Pese a medidas de confinamiento, Puebla aún registra mala calidad de aire
La movilidad en el estado solo ha disminuido un 40%, cuando la meta del gobierno es un 65%; esto ha contribuido a que el aire siga teniendo una mala calidad
Por Axel Espinosa @axelbeto
12 de mayo, 2020
Comparte

El estado de Puebla no sólo enfrenta una crisis sanitaria causada por COVID-19, también hay un importante problema ambiental en cuanto a la calidad del aire, a pesar de que la gente permanece en sus casas y la movilidad ha disminuido en casi un 40%, aunque la meta que se había planteado el gobierno federal era disminuir la movilidad cerca del 65%.

El llamado de diferentes autoridades, tanto estatales como federales, “Quédate en casa”, implica que las personas se mantengan en cuarentena dentro de sus hogares para prevenir contagios de COVID-19. Así, un beneficio indirecto extra sería la reducción de agentes contaminantes en el medio ambiente por la disminución, principalmente, del tráfico vehicular por las calles. 

Sin embargo, a la fecha, los índices de contaminación ambiental en la capital del estado han registrado, en múltiples días, una mala calidad del aire, según reportes del Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (Sinaica), que diariamente la califica bajo los parámetros: buena, mala o muy mala.

Poca disminución de movilidad, mala calidad del aire

Uno de los principales factores que contribuye a la mala calidad de aire en Puebla es la poca disminución de unidades vehiculares en las calles. Esto aun con la insistencia de parte de las autoridades a la ciudadanía para permanecer en confinamiento domiciliario.

De acuerdo con datos presentados el pasado 6 de mayo en conferencia de prensa por el titular de la Dirección General de la Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, Puebla registra apenas una mínima disminución de movilidad en las calles: 40%; en abril se informó que la movilidad comunitaria había disminuido un 50%, 

Es decir, pese a estar en plena fase 3 de la pandemia de COVID-19, Puebla ha registrado una importante movilidad en las calles. 

Por otro lado, Beatriz Manrique, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial del estado de Puebla, dio a conocer en conferencia de prensa el pasado 7 de mayo que durante el mes de abril se registró una reducción del 31% de contaminación ambiental; sin embargo, se espera que con la ejecución del programa “Hoy no circula” la contaminación baje más.

«Hoy no circula», mejoras a la larga

Foto: Marlene Martínez

Cabe señalar que en Puebla arrancó este lunes 11 de mayo el programa “Hoy no circula”, implementado por el gobierno del estado, para disminuir el flujo de vehículos en circulación. 

Este programa traería, a la larga, una mejora considerable al medio ambiente, pues la misma Secretaría de Medio Ambiente, en la rueda de prensa del 7 de mayo, resaltó que “de acuerdo con las proyecciones que se tienen del programa ‘Hoy no circula’, si este concluye el 30 de mayo, se dejarían de generar 210 mil 125 toneladas de contaminantes”.

Gustavo Sosa, experto en política ambiental, profesor e investigador del Instituto Mora, y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), en entrevista para LADO B, dijo que las medidas del confinamiento y la ejecución de diferentes programas para disminuir la movilidad, como el actualmente implementado “Hoy no circula” en Puebla, traerá una parcial mejoría a las condiciones del aire, pero la contaminación seguirá.

“Aun cuando la contaminación del aire baje, la polución [contaminación] seguirá. La movilidad mejora al haber menos vehículos; sin embargo, al estar confinados puede que consumamos más productos y fomentemos el ciclo de producción y consumo incesante que nos ha llevado a donde estamos”.

Dichas afirmaciones del experto en política ambiental las respalda un texto publicado por Greenpeace en su portal web. En este, se afirma que a pesar de la reducción del uso de vehículos por un par de semanas en distintas ciudades, esta medida no es suficiente para disminuir los altos niveles de otros contaminantes en el aire que se han estado acumulando a lo largo de los años, y que son responsables del cambio climático y la mala calidad del aire. 

Contaminación desde casa

Los niveles de basura generada estas fechas en Puebla se mantienen entre las 500 y 700 toneladas al día, al igual que el año previo, como ha dicho con anterioridad a LADO B César Manuela Galicia, gerente de Servicios Urbanos de Puebla. Sin embargo, ha habido un cambio en cuanto al sector donde se desecha más basura.

Las cantidades generadas de desechos en los hogares aumentó considerablemente a partir del confinamiento, mientras que la recolección de basura en las calles disminuyó de manera notable, de acuerdo con lo que dijo a esta casa editorial Salvador Martínez Rosales, coordinador del Organismo Operador de Servicio de Limpia.

También puedes leer: Así debes desechar tu basura para proteger a recolectores de COVID-19

Así, para Gustavo Sosa, el principal motivo de que la mala calidad del aire persista es que “la gente sigue contaminando desde casa”, es decir, al estar en confinamiento la gente recurre a un consumo incesante de diferentes productos, lo que significa que aumenta la cantidad de basura generada en los hogares.

Algo que podemos hacer para contrarrestar lo anterior, según Sosa, es generar mejores condiciones del aire con la creación y ejecución de campañas para fomentar la separación de basura, reciclaje y la reutilización de diversos productos como cartón, vidrio y plástico. Incluso podríamos aprender a realizar compostas o dejar de usar nuestro vehículo privado y movilizarnos en el transporte público al concluir la pandemia. 

No obstante, hace énfasis en que todas estas acciones deben de ser orientadas con políticas públicas en la materia.

Incremento de incendios: altas temperaturas y condiciones geográficas

Asimismo, para Gustavo Sosa, el incremento de incendios forestales ocasionados por las altas temperaturas –consecuencia del cambio climático–, y los aspectos geográficos que influyen en la permanencia de los contaminantes en el aire de cada región, también han sido unos de los principales problemas para que la contaminación siga.

“Por poner un ejemplo, la Ciudad de México tiene condiciones geográficas que influencian en la permanencia de contaminantes en el aire. Además, han existido incendios forestales en el centro del país que afectan a las zonas rurales“, dijo  Sosa.

Según datos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), en lo que va del año en Puebla se han registrado un total de 238 incendios forestales. De estos, los últimos seis han sucedido entre el 1 y 7 de mayo. Así, Puebla ocupa el cuarto lugar de los estados del país con mayor número de incendios forestales, al tener 10 mil 504 hectáreas dañadas. Los estados que ocupan los primeros tres lugares son: Michoacán, Ciudad de México y Estado de México.

No obstante, a nivel nacional, en el comparativo de datos acumulados al corte de mayo, este año se han registrado tan solo 3 mil 152 incendios, mientras que en 2019, a la misma fecha, se habían registrado 5 mil 141 incendios. Lo que significa que este año ha habido una reducción de 1,989 incendios forestales.

Ahora, pese a esta disminución en el número de incendios y a las medidas de confinamiento social que puedan traer en un futuro una posible mejora en las condiciones ambientales, es importante tener en cuenta lo que dice António Guterres, secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en un texto publicado en la página web de la ONU: 

“El mundo está comprometido con el cambio climático de forma continua, independientemente de cualquier caída temporal en las condiciones de contaminación debido a la epidemia de coronavirus [COVID-19]”.

Así, aunque puede ser prematuro sacar conclusiones firmes sobre la importancia y los beneficios ambientales que esta contingencia puede traer, no está de más que por ahora contribuyamos a mejorar la calidad del aire, a disminuir la propagación de incendios y a controlar el número de contagios por COVID-19, acatando las medidas sanitarias y de confinamiento correspondientes, manteniendo nuestra sana distancia, y empleando sólo los recursos necesarios en casa.  

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Axel Espinosa