Puebla, el municipio más peligroso para peatones y ciclistas  
Mientras el Cabildo suspende las intervenciones que buscan resguardar su seguridad, se dio a conocer que en 2019 murieron 56 personas en hechos de tránsito
Por Lado B @ladobemx
16 de enero, 2020
Comparte

Foto: Marlene Martínez

Dafne García

@dafnebetsabe2

Mientras el debate acerca de los bolardos y la exigencia de que se presenten estudios que sustenten las intervenciones realizadas en el centro histórico continúa, activistas hacen hincapié en que es vital para la seguridad vial que no se detengan este tipo de intervenciones. 

Por otra parte, datos recopilados por integrantes de Céntrico revelan la muerte de 56 personas en el municipio de Puebla durante 2019, ubicándolo como el más letal del país para peatones y ciclistas.

El proyecto niunamuertevial, realizado por el grupo de especialistas en movilidad urbana Céntrico, se ha encargado desde enero de 2019 de recopilar, a través de notas de medios en línea, casos de peatones y ciclistas fallecidos por hechos de tránsito sucedidos en el país.

En entrevista para LADO B, Xavier Treviño Theesz, codirector en Céntrico, dijo que dicho proyecto nace después de que Manu Vara (activista y servidor público en la Secretaría de Movilidad del municipio de Puebla) fuera atropellado en noviembre de 2018 mientras iba a su trabajo en bici. “Entonces armamos la idea de: vamos a recordar a las víctimas”. Así, consideraron que era necesario ya que, por lo general, las víctimas de estos hechos son olvidadas.

“Creo que es un tema de memoria. Entonces un poco lo que pensamos era que valía la pena empezar a recordar a las víctimas, así empezó”. A partir de diciembre empezaron a publicar en Twitter los casos que iban juntando; luego, tuvieron un mes para definir bien la metodología que se utilizaría para crear la base de datos, explicó.

Este proyecto es valioso porque entre los datos que recopila están: latitud y longitud del punto donde sucedió el atropellamiento, hora del atropellamiento, zona metropolitana, tipo de vía, tipo de entorno físico del punto del atropellamiento. Este tipo de datos son relevantes puesto que, como mencionan en el sitio web del proyecto, de esta manera se puede “explicar los factores que podrían haber causado el atropellamiento mortal”.

De acuerdo con la base de datos actualizada y compartida a LADO B (tal como se muestra en la siguiente tabla), de enero a diciembre de 2019 se registraron 56 muertes por hechos de tránsito; la mayor parte de las víctimas eran peatones (50), lo que coloca al municipio de Puebla como el más peligroso entre los 697 municipios del país documentados, seguido de León, Juárez y Monterrey. Por otra parte, los meses con más incidentes fueron octubre, marzo y abril.

A nivel estatal se registraron 138 casos, lo que coloca a la entidad como la séptima con más muertes, los primeros tres lugares fueron ocupados por los estados de Guanajuato, Edomex y Veracruz. Igualmente, los meses con más hechos fueron abril, marzo y octubre.

Para Xavier Treviño la ventaja de niunamuertevial es la inmediatez, no tienen que esperar el reporte anual o bianual del INEGI sobre muertes por  hechos de tránsito, y registran detalles específicos de cada evento, indispensables para el diseño de políticas públicas en tema de movilidad y protección de peatones y ciclistas.

Por cierto, de acuerdo con INEGI, de 2016 a 2018 en Puebla hubo 584 víctimas mortales por hechos de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas, y 6 mil 062 personas lesionadas.

Sobre personas lesionadas Céntrico no tiene datos, aunque “si tuviéramos tiempo y recursos también podríamos hacer ese recuento”, pues hay “una gran cantidad”, reconoce Treviño. Y agregó que también es tarea del diseño vial y de los bolardos proteger de las lesiones y reducirlas.

Más allá de los bolardos, la urgencia de no detener los proyectos de mejora de seguridad vial

Foto: Marlene Martínez

Debido a la presión de varios regidores, el viernes 10 de enero el Cabildo decidió detener la colocación de bolardos, maceteros y biciestacionamientos en el centro histórico, que es parte de la estrategia de seguridad vial en el municipio, y dieron 20 días para que se hagan públicos los estudios en los que están basadas dichas intervenciones. 

Dicha resolución causó descontento, especialmente entre activistas. 

Mediante un comunicado del 13 de enero, el Consejo de Movilidad Puebla dio a conocer que la Secretaría de Movilidad no les presentó todo el proyecto a ejecutar, por lo que no pudieron hacer recomendaciones técnicas desde su planeación; que la comunicación y socialización no fue la adecuada, y también hizo un llamado a la Secretaría de Movilidad a transparentar los estudios realizados, así como a garantizar el derecho a la información. 

Sin embargo también hizo un llamado a las autoridades para “corregir, pero no detener los proyectos de consolidación de zona 30 en Centro Histórico y de Entornos Seguros”.

En entrevista para LADO B, Claudia Orea Berra, integrante del Consejo de Movilidad Puebla, hizo énfasis en que “no todas las intervenciones, como dice la opinión pública, están mal. Habrá algunas que sí se tengan que revisar, habrá algunas que sí se tengan que corregir, pero en su mayoría son intervenciones que cambian el paradigma de darle prioridad al carro en el diseño de las ciudades, por uno centrado en las personas”. 

Dichas intervenciones, explicó, le dan seguridad al peatón para moverse, por lo que el Consejo está a favor de que se revisen y haya una mejora continua con seguimiento para garantizar que está funcionando.

Y aunque la queja general de algunos regidores, y de parte de la población, es que las intervenciones que se estaban llevando a cabo en Puebla no cuentan con estudios que las justifiquen, sí se han realizado estudios previos, como el realizado y publicado recientemente por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

Por su parte, los regidores de Morena, Luis Acosta y Libertad Aguirre han insistido en que se hagan públicos los estudios de las intervenciones realizadas en el centro y piden que se separe de su cargo a la secretaria de Movilidad, Alejandra Rubio Acle, para que se investiguen los procesos de licitación de bolardos y del mobiliario instalado, como macetas.

LADO B solicitó entrevista con Rubio Acle; no obstante, no quiso dar entrevista hasta que pasaran los 20 días que se le dieron para presentar los estudios de movilidad solicitados por los regidores.

Hasta el momento, los únicos datos respecto a las intervenciones en el centro que se han dado a conocer fueron a través de un boletín de prensa publicado el 8 de enero, donde se especifica que para la consolidación de la zona 30 en el Centro Histórico se hizo una inversión de 3 millones de pesos, que se traduce en “la instalación de monitores de velocidad, la colocación de señalamiento horizontal, bolardos, biciestacionamientos y macetas”.

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx