En riesgo la inversión extranjera directa para Puebla
Es una de las contribuciones más importantes al PIB estatal además del turismo; deja una derrama económica semestral de $6 mil 615 millones aproximadamente
Por Lado B @ladobemx
29 de marzo, 2020
Comparte

Foto: Olga Valeria Hernández

Cristian Escobar

@crazo70

La economía de México se contraerá 5.2% en los primeros seis meses del año y, aunado a este desalentador comienzo, la caída anual acumulada se prevé que sea de 3.7%, debido a los costos económicos por la crisis del COVID-19, reveló en su reporte “The coronavirus will cause unprecedented shock to the global economy”, la calificadora estadounidense Moody’s Investors Service. 

El principal argumento de Moody’s para dar esa calificación ha sido “la exposición de México a la economía estadounidense y la débil respuesta de política del gobierno mexicano”. 

De forma conjunta, los precios del petróleo –el cual alcanzó en días pasados su precio más bajo en 18 años: $14.54 dólares por barril–, han alarmado a expertos, quienes comparten la visión de un panorama poco alentador para la economía mexicana. 

Para la maestra en Economía y coordinadora de la Licenciatura en Economía y Finanzas de la Universidad Iberoamericana Puebla, Mar Estrada Jiménez, quien habló con LADO B, el panorama poco favorable para la economía de México ya venía notándose con antelación.

“Antes de esto, había una desaceleración económica a nivel internacional que ya estaba predicha desde antes, así como una caída de la industria petrolera mundial por disputas geopolíticas recientes. Pero a raíz de los sucesos por el coronavirus, la economía mexicana puede tener impactos fuertes de manera directa como indirecta”.

Aunque la especialista precisó que actualmente no se ha visto el impacto económico real por la contingencia del COVID-19, pues estamos en una etapa relativamente temprana para que sus efectos se manifiesten a nivel macroeconómico, sí se puede realizar una aproximación del impacto que tendrá esta situación en la economía a corto plazo.

De manera indirecta, mencionó Estrada Jiménez, habrá un impactado en muchos de los productos utilizados en la industria manufacturera de México, ya que estos provienen en su mayoría de China. 

Por otro lado, de forma más directa, el impacto económico se va a ver reflejado en el cierre de algunos establecimientos, sobre todo en sectores como el turismo (ocupación hotelera) y entretenimiento (lugares presenciales como cines, teatros). De manera subsecuente, vaticinó, los pequeños comercios y empresas, es decir las MiPymes, se verán afectadas. Este sería el peor escenario, advirtió Estrada Jiménez, caer en una crisis donde suban las tasas de interés y muchas empresas quiebren, lo cual incrementaría el desempleo.

El contexto local

Aunado al turismo, el cual deja una derrama económica semestral de 6 mil 615 millones de pesos aproximadamente, a nivel estatal, uno de los contribuyentes más importantes al PIB de Puebla es la inversión extranjera directa. 

Para Estrada Jiménez este es un factor de riesgo importante, pues la contingencia por el COVID-19 puede ocasionar que este tipo de ingresos disminuya considerablemente. 

Del mismo modo, Estrada Jiménez resaltó las consecuencias en las micro, pequeñas y medianas empresas. “A nivel local, se afectaría al comercio formal e informal, sobre todo a las micro, pequeñas y medianas empresas, pues buena parte de estas se encuentran en el sector informal. Subsecuentemente, muchos dueños de este sector no garantizan las condiciones laborales de sus empleados, lo cual se traduciría a un gran número de despidos o falta de pagos. En el sector formal, la situación no cambia mucho, pues de alguna forma las empresas no podrán sostener el número de empleados que laboran en sus empresas”.

Foto: Olga Valeria Hernández

Medidas de amortiguamiento económico

Pero no todo está perdido. De acuerdo con Estrada Jiménez el mejor escenario es que exista un plan de contingencia que prevea cómo se va a manejar el gasto público, lo que en términos económicos se conoce como: “Medidas de amortiguamiento para crisis económicas”. 

En este sentido, cada país ha tomado medidas distintas según sus posibilidades e intereses. “Italia, por ejemplo, decidió exentar algunos impuestos; Alemania dio aperturas para créditos y mayor liquidez para las PyMe; en Estados Unidos se bajó la tasa de interés a casi 0 para evitar una inflación (que los precios no se “vayan al cielo”), [y se hizo una] inyección de 7 mil millones de dólares para amortiguar el impacto económico”, expuso Estrada Jiménez.

Sin embargo, en México no se cuenta con un respaldo económico como en el caso de Alemania e Italia (que tienen el respaldo económico de la Unión Europea), y tampoco tiene la misma solidez que la economía estadounidense. 

Ante este escenario, para la maestra en Economía lo importante será el tiempo de respuesta que puede tener el gobierno mexicano para generar medidas de amortiguamiento, si no queremos entrar en una crisis económica muy fuerte. “Hasta ahora no se ha visto cuál será el plan de trabajo, pero parece que la línea del gobierno federal será generar estas medidas a través de programas sociales para ayudar a cierto sector específico de la población”, puntualizó.

Foto: Marlene Martínez

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx