Lombardía, el sistema sanitario que la pandemia del coronavirus puso de rodillas
El sistema de salud italiano ocupa el cuarto lugar de eficiencia en el mundo. Y al interior de aquel país, el norte es de excelencia. Sin embargo, en las últimas semanas la pandemia de Coronavirus ha colapsado su capacidad.
Por Lado B @ladobemx
15 de marzo, 2020
Comparte
Lombardía, el sistema sanitario que la pandemia del coronavirus puso de rodillas

Foto: Marzio Toniolo

Cynthia Rodríguez | Pie de Página

Milán, Italia. Que la sanidad pública en Italia siempre ha sido de primer nivel, al menos en el norte del país, no era un secreto ni un título que no tuviera un respaldo.

Hace dos años, en 2018, la Clasificación Bloomberg sobre la Eficiencia de la Salud Pública en el mundo, que calcula con base en los datos del Banco Mundial, la OMS, ONU y el Fondo Monetario Internacional, mismos que analizan la relación entre costo y aspectativas de vida, colocó a Italia en el cuarto lugar, sólo después de Hong Kong, Singapur y España.

Mucho mejor que los sistemas sanitarios de otros países de Europa como Francia (al 13avo lugar), Reino Unido (35avo) y Alemania (45avo) o del mundo como Estados Unidos, colocado al lugar 54 y que mejoró sólo un poco con el llamado “obamacare”, Italia siempre se ha caracterizado por la capacidad de su respuesta del sistema sanitario ante una de las poblaciones más longevas del planeta.

Sin embargo, hoy ante la crisis del coronavirus, su sistema sanitario estrella, es decir, el de la Lombardía, está al borde del colapso.

El número de pacientes que a diario llegan y tienen que destinarlos a terapia intensiva los rebasa al punto que las autoridades lombardas han dicho que están “en un punto de no retorno”.

No salen las cuentas

Y es que hasta el día de ayer, cuando ya se contaban 21 mil 157 contagios y mil 441 muertos en todo el país, sólo esta región registró 11 mil 685 contagios y 966 víctimas. Una situación que la tiene al límite, pues a pesar de los esfuerzos que han iniciado las autoridades gubernamentales por abrir hospitales o adecuar otras estructuras, las cuentas no salen con el número de médicos que existen en la región para enfrentar el problema.

También puedes leer: Crónicas galas de una pandemia anunciada: Que comience el encierro

Ayer sábado, había 732 pacientes en terapia intensiva. De éstos, 85 habían tenido que mandar a reanimación durante las últimas 24 horas. Un aumento del 50% respecto al día anterior, cuando se presentaron sólo 45 casos para mandar a cuidados intensivos.

“Estamos recuperando de 15 a 20 puestos al día, pero estamos cerca al punto de no retorno”, dice el asesor de la región Giulio Gallera, quien explica que la “recuperación de puestos”, son los que estaban dedicados a pacientes con ictus, infartos, accidentes viales y terapias post operatorias.

Durante esta crisis, es decir, en los últimos 22 días, en toda la Lombardía se han recuperado 376 puestos para terapia intensiva, entre hospitales públicos y privados.

A mitad de febrero, antes de descubrir el foco de contagio en la localidad de Codogno, la región contaba ya con 724 camas de reanimación. Con la emergencia se ha llegado a 1 mil 100, de los cuales, 890 están destinadas únicamente a enfermos Covid-19.

“Un esfuerzo increíble, porque se utilizan los corredores, las salas operatorias, las salas de recuperación… Cualquier solución que sea útil para encontrar algún lugar”, subraya el gobernador, quien reconoció existe una preocupación altísima.

Hace dos días se dio a conocer que en lo que es un centro de exposiciones en Milán, conocida como Fiera City Life, se está trabajando con carácter de urgente para abrir en los próximos días un hospital especializado en esta nueva enfermedad.

Sin embargo, la semana pasada habían alistado un hospital militar ubicado en la periferia de esta ciudad, específicamente para los pacientes de coronavirus. Pero han tenido ya varios problemas porque médicos y enfermeras militares comenzaron a contagiarse.

Un ejemplo de cómo la emergencia se combate en dos frentes: las estructuras y el personal. Porque mientras se construyen o adaptan estructuras para convertirlas en hospitales, la búsqueda del personal no para.

Actualmente, un total de mil 600 trabajadores sanitarios han solicitado integrarse a las filas de esta región. De éstos  ya han sido evaluados 692. Entre los que se encuentran médicos especialistas, 137 en vías de especializarse, 74 apenas egresados de Medicina y 323 enfermeros.

“Pero como muchos también han renunciado y nos están creando más retardos, tenemos que dar entrada a los médicos extranjeros. Por el momento de Venezuela, Cuba y China, quienes superados los problemas de equiparar sus carreras, podrán trabajar de inmediato”, señaló Fontana.

El problema en esta región siguen siendo las ciudades de Bérgamo y ahora Brescia. Ahí hay más de 4 mil personas en cuarentena y en donde desde hace ya varios días no hay lugar para más enfermos.

Por ejemplo, en la comunidad de Nembro, provincia de Bérgamo, que tiene 11 mil habitantes, se han muerto 70 personas en 12 días. Un desastre.

Ayer tuvieron que mandar dos pacientes al hospital del Palermo, en Sicilia. Un signo que contrasta con lo que siempre ha sido, que los del sur van al norte para curarse. Pero ayer los del norte, tuvieron que recurrir al sur porque en el norte ya no hay ni espacios ni médicos libres.

La ciudadanía sabe de los esfuerzos que los médicos y enfermeras de este país están haciendo. Por eso, ayer nuevamente la gente en varias partes del país se asomó a sus ventanas para aplaudirles por todo el trabajo de estos días.

El cuadro que el artista veneciano Franco Rivolli pintó en estos días, donde una doctora o enfermera abraza al país ya desfallecido, se ha convertido en la imagen de esta tragedia.

 

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx