiendo la salud de su personal y de la ciudadanía en el actual contexto”.

Y ahora sin autos

Foto: Marlene Martínez

La preocupación y el temor de contagio ahora se incrementa con el anuncio del gobernador Miguel Barbosa de poner en marcha el programa “Hoy no circula”, pues a quienes tienen auto particular esto les obligaría a usar el transporte público, y quienes de por sí lo usan temen que las unidades se llenen, aun más cuando en las últimas semanas han visto un relajamiento en las medidas de sana distancia y el uso de cubrebocas, tanto en las calles como en el transporte público.

También puedes leer: Unidades llenas y personas sin cubrebocas: relaja transporte público medidas sanitarias  

Este 7 de mayo el estado llegó a 909 casos registrados y 196 defunciones por COVID-19, y  Barbosa manifestó su “enorme preocupación”, en el Informe diario que presenta la Secretaría de Salud del estado de Puebla, porque a pesar de haber emitido decretos sobre sana distancia, uso de cubrebocas, confinamiento, regulación en el transporte, sanitización en lugares públicos, comercio en mercados, actividades en tianguis, actividades en establecimientos y prohibición de venta de bebidas alcohólicas en lugares públicos, la inmovilidad en Puebla no ha llegado al ideal de 60%.

Hasta el 26 de abril, de acuerdo con datos presentados en el Informe diario de la Secretaría de Salud Federal, la movilidad comunitaria en el estado de Puebla había disminuido un 50%.

Sin embargo, cuando un reportero le preguntó al gobernador en la videoconferencia si no creía que el “Hoy no circula” podría ser un problema pues las personas que deben ir a trabajar se verían obligadas a usar transporte público, el gobernador respondió: “Vamos a ver qué efectos tiene”, con la tranquilidad de quien se echa un volado y en el aire grita “sol”.

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Mely Arellano