Esta área cerebral tiene una función especial en el estado de conciencia
Investigadores han encontrado vínculos entre la estimulación del tálamo lateral central de un macaco y la capacidad de experimentar sensaciones conscientes
Por Lado B @ladobemx
23 de febrero, 2020
Comparte

Descubren que el tálamo lateral central tiene una función primordial en la conciencia. / Foto: Pixabay

María Marín | Agencia SINC

Los expertos en neurociencia llevan años preguntándose en qué parte del cerebro surge la conciencia, es decir, la capacidad de experimentar sensaciones internas y externas. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista Neuron indica que un área específica del cerebro –el tálamo lateral central– parece desempeñar un papel clave.

Estudios previos, incluyendo algunos en humanos, sugerían que ciertas áreas, como la corteza parietal y el tálamo, estaban involucradas en dicha capacidad y destacaban la comunicación ellas. “Decidimos ir más allá del enfoque clásico, que estudiaba la actividad de cada área de una en una”, dice Yuri Saalmann, profesor de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE UU) y autor principal. “Grabamos múltiples áreas al mismo tiempo para ver cómo se comportaba toda la red”, añade.

Según los autores, la corteza cerebral tiene seis capas que desempeñan diferentes papeles en el procesamiento y la comunicación neuronal. “Utilizamos sondas laminares que pueden abarcar las capas corticales y grabar desde todas ellas simultáneamente”, explica a SINC Michele Redinbaugh, estudiante de posgrado en el departamento de psicología de la institución estadounidense y autora del trabajo.

Para llevar a cabo la investigación, los científicos utilizaron macacos como modelo animal. / Foto: christels en Pixabay

Así consiguieron limitar las partes del cerebro que eran importantes y las vías de comunicación de las capas que estaban más vinculadas a la conciencia. También descartaron otras áreas que anteriormente se habían relacionado con ella.

Animales despiertos de la anestesia

Para llevar a cabo la investigación, los científicos utilizaron macacos como modelo animal y los estudiaron despiertos, dormidos y anestesiados. Estimularon el tálamo lateral central, que se encuentra en el centro del cerebro anterior (prosencéfalo), con unos electrodos más pequeños de lo habitual, diseñados específicamente para esta prueba.

“Nuestros electrodos tienen un diseño muy diferente”, apunta Saalmann. “Están mucho más adaptados a la forma del cerebro que queremos estimular. También imitan con más detalle la actividad eléctrica que se tiene un sistema normal y saludable”, aclara.

Continuar leyendo en Agencia SINC

*Foto de portada: Pixabay

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx