Puebla, con la peor democracia institucional del país
Según el Índice de Desarrollo Democrático 2019, Puebla es el estado peor evaluado en democracia institucional y el sexto peor en términos generales
Por Lado B @ladobemx
22 de enero, 2020
Comparte
Julio Sandoval

@jota_sand

Pese al cambio de partido político en el poder, las irregularidades en las designaciones en puestos clave para hacer contrapeso político al Gobierno del estado han evidenciado que en Puebla la democracia es débil. 

La entidad poblana tiene la peor democracia institucional de México de acuerdo con el Índice  de Desarrollo Democrático (IDD-Mex) 2019, presentado hoy por representantes de la Fundación Konrad Adenauer de México, del Instituto Nacional Electoral (INE), de la Confederación USEM y de la consultora política PoliLat.

El estudio, que se compone en un 90% del análisis de datos duros (estadísticas oficiales o datos obtenidos por metodología del IDD-Mex) y en un 10% del análisis de la percepción de la ciudadanía (encuestas y entrevistas), indica que en esta dimensión –democracia institucional–, en la que se evalúa la eficiencia y calidad del sistema institucional y político, la rendición de cuentas y el balance de poder interinstitucional, Puebla se encuentra en el último lugar del ranking, descendiendo seis posiciones (26°º al 32º) con respecto al año anterior.

En el ranking general, el cual considera también otros rubros como democracia ciudadana, democracia social y democracia económica, Puebla se mantuvo como el sexto peor evaluado (27°) en relación con 2018.

Foto: Marlene Martínez

En contraste, la democracia ciudadana, en la cual se evalúa el respeto a los derechos y libertades civiles, así como el compromiso ciudadano, Puebla subió 11 posiciones (del 27º al 16º); en democracia social, la cual toma en cuenta los resultados de la gestión pública para obtener bienestar y equidad, ascendió un lugar (del 30º al 29); y en democracia económica, que evalúa la competitividad económica en la población, subió dos lugares (del 14º al 12º).

El coordinador del Observatorio de Calidad Democrática de la Universidad Iberoamericana de Puebla, Roberto Alonso, dijo en entrevista para LADO B que los cambios que se dieron en los rankings responden a la inercia del gobierno autoritario que se tuvo durante el morenovallismo.

Alonso explicó que, por ejemplo, en el caso de la democracia institucional, empeoró por la captura de dependencias e incluso órganos autónomos, que prácticamente eran una extensión del Poder Ejecutivo. Y en cuanto a la democracia ciudadana, social y económica, mejoraron por tener este antecedente de autoritarismo, que hizo que la ciudadanía tuviera más claridad respecto a la importancia de los derechos civiles y políticos y de la participación en los asuntos de la vida pública para tener un mayor desarrollo democrático. 

La categorización

Para obtener dichos resultados, el IDD-Mex otorga más puntos a las entidades que demuestran mejores resultados en los diferentes indicadores con los que se evalúa cada rubro, y de acuerdo con el resultado numérico categoriza a los estados en: alto desarrollo democrático, desarrollo democrático medio, bajo desarrollo democrático y mínimo desarrollo democrático.

Es por eso que a pesar de mantenerse en la misma posición en el ranking general, Puebla obtuvo más puntos de calidad, por lo que pasó de un desarrollo democrático mínimo a uno bajo. Por otro lado, la democracia ciudadana y la económica se evaluaron en nivel medio; la democracia social en bajo, y la democracia institucional en mínimo.

Roberto Alonso mencionó que es lamentable que la entidad poblana aparezca de nueva cuenta en la posición 27 del ranking. Además, señaló que la variación que permitió a Puebla subir de categoría fue de apenas unos puntos, lo que hace que esté más cerca de un mínimo desarrollo democrático que de un bajo desarrollo democrático. 

“No hay nada que celebrar, hay mucho que lamentar, y sobre todo hay mucho que trabajar”, dijo el académico.

“Espero que este estudio se entienda y se utilice como un instrumento que permita analizar y discutir en la sociedad los aciertos, defectos, avances y retrocesos en el funcionamiento de la democracia en cada uno de los estados, pero que también promueva la interacción y la responsabilidad de los ciudadanos en la construcción de su democracia”, mencionó el director de la Fundación Konrad Adenauer de México, Hans-Hartwig Blomeier, durante la presentación del estudio.

 

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx