Denuncian a gobierno municipal de Zoquitlán por violar derecho a la información
La organización MAIZ acusa al presidente municipal de no transparentar información sobre una obra en Tepexilotla; además, le reprochan que siga convocado a conglomeraciones
Por Dafne García @DafneBetsabe2
10 de mayo, 2020
Comparte

Pese a que el acceso a la información pública es un derecho que está protegido por la ley, integrantes de la organización Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) denunciaron falta de transparencia en la ejecución de obras públicas en el municipio de Zoquitlán, en la Sierra Negra de Puebla.

De igual manera acusaron al presidente municipal Claudio Hernández Cabanzo de no respetar las medidas de sana distancia, pues continúa provocando conglomeraciones en arranques de obras, pese a la declaratoria de fase 3 por la pandemia.

Aram Montalvo Llezte dijo en entrevista para LADO B que el conflicto comenzó en diciembre de 2019, cuando habitantes de la junta auxiliar de Tepexilotla, ubicada a 2 horas de la cabecera municipal, reclamaron a Hernández Cabanzo que no les hubiera consultado sobre la ampliación de 900 metros de drenaje en la calle principal, y además le exigieron que transparentara los recursos de la obra.

Al no haber respuesta del presidente municipal, el 9 de enero organizaron una rueda de prensa junto con compañeros de MAÍZ para manifestar su inconformidad y solicitar por escrito al presidente que diera a conocer los recursos utilizados en la obra mencionada, así como todas las que se ha realizado en su mandato.

“Nos quedamos a la espera de una respuesta, no la hubo, lo que pasó fue represión en contra de los regidores de la junta auxiliar de Tepexilotla, el regidor de Obras y el regidor de Gobernación”, a quienes el presidente municipal les dijo que si querían transparencia debían entrar al sitio de internet del ayuntamiento de Zoquitlán, dijo Montalvo.

LADO B constató que en la página del ayuntamiento la información no está disponible, solo hay enlaces de los documentos y una captura de pantalla en donde se menciona el reporte de los datos de obras en una página de la Secretaría de Hacienda.

También puedes leer: Indígenas en México: ¿cómo enfrentar una epidemia, la discriminación y el abandono histórico del Estado?

Cuauhtemóc Cruz Isidoro, integrante de la Asociación Mexicana de Derecho a la Comunicación (AMEDI) dijo en entrevista para LADO B que esto viola el Derecho a la Información, particularmente en el tema de acceso. “Si en el portal de transparencia al que él (el presidente) remite no aparece la información, de entrada no está cumpliendo con la obligación de transparencia, es decir el mínimo que establece la ley”.

LADO B realizó una búsqueda y encontró los datos referentes a ese proyecto de Zoquitlán pero en la página de “Transparencia Presupuestaria: Observación del Gasto” que está a cargo de la Secretaría de Hacienda.

Cruz explicó que el hecho de que el sitio al que remite la página del ayuntamiento esté a cargo de otra entidad gubernamental incumple con lo establecido en la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública

“El portal de transparencia presupuestaria no es un portal destinado para el cumplimiento de la ley”. Los dos mecanismos contemplados por la normativa consisten en la Plataforma Nacional de Transparencia o que en el sitio web del ayuntamiento exista un apartado con los datos de transparencia agrega el experto.

Te recomendamos también: Penalizar fake news podría usarse para atentar contra la libertad de expresión, advierten

En este caso, lo que el presidente municipal tenía que implementar era una medida de transparencia proactiva, es decir, un mecanismo de transparencia de la propia obra, considerando además que el municipio tiene zonas rurales sin acceso a internet.

Presidente municipal expone a la población a contagios por COVID-19

Foto: Cortesía

Aram Montalvo hace énfasis en que aparte de que Hernández Cabanzo no atendió la solicitud de la organización de acceso a la información, desde el 20 de abril el funcionario ha realizado arranques de obras en el municipio sin respetar las medidas de sana distancia y resguardo. 

“En las últimas dos reuniones hubo más de 150 personas, en la primera nada más llevaba el presidente su cubrebocas en la segunda unos 10 que estaban al frente que salen en el video, pero de ahí todos los demás fueron sin cubrebocas”.

En el material gráfico compartido con este medio se constata que aparte de que la mayoría de la personas reunidas no cuenta con insumos de protección personal, los pobladores se encuentran concentrados sin respetar la sana distancia recomendada por las autoridades.

Y si bien hasta la actualización del 5 de mayo del gobierno estatal, en ese municipio solo había un caso de COVID-19, y el municipio vecino de Ajalpan 3 y una defunción, Zoquitlán está catalogado como lugar con vulnerabilidad crítica al virus, de acuerdo con los datos del estudio “Vulnerabilidad ante COVID-19 en México” realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

También puedes leer: Más de la mitad de los municipios de Puebla presentan un grado crítico o muy alto de vulnerabilidad ante COVID-19

Por ello, las conglomeraciones constituyen un riesgo para sus pobladores así como una posible fuente de contagio de SARS-COV2, pues de acuerdo con ese estudio, la vulnerabilidad de un municipio ante el virus significa que ante un brote no cuentan con la capacidad de respuesta médica necesaria debido a la marginación social y económica. 

La marginación y los problemas sociales en Zoquitlán no son recientes, de acuerdo con Montalvo Llezte hay una problemática muy fuerte desde hace al menos 4 años cuando la minera Autlán quiso imponer una hidroeléctrica sin consultar con la población.

A raíz de eso “se formó una resistencia indígena muy fuerte y de ahí hemos encabezado una lucha social muy fuerte en contra de la hidroeléctrica a partir de ahí hemos tenido represión y hostigamiento por parte de las autoridades municipales, nos quemaron un autobús hace tres años en la comuna, [..] tenemos un compañero desaparecido, Sergio Rivera Hernández hace dos años ya, y el conflicto ha ido creciendo” explica el activista.

Foto: Cortesía
Comparte
Dafne García