Así debes desechar tu basura para proteger a recolectores de COVID-19
Personal de servicio de limpia y recolectores piden se etiqueten de manera correcta los desechos de casa, tanto los de desinfección como los que usaron habitantes contagiados
Por Cristian Escobar Añorve @crazo70
05 de mayo, 2020
Comparte
Cristian Escobar

@crazo70

A más de un mes de declarada la contingencia sanitaria por COVID-19, la movilidad en el país se ha reducido drásticamente. De acuerdo con datos presentados en el Informe diario de la Secretaría de Salud Federal, el día 26 de abril, la movilidad comunitaria en el estado de Puebla ha disminuido un 50%, es decir, lo mínimo esperado por la campaña de Sana Distancia.

No obstante, esto no ha representado una disminución en cuanto a los desechos producidos en la capital del estado. Los niveles de basura se mantienen iguales en comparación con lo registrado el año pasado en estas mismas fechas: entre 500 y 700 toneladas de basura recolectadas al día, aproximadamente, según César Manuel Galicia, gerente de Servicios Urbanos de Puebla.

Esto se debe a que, si bien la recolección de basura en las calles –principalmente del Centro Histórico– ha disminuido notablemente debido a la poca cantidad de personas en las calles y negocios abiertos, la recolección de basura de casas habitación ha aumentado considerablemente por el mismo motivo; así dijo a LADO B Salvador Martínez Rosales, coordinador general del Organismo Operador de Servicio de Limpia (OOSL).

Asimismo, destacó que no ha habido un incremento en las cantidades de basura, contrario a lo que se podría pensar, por el uso de insumos desechables como cubrebocas, guantes y artículos de limpieza y desinfección. Sin embargo, es de suma importancia desecharlos adecuadamente para evitar la propagación de COVID-19.

Esta nota podría interesarte: Cómo hacer un cubrebocas casero for dummies

Medidas oficiales para desechos de limpieza y protección

Foto: Polina Tankilevitch | Pexels

El coordinador general del OOSL, recalcó la importancia de clasificar los desechos de insumos empleados para la limpieza de superficies o para protección personal colocándolos en una bolsa debidamente cerrada y desinfectada con una mezcla de agua con cloro

Esta mezcla debe ser diluida de la siguiente manera: cien mililitros de cloro doméstico o comercial por cada litro de agua (no se debe mezclar detergente con la solución clorada), según el Manual de proceso de prevención de infecciones para las personas con COVID-19 de la Secretaría de Salud.

En caso de que algún habitante del hogar presente síntomas de alguna enfermedad respiratoria o COVID-19, se solicita que los desechos generados por la persona contagiada se almacenen en un recipiente exclusivo, con una bolsa desechable, dentro de la habitación de aislamiento. Al momento de remover la bolsa con la basura, deberá cerrarse con cinta aislante eléctrica antes de sacarse a la calle, y colocarle un distintivo rojo (puede ser una marca grande con plumón). 

De esta manera, el personal de limpieza y recolección puede identificar las bolsas que contienen desechos delicados, y depositarlas directamente en el relleno sanitario. Una vez ahí, estas son enterradas, por lo que el personal ya no busca materiales dentro de estas que pudieran volver a emplearse. 

Si este tipo de desechos no se clasifica, se corre el riesgo de que pepenadores puedan abrir las bolsas en busca de alimento, o que animales como perros o gatos puedan maltratarlas, exponiendo los residuos que contienen. 

De igual forma, el gobierno de la ciudad de Puebla, mediante la campaña “¡Yo te cuido, tú me cuidas!”, ha emitido recomendaciones generales para el uso y desecho de cubrebocas de uso común, como medida preventiva frente al nuevo tipo de coronavirus.

Estas consisten en la correcta destrucción de los cubrebocas con tijeras, mismas que deberán ser desinfectadas posteriormente con agua clorada, así como la manera correcta para desechar los insumos de protección personal en una bolsa independiente, como ya se mencionó anteriormente.

Te recomendamos leer: Guía para desechar tu cubrebocas

Personal de recolección frente a la pandemia

Foto: Marlene Martínez

Una realidad diferente es la que viven los recolectores de basura, como Carlos Alberto Pérez Díaz, de 20 años de edad, recolector de Servicios Urbanos de Puebla (SUPSA), quien habló con LADO B respecto a cómo ejercen su trabajo en tiempos de contingencia por COVID-19.

Pérez Díaz nos contó que si bien algunas personas ya están sanitizando sus bolsas de basura con agua clorada y las están cerrando correctamente, no todas lo hacen así. Realmente, en muy pocas ocasiones ha encontrado que se etiqueten los desechos con alguna advertencia. Por ello, los recolectores se basan en las marcas blancas que deja el cloro en las bolsas para identificar si alguna contiene residuos que pueden ser contagiosos.

A su vez, José Luis Gabriel Gómez, también recolector de SUPSA, dice que en la capacitación que les dan al iniciar su trabajo, les indican cómo manejar los desechos clínicos. No obstante, ahora que los desechos urbanos pueden contener algunos artículos contagiosos, tienen que tomar medidas extras para cuidarse. 

Así, SUPSA les ha brindado cubrebocas (dos mascarillas lavables y un número ilimitado de desechables para que las usen debajo de las lavables), gel antibacterial, agua y jabón para lavarse las manos, y líquido antiséptico para desinfectar todo lo que manejen.

Foto: Marlene Martínez

También te puede interesar: COVID-19 afecta más a hombres que a mujeres, te decimos por qué

Aunado a esto, la empresa de recolección ha implementado protocolos de prevención de contagio, tales como la medición de temperatura de todos los trabajadores a la hora de ingresar, así como un cuestionario con preguntas relacionadas a los síntomas de COVID-19 y a posibles contactos de riesgo.

Tanto José Luis como Carlos Alberto, hacen un llamado a la población a que etiqueten de manera correcta sus desechos, pues aunque ellos se sienten seguros con las medidas que han implementado en su trabajo, no se confían a la hora de recolectar la basura; prefieren que las bolsas estén debidamente marcadas en caso de contener algún desecho de personas contagiadas de COVID-19, o de cualquier otra enfermedad viral, para así poder llevarlos directamente al relleno sanitario sin que pase por la separación de materiales. 

Comparte
Cristian Escobar Añorve