El proyecto del nuevo hospital de San Alejandro nunca tuvo permisos de...

El proyecto del nuevo hospital de San Alejandro nunca tuvo permisos de construcción: ASF

Foto: Animal Político
Ernesto Aroche Aguilar

El proyecto de construcción del nuevo hospital general San Alejandro sobre los cimientos y el edificio a medio construir del Centro Internacional de Medicina (CIMA), además de las irregularidades que impidieron su conclusión, también arrastra una serie de irregularidades en el proyecto que fueron señaladas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En análisis del gasto destinado al proyecto en 2018, la ASF detectó que no se contaban con las licencias y permisos de construcción correspondientes, pues nunca se tramitaron, ni se solicitaron los estudios de Impacto Ambiental obligatorios.

El reporte de la ASF que este jueves 20 de febrero fue presentado a la Cámara de Diputados, como parte del análisis de la Cuenta Pública federal 2018, también señala que la obra se lanzó a concurso sin que se tuvieran los estudios y proyectos arquitectónicos y de ingeniería, especificaciones de construcción, normas de calidad y el programa de ejecución totalmente terminados.

En conclusión, la ASF exhortó al órgano interno de control del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a que “realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo” con base en la auditoría realizada.

En el documento, la Auditoría señala que la obra se suspendió desde hace un año, el primero de marzo de 2019, y no tiene, aún, fecha de reanudación pues el IMSS no realizó una correcta evaluación de las propuestas de construcción recibidas, lo que provocó que una de las empresas que compitieron en la licitación se inconformara con la asignación del contrato.Y no era un contrato menor. La obra fue licitada en mil 914 millones de pesos.

La ASF sostiene que “el IMSS llevó a cabo una deficiente planeación, programación y presupuestación de la obra” lo que ha traído como consecuencia el incumplimiento de las metas establecidas en el estudio de costo-beneficio, y el plazo de ejecución señalado en el contrato, del 11 de julio de 2018 al 10 de mayo de 2020, fecha en que se consideraba que entraría en operación dicho Hospital.

El hospital San Alejandro, que quedó inútil tras el sismo de septiembre de 2017, daba atención a más de la mitad de los derechohabientes que tiene el IMSS en Puebla, una cifra que supera el millón 261 mil personas.

Acá la historia de cómo fue el proceso de compraventa del terreno CIMA y las irregularidades en torno a la construcción inconclusa del nuevo San Alejandro: IMSS gastó 427 mdp para construir hospital en Puebla; dos años después no hay nada.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.