Lo que debes saber sobre la modernización del transporte público en ocho puntos
Y que a unos días de que se venza el plazo para la modernización prometida por el gobierno del estado hay dudas de que los concesionarios puedan cumplir
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
02 de febrero, 2020
Comparte

Ilustración: Gogo

Cristian Escobar 

@crazo70

Con la promesa de garantizar un transporte público seguro y de calidad desde el 12 de octubre del año pasado, el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Movilidad y Transporte, llegó a un acuerdo con los transportistas para dignificar y renovar el parque vehicular, a cambio del aumento de 2.50 pesos a la tarifa, tanto en microbuses como en vans (combis).

Desde ese momento se dio un plazo de 120 días para acatar lo acordado. 

Sin embargo, a nueve días de que se revise el cumplimiento de este acuerdo, que tiene como fecha fatal el 12 de febrero, todo parece indicar que los resultados no serán los esperados por el gobierno y la ciudadanía.

Grupos de transportistas ya han adelantado que solicitarán una prórroga para el cumplimiento de las medidas acordadas, argumentando que el costo de inversión en la renovación de unidades ronda los 36 mil pesos por unidad y no puede ser cubierto en el plazo de los 120 días. 

No obstante, el subsidio otorgado a 4 mil 34 concesionarios (de los 5 mil 730 presupuestados) con motivo de la compensación por los descuentos de estudiantes, los concesionarios siguen considerándolo insuficiente para cumplir con la modernización de las unidades.

El titular de la Secretaría de Transporte, Guillermo Aréchiga Santamaría, ha reiterado en múltiples ocasiones que no se dará ningún plazo en esta decisión y que, de no cumplir con los acuerdos antes del 12 de febrero, los transportistas serán acreedores al retiro de sus unidades, además de la revocación de la concesión.

La futurista Puebla del siglo XXI y su modernizado transporte público. 
Ilustración: Gogo

A nueve días de que se cumpla el plazo, te contamos ocho cosas que debes saber sobre la prometida modernización de este transporte público de ensueño:

  1. Todas las unidades del transporte público deberán contar con sistema GPS, cámaras de video vigilancia y botones de pánico. En el caso de los microbuses, estos deberán contar con dos cámaras; mientras que para las vans, la designación será de una por vehículo. 
  2. El botón de pánico deberá estar vinculado en tiempo real al Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (c5), de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, con el fin de proporcionar respuesta inmediata en caso de algún incidente que atente contra los usuarios. 
  3. Para permitir el monitoreo en tiempo real, las unidades deberán contar con servicio de internet en todo momento
  4. Las unidades deberán contar con un regulador de velocidad, así como un contador de pasajeros.
  5. Los descuentos para personas con discapacidad y adultos mayores se mantendrán sin cambios (para adultos mayores el precio del servicio público es de 4.00 pesos y para las personas con discapacidad es gratuito).
  6. Los estudiantes que utilicen vans o microbuses pagarán 5.50 y 6.00 pesos, respectivamente.
  7. Con el propósito de contar con conductores profesionales y confiables, se reforzarán los filtros de selección de los operadores de las unidades de transporte público (deberán presentar carta de antecedentes no penales) y tendrán una capacitación periódica, la cual consistirá en talleres sobre movilidad segura y sustentable, así como medidas preventivas para combatir el acoso sexual dentro de las unidades.
  8. Un día después de vencerse el plazo (13 de febrero) se realizarán operativos en todo el estado en el que se revisarán, mediante módulos de vigilancia, todas las unidades  de transporte de la entidad para verificar el cumplimiento de las anteriores medidas. Los operativos serán diarios y la aplicación de la sanción será inmediata.

 

Actualización: 4 de febrero de 2020

Sumado al anterior grupo de transportistas, nueve rutas –que representan alrededor de 400 transportistas integrantes de la Alianza de Transporte de Puebla y la Unión de Transportistas del Estado de Puebla– interpusieron, desde el mes de diciembre, juicios de amparo argumentando falta de recursos. Aunado a esto, esperan que se sumen más concesionarios, a fin de presionar a las autoridades a tomar medidas distintas para mejorar el transporte, pues argumentan que las actuales no son funcionales

Comparte
Ernesto Aroche Aguilar