Disminuye la percepción de inseguridad en Puebla capital
Expertos coinciden en que eso no es sinónimo de disminución de incidencia delictiva; hay un patrón estadístico consistente que se repite en este año
Por Dafne García @DafneBetsabe2
21 de abril, 2020
Comparte

Foto: Foto: Marlene Martínez

Dafne García

@dafnebetsabe2

La ciudad de Puebla dejó de ser la ciudad con el mayor nivel de percepción de inseguridad en todo país. Los datos más recientes de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), muestran que hay una mejoría en la percepción de inseguridad en la capital poblana al caer a la posición 14 en el ranking nacional, pero aún no hay que echar las campanas al vuelo.

Hay un patrón estadístico que muestra que hay un descenso de la mala percepción entre el cierre de un año y el inicio del siguiente, es decir el momento en el que nos encontramos.

Además, expertos del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del estado de Puebla y del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM), coinciden en que aún hay trabajo por hacer ya que el 86.8% de la ciudadanía aún se siente insegura en la capital poblana. En el trimestre anterior era el 92.7%.

Por otra parte, consideran que se deben tomar en cuenta otros aspectos que influyen en el fenómeno de la inseguridad (como número de carpetas de investigación, o la cifra negra de los delitos), para tener una lectura más objetiva y calificar las estrategias de seguridad implementadas por el gobierno.

Lo que dicen los datos

De acuerdo con los últimos resultados de la ENSU, a nivel nacional hubo un leve aumento de percepción de la inseguridad, ya que pasó de 72.9% a 73.4% de personas que se sienten inseguras en sus ciudades. 

A contracorriente, Puebla capital registró una disminución significativa en ese rubro, pues pasó de 92.7% a 86.8%, si se le compara con el trimestre anterior, es decir, el periodo de octubre a diciembre de 2019. 

También puedes leer: La inseguridad en cifras, el complejo termómetro de la percepción y la denuncia del delito

Sin embargo, al comparar todos los trimestres de enero a marzo de 2016 a 2020, con su respectivo trimestre anterior, podemos observar que, a excepción de 2017, es usual que entre el fin del año previo y el inicio del siguiente haya una disminución en la percepción de inseguridad.

En la siguiente gráfica se puede observar dicha disminución a través de los años; también se aprecia, si tomamos el lapso de enero-marzo de 2020 y lo comparamos con el de 2019, que la reducción de personas que perciben como insegura la capital es apenas de un 0.8%.

Por otra parte, en la percepción de efectividad por parte del gobierno para resolver las problemáticas hubo una leve mejoría al crecer ese indicador en 2.8 puntos porcentuales, al pasar de 15% en el último trimestre de 2019 a 17.8 en el primer trimestre de este año; no obstante, este porcentaje aún ubica a Puebla por debajo de la media nacional, cuyo promedio es de 25.4%. 

En ese rubro, las ciudades con los porcentajes más altos fueron Piedras Negras (Coahuila) con 59.9%, Saltillo (Coahuila) con 59.3% y Apodaca (Nuevo León) con 58.8%.

Otros resultados relevantes de la encuesta

Según la ENSU, los cuatro lugares del espacio público que los poblanos consideraron como más inseguros entre enero y marzo de este año fueron el transporte público (92.5%), los cajeros automáticos localizados en la vía pública (92%), los mercados (81.3%) y los bancos (81.3%).

Foto: Foto: Marlene Martínez

Estos resultados tuvieron algunas variaciones respecto a la encuesta pasada, en la que los lugares percibidos como más inseguros fueron en primer lugar los cajeros automáticos. Los mercados ocupaban el lugar número seis, mientras que en esta ocasión ocuparon el tercero.

En el rubro de atestiguación de delitos y conductas antisociales se mantienen los robos o asaltos, consumo de alcohol en las calles, y vandalismo, como los más frecuentes, igual que en el trimestre pasado.

Sin embargo, en esta encuesta, en el comparativo nacional, Puebla fue la segunda ciudad donde más se atestigua el delito de robo o asalto en los alrededores de la vivienda de las personas, con un 81.4%, un 20.8% por arriba de la media nacional. El primer lugar lo ocupó Ecatepec, con 82.3%.

En cuanto al desempeño de las autoridades, menos porcentaje de la población considera como efectiva a la policía preventiva municipal y la policía estatal, si hacemos el comparativo entre el último trimestre de 2019 con el primero de 2020, pues pasó del 10.4% al 9%. 

Otro de los datos destacables es que sólo el 59.8% de los poblanos consideran efectivo el actuar de la Guardia Nacional, lo que en comparación con las cifras nacionales coloca a la capital poblana por debajo de la media nacional, que fue de 69.1%. Y por lo tanto, Puebla queda en el top 10 de las evaluaciones más bajas para la Guardia Nacional. 

Finalmente, los dos principales problemas que identificó la población fueron: los baches en avenidas y calles (77.4%), y la delincuencia (76.8%).

Foto: Foto: Marlene Martínez

Entendiendo la percepción de inseguridad

El lunes 20 de abril, el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del estado de Puebla, realizó un conversatorio a través de su página de Facebook para discutir los resultados de la ENSU. 

Entre los puntos que se abordaron estuvo la construcción de la percepción de inseguridad. Israel Salomón Huerta, subcoordinador del Observatorio Ciudadano de Seguridad y Paz (OCSEPAZ), mencionó tres aspectos importantes que influyen en dicha percepción de inseguridad en las personas: 

  • Si hay victimización previa en algún tipo de delito
  • Las problemáticas de la ciudad en la que se vive (por ejemplo, el alumbrado público o baches en las avenidas)
  • Las fuentes de información que se consultan para saber de la seguridad pública en el municipio

Es por eso que Huerta considera que hay que revisar qué medios estamos consumiendo para informarnos. 

Por ejemplo, si estamos continuamente consultando noticias de nota roja, eso puede influir en nuestra percepción, por lo que es importante asegurarnos que esa información que consumimos proviene de medios confiables.

También puedes leer: Con datos sesgados y erróneos Barbosa justifica control de Seguridad Pública Municipal

Por su parte, Brenda Elguea, directora de información y atención ciudadana, mencionó que pasamos del primer lugar a nivel nacional en percepción de inseguridad al número 14, en parte, por un patrón de disminución que se observa generalmente durante este trimestre de cada año. 

También agregó que la incidencia delictiva y la percepción de inseguridad son indicadores que valoran diferentes cosas: en la primera, delitos denunciados en los que se inició una investigación, en la segunda, cómo percibe la ciudadanía el trabajo de sus autoridades. Es decir, son diferentes y, por lo tanto, complementarios al evaluar la inseguridad y el crecimiento de la delincuencia en una área geográfica determinada.

La especialista explicó que otro fenómeno que también debe considerarse es la cifra negra de los delitos, esto es, los delitos que no se denuncian. 

Finalmente, Luz Anyela Morales, coordinadora del OCSEPAZ y catedrática de la BUAP, dijo que “cuando hablamos de percepción de seguridad es importante porque se ve reflejado en la conducta de las personas”. Explicó que esto implica que si hay mayor percepción de inseguridad, habrá menos participación y cultura ciudadana, lo que disminuye la eficacia colectiva, concepto que se refiere a la capacidad que tiene la comunidad para hacer frente a distintas situaciones y problemas.

Respecto a las estrategias de seguridad implementadas en Puebla, Juan José Hernández López, director del IGAVIM, en entrevista para LADO B, consideró que para que sean buenas se deben identificar bien los riesgos relacionados a la comisión de delitos y jerarquizarlos, para saber cómo actuar, y eso es generalmente en lo que fallan las autoridades.

“Sí hubo un soporte desde lo estatal a lo municipal [en cuanto a apoyo en la seguridad], pero esto no significa que ya haya un éxito, una mejora. Las condiciones han sido oscilatorias, por lo que no hay una tendencia que te diga que todo va a la baja y a esto se va a sumar precisamente lo de la pandemia”.

Pues, a decir del especialista, la contingencia influirá en los indicadores ya que, al haber menor movimiento en las calles y negocios, también habrá una disminución en delitos como asalto a transeúnte o robo a negocio.

El 16 de abril pasado, el gobernador del estado, Miguel Barbosa, mencionó en un tweet que la disminución en la percepción de la inseguridad “es resultado de una estrategia integral y del buen desempeño del secretario de @SSPGobPue”; sin embargo, como menciona Hernández, para tener una noción más completa de cómo evoluciona el fenómeno de inseguridad en la capital, y la efectividad de las estrategias de seguridad implementadas por parte del gobierno estatal, se debe hacer una lectura de los datos que haya a partir del primer semestre del año (es decir, de enero a junio) para con eso tener una base de comparación con otros periodos.

Comparte
Dafne García