Lil’ Buck: el verdadero cisne, el baile como escape a la violencia de pandillas en Estados Unidos
Charles ‘Lil Buck’ Riley es un famoso bailarín en Estados Unidos. Creó un particular estilo al mezclar el baile callejero del jooking con movimiento de ballet.
Por Axel Espinosa @axelbeto
28 de mayo, 2020
Comparte

El director Louis Wallecan es el encargado de documentar la vida del exitoso bailarín Charles “Lil Buck” Riley, quien se ha convertido en un excelente danzante artístico y ha podido colaborar con artistas como el chelista Yo-Yo Ma, y la cantante internacional Madonna.

Louis Wallecan, nos muestra en su documental Lil’ Buck: el verdadero cisne, proyectado en la gira Ambulante en Casa, cómo la música, los amigos y la pasión por el baile puede ser factor para que los jóvenes se alejen de los problemas y las drogas que rodean siempre a las pandillas de Estados Unidos.

Sin embargo, su historia está repleta de múltiples sacrificios para alcanzar la cima del éxito, pues sus inicios se remontan a cuando tenía 12 años de edad y vio al baile –los estilos callejeros del jooking– como un expresión artística que podrían mantenerlo alejado de los problemas de pandillas, desde el uso de drogas y peleas, en el barrio de Memphis, ubicado al suroeste de Tennessee, famoso por la música blues, soul y rock ‘n’ roll que se originó allí.

“Cuando era muy chico crecí entre el constante maltrato de mi padre, fue por eso que nos mudamos a Memphis y fue ahí donde encontré y viví en un ambiente callejero puro. Por eso, cuando me preguntan sobre mi barrio, les comento que Memphis es un barrio duro, no es un barrio rico o grande, aquí hay mucha pobreza. Sin embargo, el baile es una alternativa, nos mantiene fuera del peligro de las calles”, dice Lil Buck en el documental.

Entre ritmos musicales de Hip Hop y funk tanto el protagonista del documental, como los chicos de su barrio encontraron en las pistas de patinaje y en los estaciones de los centros comerciales de Memphis, los lugares idóneos para aprender y desarrollar la técnica del baile del denominado jooking y del Gangsta Walking, ambos un estilo de baile callejero que, con constante práctica y esmero, se volvió su pasatiempo favorito.

Still del documental «Lil’ Buck: Real Swan», dirigido por Louis Wallecan./ Foto: YouTube (Tráiler de «Lil’ Buck: el verdadero cisne», de Louis Wallecan en Ambulante en Casa 2020)

“El baile es un ambiente donde se puede ser libre, donde se es feliz, donde se puede hacer lo que te guste y donde aprendes entre amigos […] Toda la mierda, el amor y la frustración la podemos expresar con nuestros movimiento”, es el testimonio de Kasean, un practicante de jooking.

No obstante, además de ser una actividad recreativa para los jóvenes de Memphis, Charles Riley vio en el baile una herramienta para sobresalir y representar a su barrio por el mundo. Así, día a día fue puliendo sus movimientos para llegar a ser un reconocido bailarín, lo que, sin duda, le ocasionó varias lesiones en los pies y talones por las constante prácticas.

Sin embargo, su esfuerzo fue recompensado pues se le presentó la oportunidad de ser parte de una escuela de ballet al conseguir una beca, lo que implicó adentrarse a un mundo y estilo de baile más profesional, dentro de un ámbito más artístico. Este aprendizaje y herramientas artísticas del ballet junto con su iniciación en el baile callejero hicieron que creara un estilo único y propio de baile.

Still del documental «Lil’ Buck: Real Swan», dirigido por Louis Wallecan./ Foto: YouTube (Tráiler de «Lil’ Buck: el verdadero cisne», de Louis Wallecan en Ambulante en Casa 2020)

“La combinación del mundo clásico del ballet y el estilo callejero del jooking fue una fusión que me abrió muchas puertas, pues la mezcla de estos dos estilos de bailes tan distintos no se veía fácilmente en alguna persona. Para muchos fue romper con las reglas del ballet, por ejemplo, pero yo no lo siento así, más bien fue crear un estilo nuevo”.

Dicho estilo único, que surgió de la mezcla de los movimientos del baile, fue lo que lo catapultó a alcanzar la fama mundial, participando –como nos muestra el documental– en un par de conciertos del chelista Yo-Yo Ma, y a estar en la mira de diferentes personas en la actualidad.

“El baile debe de ser tu ego, tu propia iniciativa, tu superación puesta en movimiento, tus experiencias de vida y de la calle […] En los movimientos se reflejan tus sentimientos, tus problemas y tus logros puestos en escena para el público”, dice el protagonista del documental.

*Foto de portada: YouTube (Tráiler de «Lil’ Buck: el verdadero cisne», de Louis Wallecan en Ambulante en Casa 2020)

Comparte
Axel Espinosa