Política de EU en deportaciones aumenta riesgo de propagación de coronavirus

Política de EU en deportaciones aumenta riesgo de propagación de coronavirus

Especialistas advierten el mayor riesgo de las personas migrantes de contener coronavirus debido a las políticas migratorias de Estados Unidos. El despacho jurídico del activista Jason Flores-Williams revisará la responsabilidad jurídica de la administración de Donald Trump.

Foto: Pixabay
María Ruiz y Vania Pigeonutt / En el camino | Pie de Página

La actual política migratoria del gobierno de Donald Trump incrementa el riesgo de contagio de coronavirus para las personas migrantes que buscan llegar a ese país, advierte el abogado estadounidense Jason Flores-Williams.

“La administración Trump ha creado una crisis humanitaria en la que más de 60 mil personas viven en campamentos insalubres mientras esperan que los tribunales de Estados Unidos juzguen sus casos de inmigración.

Flores-Williams lamenta que estas personas, en su intención de llegar a Estados Unidos, permanezcan en México debido a las políticas estadounidenses que califica como miopes y racistas.

“Estas personas simplemente están esperando enfermarse y morir. Ellos son como decimos en inglés, sentar patos. Y si eso no le molesta porque solo entiende el mundo ya que le afecta directamente, piense en el hecho de que estas personas regresarán a sus países de origen y propagarán el coronavirus en todo México y América Latina”, advierte.

“Si este virus nos ha mostrado algo, es que todos estamos conectados. Tenemos que hacer algo ahora por los miembros de nuestra familia en la frontera”.

Flores-Williams llama a la población a no olvidar a los migrantes que en la frontera buscan resolver su situación migratoria.

Foto: Rey R. Jauregui

“Si usted o alguien que conoce está en un campamento de migrantes y se siente impotente contra el coronavirus, puede contactar a esta oficina legal para discutir formas de responsabilizar a la administración Trump por mejorar las condiciones a lo largo de la frontera”.

Debido al coronavirus 10 países en América Latina cerraron fronteras. Canadá suspendió la llegada de vuelos internacionales y Estados Unidos impidió la llegada de aviones provenientes de Europa.

La especialista en migración Leticia Calderón Chelius explica que durante propagación del COVID-19 los migrantes son parte de la población más vulnerable. Se enfrentan al hacinamiento y al riesgo de perder sus solicitudes de asilo.

Distintas organizaciones y albergues para migrantes se pronunciaron contra el hacinamiento en estaciones migratorias. No poder salir de una estación les resta el derecho a decidir qué hacer ante una pandemia, explican.

Los administradores del albergue Casa Migrante Saltillo pidieron a la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero y al Instituto Nacional de Migración “tomar las medidas para permitir que la gente extranjera deje de ir a firmar cada semana”.

Leticia Calderón Chelius puntualiza que no se debe marginar a la población migrante, ya que en una emergencia como la actual se acentúa la importancia de la correlación.

Foto: Eneas de Troya | Flickr

“De su salud también depende la nuestra. Si a ellos no los revisan, si alguien se siente mal y no lo atienden, es una fuente de contagio para cualquiera. No considerarlos parte de la realidad territorial sería un error”, advierte.

Donald Trump planea regresar a todas los solicitantes de asilo y extranjeros que intenten entrar por la frontera con México debido al Coronavirus, según publicó el New York Times.

Este miércoles, Trump anunció que cerrará las fronteras con Canadá y que limitará la entrada en distintos puntos de la frontera con México.

Leticia Calderón recuerda el gran riesgo que representa para los migrantes que solicitan asilo que sean regresados  en su huída por la violencia.

“Que regresen a un escenario del cual están huyendo por razones de seguridad (es) ponerlos en una situación de evidente peligro porque habían logrado, además de entrar al país, que sus datos fueran aceptados, que eso no es cualquier cosa en Estados Unidos. En ese caso es muy fuerte porque es una pérdida de conquista en términos de Derechos humanos”.

El coronavirus se extiende por la región norte del continente americano. Hasta el 18 de marzo, la Organización Mundial de la Salud contabiliza más de 7 mil contagios en Estados Unidos y 97 personas fallecidas por la enfermedad. En En México, las autoridades reportaron que el número de contagios es de 118.

Este miércoles, la Secretaría de Salud informó que murió el primer mexicano contagiado por COVID-19 en territorio nacional.

La paradoja del cierre de fronteras de Guatemala

Este martes 17 de marzo el gobierno de Guatemala anunció el cierre de sus fronteras aéreas, terrestres y marítimas para extranjeros. Los únicos que pueden ingresar a su territorio son guatemaltecos o residentes permanentes. Sus fronteras serán vigiladas por el ejército de Guatemala y la Policía Nacional Civil.

Esto es una paradoja, dice la migrantóloga Leticia Calderón: “Ellos cierran y acaban fortaleciendo la política de contención (migratoria) que México les aplicó, es una locura.

El viernes 13 el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei pidió al Estado mexicano que no deportará guatemaltecos como medida preventiva para detener contagios, según datos de la agencia Reuters.

A pesar de las medidas, sin embargo, a lo largo de 621 kilómetros que comparte de frontera con México continúa el paso de personas de ambas naciones. Los habitantes en la franja fronteriza y comparten lazos familiares y de comercio, reporta Chiapas Paralelo.

Continuar leyendo en En el camino / Pie de Página

*Foto de portada: La Verdad Juárez

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.