La terquedad de buscar a los hijos en plena pandemia
María Isabel y sus compañeras rompieron la cuarentena por COVID-19, decidieron salir y buscar a sus hijos desaparecidos en fosas
Por Lado B @ladobemx
13 de mayo, 2020
Comparte

Marcos Vizcarra | A dónde van los desaparecidos

Las botas de Yosimar están acomodadas en el closet, donde las dejó el 26 de enero de 2017. Aquí el tiempo quedó suspendido a esa fecha: también está su ropa doblada, el uniforme de policía, el perfume y las cremas humectantes. Los muebles siguen acomodados de la misma manera y en el buró están las fotos con su futura esposa, con sus hermanos y su madre. Está todo, menos él.

No, no estamos locas, como dicen por ahí

No, no estamos locas, como dicen por ahí

Buscamos a nuestros hijos, señores

Y nadie nos puede parar

Buscamos a nuestros hijos, señores

Y nadie nos puede parar

Canta María Isabel Cruz Bernal, madre de Yosimar García Cruz, policía municipal de Culiacán que fue desaparecido por un grupo de hombres armados la tarde de ese 26 de enero de 2017.

También puedes leer: CNB lleva un año de retraso en la publicación del registro de personas desaparecidas

Entona la letra con la misma cadencia de La Llorona, una canción popular de Oaxaca, junto a otras 15 mujeres que integran el colectivo “Sabuesos Guerreras”, conformado por más de 350 familias que desde 2017 buscan a personas desaparecidas en Sinaloa. Cantaban mientras se dirigían a las Cribas de San Pedro a rastrear fosas.

María Isabel y sus compañeras decidieron romper la cuarentena por COVID-19 que impusieron autoridades sanitarias tras altos niveles de contagios y la letalidad que implica el contraerla. Por esta ya han enfermado más de 4 millones de personas en el mundo 285 mil han fallecido. En México son 36 mil contagiados y 3 mil 537 personas que han muerto.

Desafiando las reglas que prohíben salir de casa, sus propios miedos, y las advertencias de sus familiares, decidieron salir y buscar a sus hijos desaparecidos, la mayoría hombres, en fosas.

Bajo sus trajes de bioseguridad portaron playeras con la leyenda “¿Dónde están?” / Foto: Marcos Vizcarra

“Como madres de un desaparecido tenemos la necesidad de mitigar un poco nuestro dolor. El no salir a búsqueda es como no hacer nada para encontrarlos”, señala María Isabel, la líder del colectivo.

El grupo reanudó las búsquedas desde el 22 de abril, cuando en Sinaloa ya sumaban 573 contagiados y 61 defunciones, y ya se habían publicado medidas de prevención por la pandemia, como la de evitar salir si no era esencial.

“Las búsquedas de desaparecidos deben ser esenciales, son nuestros hijos y no sabemos cómo están porque los desaparecieron”, señala esta mañana en las Cribas de San Pedro.

Viste con su traje blanco de bioseguridad, que compró con ahorros tras vender comida y libros donados.

Es la ropa que usa para desenterrar cuerpos de fosas clandestinas, como le han enseñado antropólogos forenses, que desde hace más de dos años acompañan al colectivo.

“Si nosotros no los buscamos, las autoridades menos… y menos con esta contingencia, las autoridades están desaparecidas”, dice y sabe de lo que habla. En Sinaloa hay más 4 mil 825 personas desaparecidas, de acuerdo a los registros oficiales de la Fiscalía General del Estado.

Migrar para buscar

El colectivo Sabuesos Guerreras realiza búsqueda en campo en Sinaloa / Foto: Marcos Vizcarra | A dónde van los desaparecidos

María Isabel vivió en Oaxaca, donde nació, pero decidió mudarse a Culiacán para localizar a su hijo desaparecido.

Una semana antes de la desaparición de Yosimar, otros dos policías municipales habían sido desaparecidos. Se trataba de José Antonio Saavedra Ortega e Israel Ruiz Félix.

La Fiscalía General de la República ha establecido que los tres fueron desaparecidos como represalia por haber auxiliado a militares que habían sido emboscados la madrugada del 30 de septiembre de 2016, en la carretera que conecta con Badiraguato, por un grupo de personas armadas con rifles y bazucas. Los atacaron para rescatar a un hombre llamado Julio Óscar Ortiz, relacionado con la organización “Cártel de Sinaloa”.

Solo un grupo de policías comandado por Israel Ruiz Félix atendió al llamado de auxilio. Tres meses y medio después esos policías fueron asesinados o desaparecidos.

El policía Ruiz Félix es el único que ha sido localizado. Su cuerpo estaba calcinado y enterrado en una fosa en las Cribas de San Pedro. Lo encontró en febrero ese grupo de mujeres con familiares desaparecidos, con María Isabel a la cabeza, que tras ese hallazgo se convirtió en “Sabuesos Guerreras”.

El colectivo volvió a rastrear otras veces en ese terreno y encontró otros cinco mil fragmentos de hueso que a la fecha no han sido identificados por las autoridades.

María Isabel insiste en seguir peinando y escarbando en ese lugar, porque tiene la certeza de que ahí yacen más personas que fueron alejadas de sus familias.

“Es un lugar significativo, lo visito dos veces al año para ver qué hay, qué se encuentra”, menciona mientras se acomoda el cubrebocas y saca una varilla de la camioneta para comenzar.

Continuar leyendo en A dónde van los desaparecidos

*Foto de portada: Marcos Vizcarra | A dónde van los desaparecidos

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx