Más de la mitad de los municipios de Puebla presentan un grado crítico o muy alto de vulnerabilidad ante COVID-19
De acuerdo con un estudio de la UNAM, 139 municipios de Puebla enfrentan la pandemia de COVID-19 con un grado crítico o muy alto de vulnerabilidad
Por Julio Sandoval @jota_sand
28 de abril, 2020
Comparte

Foto: Marlene Martínez

Julio Sandoval

@jota_sand

El poco acceso a recursos informativos para prevenir el contagio, la escasa infraestructura de salud y las negativas condiciones socioeconómicas, mantienen a 139 municipios del estado de Puebla en un grado crítico o muy alto de vulnerabilidad ante la pandemia de COVID-19, según reveló el estudio “Vulnerabilidad ante COVID-19 en México” realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Metodología del estudio 

El índice de vulnerabilidad fue elaborado a partir de las condiciones que presenta cada lugar, agrupadas en dimensiones demográficas, de salud y socioeconómicas.

En la dimensión demográfica se encuentran las características de la población por las cuales se le dificultaría enfrentar los contagios por el virus: el poco acceso a la información para prevenir la propagación o los factores asociados a la poca accesibilidad a los servicios médicos.

También puedes leer: Estos son los hospitales de Puebla que atenderán a pacientes de COVID-19 

La dimensión de salud se compone por la cobertura y especialización en la infraestructura de salud y personal médico, así como el porcentaje de pobladores que presentan alguna comorbilidad asociada a las complicaciones del COVID-19 (diabetes o hipertensión). 

La dimensión socioeconómica está compuesta por características referentes al bienestar de la población, en términos de derechos y capacidad económica.

Foto: Marlene Martínez

Municipios vulnerables de Puebla

En municipios como Puebla capital o San Andrés Cholula el número de contagios por COVID-19 es mayor; sin embargo, el grado de vulnerabilidad es medio, pues cuentan con una mayor infraestructura de salud y una mayor capacidad económica. En el estado hay 30 municipios con vulnerabilidad media, 48 con vulnerabilidad alta, 63 con vulnerabilidad muy alta y 76 con vulnerabilidad crítica.

“La vulnerabilidad de los municipios donde no hay contagio es la más alta y crítica, lo que puede tener fuertes efectos negativos en las economías locales aún sin contagios. Es en estos municipios en los que se deben prevenir a toda costa los contagios, ya que además de la precariedad económica, los servicios de salud son prácticamente nulos”, se explica en el documento.

Así, los municipios más vulnerables –contrario a lo que se puede pensar– no son los que tienen una mayor probabilidad de contagio en su territorio (grandes ciudades que presentan más casos positivos de COVID-19 pero que cuentan con mejores condiciones económicas y de salud), sino los que no tendrían la capacidad de respuesta ante un brote por la marginación social y económica que padecen. Además, estos municipios tienen mayores dificultades para sobrellevar la emergencia sanitaria en términos económicos. 

“Es en esos municipios en los que las condiciones económicas de la población son tan precarias, que sobrellevar el periodo de contingencia representa un reto mayor. En términos socioeconómicos, son los municipios con menor capacidad de resistencia y, por consecuencia, menor capacidad de resiliencia. Es imperativo que la política pública se encamine a evitar la propagación de contagios en estas áreas, ya que no existen los servicios médicos para atender a quienes se enfermen”, señala el estudio.

Por ello, el estudio recomienda mantener las medidas de prevención del contagio –como el distanciamiento social y la suspensión de actividades no esenciales– en los municipios con vulnerabilidad muy alta o crítica aunque no se hayan presentado casos, además de evitar el levantamiento anticipado de las mismas si antes no se ha controlado la pandemia en los municipios con los que tienen mayores vínculos socioeconómicos. 

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Julio Sandoval