Demandan protección para búsqueda en vida de personas desaparecidas
Colectivos de familiares de desaparecidos en 22 estado del país exigen al gobierno federal protección para continuar sus averiguaciones
Por Lado B @ladobemx
04 de diciembre, 2019
Comparte

Foto: José Ignacio de Alba

José Ignacio de Alba y Daniela Rea | Pie de Página

En el Monumento a la Madre hay una cruz de unos 20 metros pintada sobre el suelo; en los macetones y los muros hay letreros que dicen: “Ni una más”. El sitio se ha convertido en el punto de encuentro de las madres de los desaparecidos. Hoy, fue el turno de una veintena de organizaciones que piden al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador más protección para realizar sus pesquisas.

“Que nos dé protección federal para poder realizar la búsqueda de personas en vida”, dice Lucía López Castruita, originaria de Torreón, Coahuila, y una de las convocantes a la jornada.

La mujer busca a su hija, Irma Claribel Lamas López. Señala que desde septiembre pidió ayuda del gobierno federal para realizar pesquisas en reclusorios, hospitales y otros sitios donde pudieran estar sus familiares. Pero hasta el día de hoy el gobierno se la ha negado.

“Karla Quintana (comisionada nacional de búsquedas) y Enrique Irazoque Palazuelos (director de acciones de búsqueda), nos dijeron rotundamente: ‘no hay seguridad federal’”.

— ¿Con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto les daban el apoyo?

— No comparo los gobiernos, porque no soy partidaria de ninguno. Pero no teníamos problema con este tipo de seguridad, con este tipo de seguridad para las búsquedas en vida.

La mujer explica que ni su colectivo, Voz que clama Justicia por Personas Desaparecidas, ni los otros confían en la seguridad que les puedan brindar las autoridades locales, pues en muchos de los casos están involucradas directamente en los casos de desaparición.

Foto: José Ignacio de Alba

La hija de Lucy López desapareció en 2008 en Torreón, cuando la chica tenía 17 años. La madre cree que la muchacha cayó en una red de trata de personas.

Desde entonces, ella ha hecho un largo periplo por encontrar a su hija: en hospitales, cárceles y plazas de todo el país. Por ahora, su largo caminar está en pausa: la crisis de seguridad en el territorio mexicano la obliga casi a detener su investigación.

“Todo lo que tiene Seido (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada) sobre el caso de mi hija es por que yo se los he dado”, resume.

Con ella se encuentran los familiares de otros desaparecidos que vienen de 22 estados, de diferentes colectivos.

Continuar leyendo en Pie de Página

*Foto de portada: José Ignacio de Alba

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx