Venezolanos en Ecuador: “No podemos dejar que nuestra gente se nos muera”
En Ecuador, decenas de voluntarios venezolanos asisten a sus compatriotas afectados por la cuarentena, pues la mayoría lleva más de un mes sin ingresos
Por Lado B @ladobemx
30 de abril, 2020
Comparte

Foto tomada de Efecto Cocuyo

Jorge Flores Riofrio | Efecto Cocuyo

Todas las mañanas Jesús Márquez enciende su motocicleta con un objetivo: entregar alimentos a sus coterráneos vulnerables en Guayaquil. Al igual que decenas de voluntarios asiste a venezolanos en Ecuador afectados por la cuarentena. Sabe que gran parte de sus compatriotas lleva más de un mes sin percibir ingresos.

“No podemos dejar que nuestra gente se nos muera de hambre”, declaró Márquez. El tachirense relata que llena su morral de alimentos, lo carga a su espalda y recorre Guayaquil de norte a sur. Dice ser consciente de la situación de muchas familias: al borde del desahucio.

De acuerdo con el Gobierno de Ecuador, 89% de los 400 mil venezolanos que viven en el país trabajan en el comercio informal, sector directamente afectado por la crisis producto del estado de emergencia por el COVID-19.

También puedes leer: Venezolanos en Ecuador: “Si no nos agarra el virus, nos agarra el hambre”

Escenas impactantes

Darío Peroza, oriundo de San Fernando de Apure (occidente de Venezuela), es uno de los motorizados venezolanos comprometidos con ayudar. Al igual que Márquez, transporta alimentos suministrados por fundaciones que, desde mediados de marzo, recolectan víveres y medicinas destinadas a los más vulnerables de la colonia venezolana.

Durante sus recorridos previos al 25 de abril, Peroza fue testigo de escenas que le afectaron: “Vi muchos cuerpos tirados frente a las casas. Lo más impactante que vi fue el cadáver de un hombre tendido sobre un banco de la calle tapado con cartón”.

También vió filas de camionetas con ataúdes en sus cavas y de carros con urnas amarradas al techo en la entrada de los cementerios. Debido a la cantidad de fallecidos en Guayaquil durante las últimas semanas, la ciudad se convirtió en el epicentro de la pandemia en Ecuador. Esas largas filas de vehículos a Peroza le recordaban a las que se pueden ver en Venezuela. “Allá la gente busca llenar el tanque del carro y se hacen colas en la bombas, aquí las personas esperan enterrar a sus familiares”.

Hasta el 28 de abril, el Gobierno de Ecuador cuenta 24.258 personas contagiadas con la enfermedad, 871 fallecidos y otros 1.366 sospechosos de haber muerto por COVID-19.

También puedes leer: ONU envía 90 toneladas de suministros a Venezuela como respuesta al COVID-19

Pedaleando por los venezolanos en Ecuador

La ayuda no solo llega en moto. El venezolano José Guevara, junto a otros colaboradores de la Fundación Muevellevaron alimentos en bicicletas los primeros días de la cuarentena. “Eso lo hicimos al comienzo pero, como era tan matador, tuvimos que buscar apoyo de personas con carros o motos”, recordó el voluntario.

La última vez que repartió vivieres en bicicleta recorrió al menos 20 kilómetros en cinco horas. “Me descompensé, casi me desmayo. Me dio fiebre y caí en cama. Tenía muchos años que no manejaba bicicleta”, explicó el hombre de 43 años. De allí en adelante, decidió ayudar de otra manera. Empezó a entregar bolsas con alimentos que recibe de la Fundación Mueve.

Continuar leyendo en Efecto Cocuyo

*Foto de portada: Efecto Cocuyo

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx