Ciudad Universitaria de la BUAP concentra 14% de especies de aves del país
De 595 especies de aves que existen en el estado, 27% de ellas se encuentran en CU. A nivel nacional, esto representan el 14% del total
Por Lado B @ladobemx
28 de febrero, 2020
Comparte

Foto: Cortesía

Cristian Escobar

@crazo70

En las áreas verdes de Ciudad Universitaria (CU), en Puebla, se encuentra concentrado el 27% de todas las especies de aves que hay en el estado. A nivel nacional, representan el 14%. 

Es difícil imaginar que en Puebla, la quinta ciudad más habitada de México con más de un millón y medio de personas, se encuentra una de las áreas verdes urbanas con mayor biodiversidad de todo el país, la cual es, además, un campus universitario. 

Aunque en la ciudad de Puebla destacan áreas verdes como: el Parque Ecológico, Los Fuertes, el Paseo Bravo, el parque Juárez o el parque del Arte, ninguno de estos espacios contiene la densidad de especies de aves como sí lo tiene el campus universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). 

La importancia de las áreas verdes urbanas como Ciudad Universitaria

Según John Marzluff, profesor de ciencias de la vida silvestre en la Universidad de Washington, una de las consecuencias medioambientales de la urbanización (entiéndase la  concentración de poblaciones humanas en ciudades y megalópolis) es la división de la diversidad biológica, su posterior aislamiento y, de manera paulatina, su pérdida.

No obstante, en las grandes ciudades existen las llamadas «áreas verdes urbanas»: espacios importantes para la purificación del aire de las urbes que ayudan a reducir la contaminación atmosférica, así como a regular el microclima local. Aunado a eso, algunas de estas áreas son el hábitat de insectos, pequeños mamíferos y aves, como en el caso de CU.

Según mencionó en entrevista para LADO B el académico de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP, José Antonio González Oreja, las cien hectáreas del campus, albergan aproximadamente 160 de un total de 595 especies de aves que se han registrado en el estado de Puebla.

Entre las aves más representativas de CU se encuentran aves del tipo terrestre como el gorrión doméstico, la matraca de Balsas, el pinzón mexicano y el pampamoscas cardenalito; así como aves acuáticas como el zanate mayor, la garza blanca, la garza dedos dorados y el pato de collar.

Foto: Cortesía

La diversidad de aves en México, Puebla y CU en cifras

Comparando estas cifras, según datos actualizados en 2019 de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) existen en territorio mexicano un total de mil 119 especies de aves, entre las que residen todo el año en México, las que transitan indistintamente por el territorio y las que migran aquí desde otras regiones.

En el contexto estatal, según este mismo estudio de la Conabio titulado La Biodiversidad en Puebla, estas 595 especies en Puebla, representa el 53% de la diversidad de aves en todo el país.

De esas 595 especies en el estado, el 27% de la diversidad de aves se encuentra en CU. Esto quiere decir que a nivel nacional, las aves del Campus Universitario de la BUAP, representan el 14%  (es decir, 160 especies) de la diversidad aviaria del país.

Foto: Cortesía

¿Por qué las aves prefieren CU?

González Oreja refirió que las aves del campus universitario han encontrado ahí un ecosistema autosuficiente, producto –en parte– de la enorme diversidad vegetal del Jardín Botánico, y la existencia del lago en la facultad de Arquitectura, lo que las ha llevado a instalarse de forma casi permanente.

Al ser cuestionado sobre cuál debe ser la injerencia de la universidad al convivir con estas especies, González Oreja mencionó que junto con su equipo intentan brindarle atención veterinaria a las aves que presentan alguna lesión, en el Hospital de Pequeñas Especies que también se encuentra dentro del campus. 

Por otro lado, la intervención humana no puede ser excesiva, como mencionó el académico: «Debemos pensar que las aves son capaces de hacer su vida, estemos nosotros o no. Es entendible que algunas personas se sientan atraídas por algunas especies e intenten alimentarlas; pero las aves no necesitan a las personas que conviven en el campus. Ellas mismas buscan su alimento».

 

**Contenido patrocinado**

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx