Vacunas, medios de detección y tratamiento; algunos avances médicos que se estudian a raíz del COVID-19
Especialistas en área de salud en todo el mundo han trabajado para ofrecer estrategias de prevención y seguimiento al coronavirus. Aquí las más importantes
Por Lado B @ladobemx
25 de marzo, 2020
Comparte
Axel Espinosa Chávez

@axelbeto

Actualmente el mundo pasa por una emergencia sanitaria debido a la pandemia de COVID-19. Como respuesta, especialistas del área de la salud en todo el mundo han trabajado para ofrecer estrategias de prevención y seguimiento del virus. 

Foto: Darko Stojanovic | Pixabay

Trabajo constante para encontrar una cura

El Ministerio de Defensa de China aseguró que investigadores de la Academia de Ciencias Médicas Militares había desarrollado con éxito un prototipo de vacuna para el coronavirus, por lo que el lunes 23 de marzo en China se realizaron las primeras aplicaciones de esta.

Así, la vacuna se aplicó a un centenar de voluntarios portadores del virus y se evaluarán los resultados en los próximos días. 

A la par, un grupo de científicos franceses del Instituto Mediterráneo de Infecciones en Marsella dieron a conocer que obtuvieron resultados exitosos en las primeras pruebas clínicas de una combinación de hidroxicloroquina y azitromicina, eliminado el virus en 36 portadores.

Los resultados publicados en el International Journal of Antimicrobial Agents, fueron calificados como “prometedores”, aunque los investigadores los toman con cautela pues la cantidad de personas a las que se les aplicó la prueba representan una muestra pequeña. 

Foto: Valelopardo | Pixabay

Por otra parte, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), alista un estudio clínico para probar la eficacia de un producto farmacéutico, creado por sus investigadores, como auxiliar en el tratamiento de personas enfermas de COVID-19. 

El medicamento, llamado “Transferon”, tiene como principio activo el extracto dializable de leucocitos, células presentes en la sangre que funcionan como un inmunomodulador; es decir, en casos de infecciones respiratorias, en los que el sistema inmune decae, este producto ayuda a subir su respuesta. Por lo que promete ser una alternativa para disminuir las complicaciones o incluso prevenir el coronavirus. 

Dicha prueba médica se realizará en los días siguientes a personas confirmadas con COVID-19 que presenten sintomatología respiratoria aguda no mayor a 72 horas.

Protocolos médicos de detección temprana

Después de analizar las primeras muertes en China, científicos del mismo país dieron a conocer con precisión que estas eran causadas por un nuevo virus perteneciente a la familia del Síndrome Respiratorio Agudo –SARS, por sus siglas en inglés–, por lo que lo dominaron SARSCoV2 o, como es mejor conocido, COVID-19 o coronavirus.

Tener identificado el factor genético del virus que afecta a las personas en un lapso corto de tiempo fue crucial para implementar un método de detección, esto es, tener una prueba que confirmara si una persona era portadora del virus o no. Esta acción fue aplaudida en rueda de prensa por Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues comentó que detectar los casos a tiempo ayuda a evitar la propagación.

Las pruebas de detección se realizan analizando esputos u otras secreciones respiratorias que se obtienen por mecanismos como los “aspirados” o “lavados nasofaríngeos”, así como también muestras de sangre. Una vez que las muestras llegan al laboratorio, el diagnóstico se obtiene en pocas horas.

Seguimiento oportuno del virus

Foto: Fernando Zhiminaicela | Pixabay

Especialistas en medicina y ciencia, principalmente de países asiáticos y europeos, continúan analizando el COVID-19 para encontrar una posible vacuna contra el virus en los seres humanos. Así, a la fecha, se han publicado más de 160 artículos en diferentes revistas y sitios web especializados en la materia, que abordan temas como tratamientos, diagnósticos y aspectos clínicos. Se pueden encontrar varios de ellos en PubMed.

Diferentes científicos y organizaciones como la OMS han dado a conocer una serie de medidas de protección para disminuir el contagio del coronavirus; coinciden en que mantener las superficies limpias reducen el riesgo de contraerlo. Además, si bien el virus es una amenaza para la población mundial, el 80% de las personas portadoras del virus presentan casos leves, por lo tanto representa una baja tasa de mortalidad.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx