Brasil: los asesinatos de líderes indígenas en la Amazonía alcanzan su nivel más alto en dos décadas
Hasta diciembre de 2019, siete líderes indígenas fueron asesinados, esto lo convierte en el año más mortífero para los líderes indígenas en dos décadas
Por Lado B @ladobemx
07 de enero, 2020
Comparte

Manifestaciones delante del edificio del gobierno en Brasilia el 7 de diciembre, después de la muerte de los líderes indígenas de la etnia Guajajara. Foto: Tiago Miotto/Cimi

Shanna Hanbury | Mongabay Latam

Un joven indígena Guajajara fue encontrado muerto con múltiples puñaladas el viernes 13 de diciembre en la Amazonía brasileña, lo que convirtió al 2019 en el año más mortífero para las personas indígenas desde 2016 con un total de diez asesinatos.

Según la hermana de la víctima, Lucivânia Guajajara, el cuerpo de Erisvan Guajajara, de 15 años, fue encontrado en un campo de fútbol en la localidad de Amarante, en el estado nororiental de Maranhão. “Lo que le hicieron fue una atrocidad. No había nada de sangre donde lo encontraron. Lo mataron en otro lugar y tiraron allí su cuerpo”, dijo a Mongabay. También informó sobre el asesinato el Consejo Indígena Misionero (CIMI), una ONG vinculada a la Iglesia Católica.

Es la última muerte en una creciente ola de violencia contra la población Guajajara y los pueblos indígenas en general en la Amazonía brasileña en 2019. Según datos de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), una sección de la Iglesia Católica de Brasil, un total de 10 personas indígenas fueron asesinadas en 2019; siete eran líderes indígenas.

“¡Otro crimen brutal contra la población Guajajara!”, dijo en Twitter Sônia Guajajara, coordinadora ejecutiva de la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB).

El 7 de diciembre, fueron asesinados dos líderes de la etnia Guajajara en un tiroteo —Firmino Silvino Guajajara y Raimundo Bernice Guajajara. En el mismo ataque, otras dos personas resultaron heridas por disparos —Neucy Vieira y Nico Alfredo.

“Somos humanos, no merecemos morir así”, dijo Magno Guajajara, un testigo del ataque y pariente de los fallecidos, en un audio de WhatsApp enviado a Mongabay. Los líderes volvían a su aldea en motos después de asistir a una reunión con una empresa de suministro en el momento del ataque. “La gente de las localidades de los alrededores tiene contra nosotros, la población indígena, esta rabia, este odio, este prejuicio, esta intolerancia”, dijo. “Y estamos pagando por ello con nuestras vidas”.

Estos ataques llegan poco después del asesinato de otro líder Guajajara, Paulo Paulino Guajajara, quien era miembro de “Los Guardianes del Bosque”, un grupo de 120 indígenas de la etnia Guajajara que arriesgan sus vidas para luchar contra los taladores ilegales en la reserva indígena de Arariboia —uno de los territorios indígenas más amenazados del país, donde vivían Paulo Paulino y Erisvan— y para proteger al aislado pueblo Awá.

Según Mídia Índia, un colectivo de comunidades indígenas de varias etnias, después del último ataque, los líderes de la etnia Guajajara convocaron una reunión en la aldea indígena El Betel en Maranhão para debatir estrategias de supervivencia y maneras de presionar a las autoridades sobre el creciente número de fallecidos. Se celebró una audiencia pública con funcionarios del gobierno para combatir el aumento de la violencia contra su población, dijo Mídia Índia.

Continuar leyendo en Mongabay Latam

*Foto de portada: Tiago Miotto/Cimi

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx