Tras 50 años, desentierran corazón de la Zona Arqueológica de Izapa

Tras 50 años, desentierran corazón de la Zona Arqueológica de Izapa

Algunas de las piezas descubiertas en Izapa se exhiben en el Museo Nacional de Antropología, en la Ciudad de México, y en el Museo del Soconusco, en Tapachula, otras permanecen expuestas en su lugar de origen; estas últimas, a pesar de estar protegidas con techumbres han presentado algunos deterioros ocasionados por el intemperismo. Las afectaciones consisten en exfoliaciones e invasión de líquenes y hongos que crecen en grandes cantidades a causa del mismo entorno, explica el arqueólogo.

Foto tomada de Chiapas Paralelo
Chiapas Paralelo

El Instituto Nacional de Antropología e Historia informó que lleva a cabo el Proyecto de Investigación y Conservación de Izapa (PICI), mediante el cual se pretende devolver el esplendor a estos monumentos y al sitio donde se hallan, considerado uno de los más importantes en la región del Soconusco.

Actualmente el PICI se encuentra en la primera fase de conservación y ya se inicia la etapa de investigación para entender todo el desarrollo del periodo Clásico, que va de 250 d.C. a 1200 d.C. Otro interés del proyecto, explica el arqueólogo, ha sido retomar la investigación para conocer los desarrollos más tardíos del sitio; Izapa fue abandonado, durante el Posclásico Temprano. En investigaciones anteriores llamó más la atención el Preclásico, es decir, las etapas más antiguas, y los últimos periodos fueron dejados de lado, de manera que hoy no se conoce cómo fue la organización y desarrollo de Izapa durante el Clásico y Posclásico.

La Zona Arqueológica se encuentra cercana al volcán Tacaná, edificación que se eleva a 4,080 metros sobre el nivel del mar, en los límites de Chiapas con el Departamento de San Marcos, Guatemala.

Foto tomada de Chiapas Paralelo

Desde inicios del siglo XX, Izapa llamó la atención por sus majestuosas esculturas, por sus más de 30 monumentos de piedra esculpidos con escenas míticas que no se estudiaban desde la década de 1960.

El arqueólogo Alejandro Uriarte Torres, responsable del PICI, explica que los trabajos de restauración en este sitio arqueológico han permitido redescubrir el corazón de su arquitectura y atender problemáticas causadas en las edificaciones por la cercanía con el Tacaná, así como en los monumentos pétreos que se han visto afectados por el crecimiento de líquenes y hongos, con elevada actividad reproductiva por el clima húmedo que prevalece todo el año.

El corpus escultórico de Izapa es de 270 piezas, consistentes, principalmente, en conjuntos de estela-altar; entre 30 y 40 de ellos están labrados con bajorrelieves que describen escenas míticas, asociadas al ejercicio del poder por parte de antiguos gobernantes; estas piezas dieron origen al llamado “estilo Izapa”, el cual, se descubrió primero en dicho sitio, y hoy está identificado en otros asentamientos prehispánicos de Chiapas y Guatemala.

Continuar leyendo en Chiapas Paralelo

*Foto de portada tomada de Chiapas Paralelo

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.